“La pregunta” que queremos hacer los catalanes.

El nacionalismo pretende distraernos mientras hunde a Cataluña.

masenigma

“¿Blanc o negre? Catalans: dormiu tranquils, només un estadista com l´EnigMAS serà capaç de destriar la pregunta que arreglarà les vostres vides per sempre”

¿”Independència” o “Estat sobirà”? ¿”Estat d´Europa” o simplemente “Estat”?¿”Inclusiva” o sin tapujos? ¿Larga y con subordinadas o cortita y directa? El sainete de “la pregunta” durará hasta final de año. Ya Mas ha anunciado que está empleando sus dotes de estadista para lograr, en el último momento, un gran consenso (sólo entre los partidos indepes, claro) sobre “la pregunta” y poder darla a conocer a la “nació” la última semana del año. ¿Será el día de los Santos Inocentes? ¿Se asomará al balcón de la plaza San Jaime y la anunciará con la voz trémula y la mano temblorosa por la emoción del histórico momento?. El CNI catalán lo ha confirmado: el “país” está en vilo, la “nació” contiene el aliento, el insomnio se apodera de los catalanes.

Desde luego, quienes llevan meses sin poder dormir son los farmacéuticos: la Generalitat no les paga los fármacos que expenden y se ven obligados a hipotecar sus negocios para seguir trabajando. Para ellos, “la pregunta” es “¿Cuándo nos pagarán de una vez?”. Los muy egoístas no entienden que la Gene prefiera tener contentos a los funcionarios de TV3 que sanos a los enfermos y a los ancianos de la “nació”. Ni que el hecho de que las 76 personas del Departament de Presidència tengan un sueldo medio de Ministro de España, mientras los boticarios no ven un duro, es porque son una “estructura d´estat”.

Tampoco duermen bien los 638.344 parados catalanes pensando en “la pregunta” que les inquieta: “¿Qué van a hacer los  políticos para mejorar mis oportunidades de encontrar empleo?”. Los muy miopes no entienden que cuando seamos “lliures” habrá pleno empleo en Cataluña.

Las familias catalanas tampoco descansan bien desde hace años porque cada vez cuesta más llegar a fin de mes. “La pregunta” que les ronda es “¿Cuándo bajarán los impuestos y podré decidir yo cómo gastar mi dinero?”Los muy irresponsables no se han dado cuenta de que si les asfixian los  impuestos más elevados de España y si la Gene tiene una deuda de 50.000 millones de euros que echa por la borda el futuro de sus hijos, no es culpa de los políticos catalanes sino de que “Espanya ens roba”.

Miles de jóvenes no logran conciliar el sueño aunque se acuesten de madrugada. Les agobia “la pregunta”: “¿Servirá mi esfuerzo diario en estudiar y formarme para poderme labrar un porvenir y vivir como un hombre libre?”. Seguramente el escaso nivel de las universidades donde estudian no les permite entender que la “lluita per la llibertat” no consiste en esforzarse para mejorar cada día, sino en perpetuar los privilegios de los cuadros políticos nacionalistas que lo están dando todo para “alliberar el país”.

Todos estos catalanes que se hacen preguntas son minorías poco informadas. Por eso piensan que la “independència” no resuelve ninguno de los problemas de Cataluña. Piensan que simplemente le daría a los políticos de la Gene más poder, pero haría a los catalanes más pobres y menos libres. Y sobre todo piensan que si se les pide a los catalanes que rompan su país y que conviertan en extranjeros a sus amigos y familiares del resto de España, debería haber una muy buena razón para ello.Y – pobres miopes-  no consiguen ver dicha razón por ninguna parte.

Así que mientras nuestro “govern” se entretiene con la única y trascendental “pregunta”, nosotros nos volvemos a preguntar: “¿Por qué tenemos que sufrir a estos iluminados?”

dolca



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , ,

Deja un comentario