Cataluña, paraíso de los caraduras… con carnet de Convergència

Ahora le toca el turno a Arcadi Calzada, caradura nacionalista que pasa así a encabezar la disputadísima competición de “Caradura catalanista del año”

 

Imagen

Lo explica Crónica Global: Según Calzada, ex presidente de Caixa Girona y ex diputado autonómico de CiU, vender cuadros de una galería de arte propia a la fundación de la caja que presidía no es incorrecto, y contratar por medio millón de euros a la empresa de la hija, siempre a cargo de la caja, es “irrelevante”.

O sea, que explicado para que todo el mundo lo entienda:

Primero, te nombran presidente de una Caja a dedo, a pesar de tu incompetencia y nula capacidad de gestión porque de lo que se trata es de que redirijas el dinero de la fundación hacia los satélites de tu partido, Convergència.

Luego, como tu negocio personal de venta de cuadros no acaba de arrancar y te has quedado unos cuantos cuadros infumables e invendibles, haces que la Caja que tú diriges te compre el excedente a precio de oro. Y no una vez, sino año tras año desde 1996 a 2009.

Finalmente, una ayudita a la consultora de tu hija, que tampoco acaba de arrancar. Ningún problema: medio millón de euros para la niña, que papá la quiere mucho, y no se hable más (¿se imaginan lo que hubiera escrito la prensa si en vez de la niña Calzada el informe lo hubiera facturado Urdangarín?).

El caradura de Calzada, se atrevió en la comparecencia que hizo en el Parlamento catalán a afirmar que lo del medio millón era “irrelevante”. Quizás sea cierto a tenor de los escándalos financieros en los que se encuentra sumido su partido.

Pero el colmo de la caradura llegó cuando, respondiendo al diputado autonómico del PP José Antonio Coto, Calzada respondió, con un punto de insolencia: “La frontera de la ética siempre es relativa”. Sobre todo la suya, elástica como un chicle.

Imagen



Categories: CATchondeo

Deja un comentario