Sí, es Eric Clapton cantando a la Virgen María

Perquè ens ve de gust al mes de maig.

«Con 22 años era como un millonario. Tenía todo lo que pensaba que había que tener para ser feliz: una casa, una novia preciosa, una carrera, dinero, un montón de gente que me admiraba. Pero no me sentía feliz, y eso me confundía, porque significaba que todo lo que me habían dicho hasta entonces era mentira«.

Així que el noi triomfador es ficà a l’alcohol, a les drogues dures, a la roba cara, al sexe, a la frivolitat de l’èxit, a l’adulteri, se coció con los aplausos mundanos. Cruzó la frontera y tocó fondo. Se bebía 3 botellas de brandy al día que le agujerearon el estómago por varios sitios, se chutaba codeína, esnifaba heroína, es bufava 8.000€ actuals a la setmana en substàncies, se ahogaba en narcisismo. «Clapton es Dios», decían las pintadas en las paredes de Inglaterra. «No sé cómo sobreviví», dice él; su novia Alice, a quien Manolenta metió en las drogas, no lo consiguió.

Estaba desesperado. «Me desplomé de rodillas. En lo oculto de mi habitación supliqué ayuda. No sabía a quién le hablaba, solo sabía que había llegado al final de mi cuerda. Pedí ayuda, y poniéndome de rodillas, me rendí«. Al cabo de unos días «encontré un lugar que siempre supe que existía pero nunca quise, o necesité, creer en él. Desde entonces nunca he dejado de rezar por la mañana, de rodillas, pidiendo ayuda; y por la noche dando gracias por mi vida, y sobre todo por estar sobrio. Me arrodillo porque siento que necesito humillarme cuando rezo, y con mi ego eso es lo más que puedo hacer. (…) Funciona».

A Clapton se le mató después un hijo de 5 años al caerse desde el piso 53 de un rascacielos en Manhattan. La vejez le acalambra las piernas. Pero el dolor no le hace olvidar que «fui salvado de las fauces del infierno y se me dio otra oportunidad«. Eric Clapton és catòlic a la dolça, sense traumes ni vergonyes: «vaig tenir una educació molt tranquila pel que fa a la religió i Déu. Anava a catequesi, llegué a entender a Dios a través del amor a la música».

Uno de sus amigos teclistas se colgó en marzo de 1986. Clapton le dedicó una canción -no se olvida jamás de ella en sus últimos conciertos- sobre un tipo que no sabe qué hacer con su dolor y pide ayuda a la Virgen María, su Madre Santa, su Holy Mother.

La nostra Mare.

Y hoy -mientras el poder nos droga con sus pútridas ideologías que no salvan- ponemos esta canción y escribimos esto porque es el mes de mayo y porque nos da la gana.

Gràcies, Mare de Déu. Ajuda’ns a sortir de les nostres misèries. Atraenos a tu regazo.

Dolça i mariana Catalunya…



Categories: Arte dulce

Tags: , ,

7 comentarios

  1. Hola:

    Me gustaría saber de dónde han salido estas citas:

    «Me desplomé de rodillas. En lo oculto de mi habitación supliqué ayuda. No sabía a quién le hablaba, solo sabía que había llegado al final de mi cuerda. Pedí ayuda, y poniéndome de rodillas, me rendí»

    Al cabo de unos días «encontré un lugar que siempre supe que existía pero nunca quise, o necesité, o creí en ella. Desde entonces nunca he dejado de rezar por la mañana, de rodillas, pidiendo ayuda; y por la noche dando gracias por mi vida, y sobre todo por estar sobrio. Me arrodillo porque siento que necesito humillarme cuando rezo, y con mi ego eso es lo más que puedo hacer. (…) Funciona»

    Gracias

  2. Qué grande es Eric Clapton!
    Sabe perfectamente que es un pecador y que es débil, como lo sabe cualquier católico de sí mismo.
    Pero tiene Fe y espera el perdón.
    Gracias por esta entrada, DC. Hacía tiempo que no leía o escuchaba algo tan conmovedor.

  3. Gracias Dolça. Uno de mis músicos favoritos. Desconocía alguna cosa de «mano lenta», se me ha puesto la piel de gallina. Gracias por esta maravillosa entrada.

  4. VOX gana la encuesta de la calle en la Feria de Abril de Barcelona

  5. ¡Muchas gracias por esta entrada DC!

    Desconocía gran parte de lo que describís de este extraordinario guitarrista al que he seguido menos de lo que se merece y me he emocionado al tiempo que leía y oía la canción.

  6. Dolca Catalunya

    Esto si que nos anima.

    Que grande es ser libre para reconocer públicamente a tu madre!

    Que grande es tener una madre perfecta y hermosa!

    Que grande es que está madre sea pura!

    Que grande es que nos escucha siempre que la llamamos!

    Que grande es que puedas regalarle una flor!

    Que grande es que Eric Clapton le ofrezca está emocionante canción!

    Y que Grande que la creativa y talentosa Dolca nos regale dicha emoción!

  7. Preciosa entrada
    muchas gracias DOLÇOS
    voy a por los subtítulos
    no quiero perder nada de lo que dice en este canto
    el autor de TEARS IN HEAVEN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: