Ha vist aquestes opressives fotos d’una vila qualsevol de Catalunya fa uns anys?

El pueblo de Avinyó desmonta el nacionalismo.

Avinyó, en el Bages, es hoy -como tantos otros pueblos catalanes- una villa ideologizada hasta las orejas. Hi viuen 2.300 veïns, cuya mayoría ha abandonado sus raíces y desprecia sus tradiciones. La Festa dels Matiners, que en teoría conmemora el levantamiento popular catalán de 1846 para que la reina se casara con un pretendiente carlista, no sabe ni lo que conmemora.

Però això és força recent, i només passa des de l’arribada del nacionalisme, aceptado por complejo capitalino y ganas de barcelonear. Antes de que llegara la ideología, en Avinyó pasaban otras cosas.

La Festa dels Avis, on la canalla feia representacions teatrals als seus avis, als quals acompanyaven per tota la vila ben engalanats. Nótense las senyeres de tots als balcons, y la decoración de la sala de actos con banderas nacionales y fotos del Papa y Franco. Fíjese más y notará la tristeza, la opresión y lo desgraciado que era el pueblo:

Els Pastorets, festejats en català sense cap problema. Cataluña cuidaba entonces sus raíces cristianas y creía -miri bé la foto- que pencar era millor que llepar subvens: «Si vols que no et falti mai el pa, no deixis de treballar».

La Festa Major, con su entoldado, sus gigantes, sus sardanas y sus banderas de España (fixi’s-hi bé i segur que veurà -com diuen a TV3%- la guàrdia civil fotent garrotades al poble uprimit):

Les processons amb la Mare de Déu de Fàtima, on tota la vila sortia a veure la Verge, que iba escoltada por el alcalde, el mosén (hoy no hay) y la upressiva Guardia Civil escopeta al hombro:

L’escola Jaume Balmes, on cada curs es feien les fotos sense cap obligació amb l’any corresponent, la senyera de tots i la Mare de Déu de Montserrat:

I lo que semblen les caramelles, quan la canalla i el jovent s’ho passava d’allò més bé ballant la cinta amb les seves barretines i la bandera nacional:

Curiós.

Que no ens canviïn la història de les nostres viles.

Dolça i autèntica Catalunya…

 



Categories: Tradiciones

Tags:

5 comentarios

  1. Hasta donde habrá llegado la marrullería y el embuste proclamado por las fuerzas independentistas de Cataluña, para haber acabado con la alegría de este pueblo de la comarca del Bages que se llama Avinyó, donde la convivencia y la participación de las tradiciones eran un continuo y ahora de golpe, como si se les hubiera contaminado hasta el agua de beber, en esta población de dos mil y pico habitantes tuvieron la osadía de votar como alcalde a un miembro de la nociva ERC, esa organización política que tanto está colaborando para que Cataluña se vaya hundiendo cada día un poco más en su propia miseria. Está claro que si no cambian de actitud los vecinos de Aviñó como se escribió siempre el nombre de este pueblo, iremos mal de verdad, los tendremos que señalar como auténticos impostores y colaboradores de las vergüenzas catalanas.

    • Pues, mira, era esta de los pueblos una vida muy sencilla, muy tranquila y muy humana, con sus pequeñas alegrías y sus grandes odios.

      Y la fiesta mayor, con la misa, la procesión, los gigantes, el baile de sardanas, el acontecimiento esperado todo el año.

      Todo en buen rollo; no como ahora, que todo es una oportunidad para enfrentarse a los demás.

      Y mientras tanto, el principal responsable de este desastre en Cataluña, Jorge Pujol, en la calle, multimillonario y riéndose de todos.

      (Sigo pensando que, al abandonar la religión de la tierra, nos hemos quedado sin protección contra los políticos, los espabilados y los poderosos. Y no precisamente por la ayuda celestial )

  2. Marta Torrecillas… no veo Guardia Civils magrejant les tetes de les noies.
    Quina marca de cigarrets utilitzes Marta?
    Los cigarritos de la risa?

    Marta sempre et recordarem amb el braç embenat al costat contrari del lesionat.

    Coses de la In inde indepe indepeeee indepvte idepvte

  3. Pues habría que ver qué le ha pasado a este pais, porque tenemos muchas más cosas, pero somos mucho más infelices.

    Efectivamente los socialistas (y Jordi Pujol) iban a cambiar tanto España que no le iba a reconocer la madre que le parió. Parece que lo han hecho todo mal.

    Tenemos unas vidas más complicadas, con menos relaciones humanas y menos auténticas y mucho estrés. Eso sí: consumimos mucho más.

    El conflicto político permanente no ayuda nada.

    Veremos cómo salimos de la inflación-recesión que nos han montado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: