Por qué Pujol ya es indepe.

Muestra el corazón tóxico del nacionalismo: “nos quieren chafar”.

pujol 2

Desde 2006 Jordi Pujol es abiertamente separatista. El fondo semántico donde crece su pensamiento tiene dos elementos: “el nacionalismo es Cataluña”, y “Cataluña es totalmente distinta al otro, que es España“.

En este ámbito mental, Pujol utiliza otros dos argumentos para saltar al independentismo:

1) “Lo hemos intentado todo por España, pero no nos quieren”. No somos culpables.

2) “Lo que quieren de verdad es aniquilar a Cataluña”. Somos víctimas.

Con motivo de la presentación de su último libro, el ideólogo del nacionalismo catalán formula de nuevo en varias frases la esencia del sistema anterior, y nos explica por qué es separatista:

– “Nos quieren llevar a la residualización, de tipo lingüístico, cultural, político, institucional, económico”. Nótese el “nos”, que no es mayestático sino que expresa la encarnación de “la nació” en Pujol. Cree que “la nació” habla por su boca. Nótese también la criminalización del “otro”, que quiere convertir a Cataluña en un “residuo”, un detrito social irrelevante. Qué bien le ha ido la crisis al nacionalismo: un momento idóneo para proclamar que todo es culpa del “otro”, que persigue “residualizarnos”.

“Nos quieren chafar (…) No recibimos un trato justo”. Nótese una vez más cómo Cataluña habla por la boca de Pujol. Nos van mal las cosas porque los otros nos han perjudicado. Ninguna culpa tienen los 33 años de nacionalismo gobernante. Es el niño que suspende y dice a sus padres que es “una injusticia”, culpa del profe. Además, el “otro” nos agrede y nos violenta, nos pisotea. Nos odia.

“El PP quiere un vestido nuevo, pero sobre una base muy hostil: que nosotros no somos nada”. Otra vez el “nos”. Y hay un enemigo, que tiene ganas de aniquiliarnos y llevarnos a la nada. Nos quiere asesinar.

“En España no funciona nada. Nada”. En el oasis catalán todo es perfecto. Nosotros, buenos y capaces; ellos, malos e inútiles. Por su culpa estamos en crisis. Si seguimos en España, nos asociamos a lo malo. Ellos son los culpables.

“Yo votaré independentista”. Lógico. Después de decir que el “otro” es un inútil, culpable de todos nuestros males, y encima nos odia y quiere aniquilarnos, ¿alguien no deseará la independencia?

Hay que agradecer que Pujol sea longevo y que vaya precisando el contenido real del nacionalismo: negativo, descendiente y tóxico.

Aquí no hay amor ni concordia.

Ahora sí que da miedo.

dolca



Categories: Huid del nacionalismo, Pujol & family

Tags: , , , , , ,

2 comentarios

  1. la bestia asusta!

  2. Incluso físicamente ¡ha cambiado!. Antes, cuando era joven, se parecía a Charlot interpretando “El Gran dictador”; luego, cuando alcanzó el poder y la gloria era la viva imagen del Maestro Yoda en el “Retorno del Jedi”, y esgrimía que luchaba por la paz del Universo. Ahora, una vez pasado al “lado oscuro”, se ha mimetizado con el codicioso “Golum” ¡Catalunya meva, el meu tresoooooorrrr…..!

Deja un comentario