Aznar: no iría mal si el PP desapareciera de Cataluña

Ha dicho lo contrario, pero se le entiende todo.

Aznar se ha ido a San Sebastían a homenajear a las víctimas del terrorismo. Bien.

Imagen

Y en su discurso se ha referido a lo que hay que hacer frente al nacionalismo:

“Hay que poner fin al desfalco de soberanía nacional que se está llevando a cabo por parte del nacionalismo (…) Hay que afirmar la realidad nacional de España ante las grotescas deformaciones históricas (…) Debemos actuar como españoles tranquilamente orgullosos de serlo, porque la nación que defendemos nada tiene que ver con el proyecto nacionalista de involución (…) Frente a un proceso inútil de centrifugación del Estado, hay que fortalecer las instituciones”

http://www.libertaddigital.com/documentos/discurso-integro-de-jose-maria-aznar-41913034.html

 

Es decir, hay que hacer cosas que él no hizo. Le pasa lo mismo que a Esperanza Aguirre en el Círculo Ecuestre. Aznar acabó con Vidal Quadras, la única oposición decidida a Pujol; Aznar expulsó a la Policía Nacional y la Guardia Civil de la vida catalana; Aznar aprobó la inmersión lingüística; Aznar permitió las multas a quienes rotularan en catalán; Aznar acabó de entregar la sanidad y la educación a los nacionalistas. Así se lo recuerda en un estupendo artículo José García Domínguez.

http://www.libertaddigital.com/opinion/jose-garcia-dominguez/aznar-no-es-el-cid-campeador-69702/

 

Aznar hizo lo mismo que Suárez, González y Zapatero: dejar las manos libres a los nacionalistas en Cataluña, a cambio de su apoyo en Madrid. O lo que es lo mismo: sacrificar a los catalanes normales a la “gobernabilidad” de España, al precio de imposibilitar España en el futuro. Hoy es el futuro. Lo malo es que volverá a pasar en cuanto el gobierno nacional no tenga mayoría. Y esta vez los nacionalistas no piden hospitales o escuelas, sino la secesión.

 

Por consiguiente, mientras PP y PSOE no acierten a deponer sus odios mutuos y se decidan a frenar al nacionalismo, parece necesario que en Cataluña no haya ni PP ni PSOE. La aparición de nuevos partidos en Cataluña indica que cada vez más catalanes lo entienden así. Hace falta que los catalanes normales tengan voz propia a la izquierda y a la derecha. Una voz que no sea traicionada en Madrid cuando interese; una voz con plena legitimidad para oponerse al nacionalismo y al centralismo. Una voz libremente catalana y española.

dolca



Categories: Mejor juntos, Pensando bien, Pujol & family

1 comentario

  1. Aznar y González se equivocaron con el nacionalismo catalán.

    Pienso que Suárez hizo lo correcto en el momento que se vivía, que era mostrar generosidad.

    En cuanto a Zapatero, no se equivocó: lo hizo conscientemente, intentando aislar al PP. Y así nos ha ido. Hoy el psoe no cuenta nada.

Deja un comentario