Cuando a los ilusionistas se les ve el truco

Interesantes reflexiones de Valentí Puig en un artículo publicado en El País

artur-mas-caganet

En el artículo titulado Pautas del ilusionismo, el prestigioso poeta y ensayista Valentí Puig, señala el callejón sin salida al que nos ha llevado un prestidigitador al que los trucos viejos se le ven cada vez más y que no acierta con los nuevos.

Escribe Puig que:

  • “quedarán en la frustración algunos cientos de miles de ciudadanos de Cataluña, animados por la emotividad de un espejismo que quería ser una culminación tan emocional como protohistórica”.
  • “uno no puede reclamar la independencia sin explicar qué pasa con la Unión Europea, sin tener un plan B, sin saber qué pasa con el sistema judicial o con la política agrícola comunitaria. Amplias franjas de la sociedad catalana, incluso las seducidas por la idea de una secesión edénica, están sintiendo el temor al vacío.”
  • “¿Habrá que compartir la congoja de quienes apostaron por una secesión soft y ahora viven en el “apresúrate lentamente” de la nueva moderación? ¿Quién podría alegrarse de ver en aprieto semejante a los que proclamaron que la Unión Europea le debía una excepción a la Cataluña secesionista? ¿Es obligado ser comprensivos con la incomprensible negación de la realidad de un abstencionismo masivo en el electorado catalán? ¿No había alguna lección política en la secuencia de disfunciones que fue la elaboración del segundo Estatut y la posterior sentencia del Constitucional?”

Demasiadas respuestas negativas, demasiada irresponsabilidad por parte de Artur Mas y sus acólitos, empeñados en acabar por hundir a una Cataluña ya profundamente herida por años de Tripartito. Los trucos se le acaban y va siendo hora de que Cataluña se libere de un presidente que la lleva al precipicio. Que se caiga él solo.

Imagen



Categories: Huid del nacionalismo

Deja un comentario