L’ensorrament del Quebec i el futur de Barcelona: preparats?

El nacionalismo siempre acaba por destruir su idolatrada “nació”.

En Dolça Catalunya venimos avisando desde 2013 que el nacionalismo arruinaría moral, social y económicamente a Cataluña. Despacio, lentamente, Els efectes d’aquesta ideologia es van veure a les guerres mundials, als Balcans, a Escòcia… i al Quebec.

En 1980 y en 1995 se celebraron sendos referenda de secesión en Quebec. Ya saben: el neveréndum se repite hasta que salga lo que quiere el nacionalismo. Entre 1978 y 1981 (con el anuncio del primero de los referendos), 30 de las mayores empresas canadienses huyeron de Quebec y unos 100.000 de sus ciudadanos jóvenes se fueron a vivir a otras provincias.

En 2007 ya se podían extraer conclusiones del prusés de secesión de Quebec con respecto a Canadá“Quebec se desempeña peor en crecimiento demográfico, desarrollo económico y creación de empleo. Esta situación se produce desde los últimos 25 años”decía el MEI.

¿Conclusión? “A pesar de la presencia de sectores de alto crecimiento y una mejora real de la calidad de vida, el desempeño económico de Quebec se ha ido quedando peligrosamente atrás del del resto de Canadá en los últimos 25 años. (…) El decepcionante desempeño económico de Quebec señala la posibilidad de dificultades cada vez más serias en cada sector y en cada región”. De hecho la capitalidad económica del país, que tradicionalmente ostentaba Montreal, pasó a Toronto. En 1976, ambas ciudades tenían más o menos el mismo número de habitantes en sus áreas metropolitanas (unos 2,8 millones). Desde entonces, la población de Toronto se ha doblado hasta los 5,6 millones de habitantes mientras que la de su rival apenas crecía un 30%, hasta los 3,7 millones. Y ya nadie duda de cuál es el centro financiero y de negocios principal de Canadá.

El abogado procesalista del despacho Ramón y Cajal, Pedro Soriano (@pedrosorianome2), és un català que coneix el Canadà, i sembla que la decadència del Quebec i l’ascens de Toronto li recorda molt a lo que està passant a Catalunya. Ho a explicat en un fil memorable a Twitter:

“En 2018 tuve ocasión de visitar por motivos profesionales varios despachos de abogados en Toronto. En la gran mayoría de ellos, por no decir en todos, se me preguntó por los sucesos de Cataluña de septiembre-diciembre 2017 (no reciben muchas visitas de Barcelona).

Los abogados canadienses inevitablemente analizaban la situación bajo el prisma de su propia historia (bien es cierto que yo les dije que la mejor analogía para entender la situación eran las tensiones que llevaron al referéndum de Quebec en 1995, aunque con muchos matices). 

Pero lo que se me quedó grabado fue el comentario, repetido una y otra vez por abogados de distintos despachos que no se conocían entre sí, de que hace 50 años Toronto era una ciudad de segunda, y que la capital económica de Canadá era Montreal.

Varios de los abogados de Toronto, gente que llevaba viviendo allí toda la vida, me lo dijeron con toda claridad: “Pedro, cuando yo era pequeño, ¡Toronto era un villorrio! ¡Nada que ver con lo que es ahora! Y Montreal, a la inversa, era mucho más importante que ahora.

Hay dos datos objetivos que reflejan esa decadencia (relativa) de Montreal respecto de Toronto (y de Quebec respecto de Ontario): uno lo entenderemos todos los españoles, y especialmente los catalanes a la 1a: ¿Dónde está el domicilio social del Bank of Montreal? En Toronto.

El segundo dato objetivo es todavía más relevante: Quebec ha pasado de ser una provincia “have” (que aportaba más al presupuesto de la Federación de lo que recibía) a “have not” (recibe más de lo que aporta al Presupuesto de la Federación canadiense). La decadencia.

En 2019 repetí la misma visita a despachos de abogados, pero esta vez en Montreal, donde inevitablemente el tema de Cataluña también volvió a salir (aunque aquí las conversaciones pasaron de ser todas en inglés a ser bilingües inglés/francés dependiendo del despacho.

Los abogados montrealeses, como es lógico, tenían una visión más optimista de su ciudad, pero sobre todo porque insistieron mucho en que ésta se había “reinventado” tras la fuga del sector financiero a Toronto (Montreal tiene ahora, p.ej. una magnífica industria aeronáutica).

Montreal me pareció una ciudad estupenda, hermosa y llena de vida, pero la Rue Saint Jacques era el centro financiero de Canadá hace 50 años y ya no lo es. Y los vaivenes políticos del periodo 1975-1995 tuvieron un impacto muy importante en ese retroceso.

Este articulo de Peter Hadekel analiza muy bien las décadas de estancamiento económico que ha sufrido Montreal, en las que la inestabilidad política de Quebec ha jugado un papel muy relevante.

A la vista de todo lo anterior (…) ¿qué cabe esperar en la dinámica Madrid/Barcelona en los próximos años? Lo mismo que en la dinámica Toronto/Montreal, me temo: un fortalecimiento de la primera y un lento declive de la segunda.

El declive de Barcelona (relativo a Madrid) no es sólo un resultado de los errores políticos, por supuesto: la globalización tiende a concentrar las actividades en unas pocas ciudades importantes. Pero los errores políticos han jugado (y continúan jugando) un papel esencial.

Digámoslo sin tapujos: el “procés” y la gestión del mismo hecha por el independentismo es el principal responsable del declive de la inversión extranjera en Cataluña, mientras sigue creciendo en Madrid. El dinero es timorato (y no sin motivo).

El declive económico de Cataluña respecto de Madrid continuará en los próximos años en la medida en que persistamos en el ensimismamiento político y en mirarnos el ombligo. “El món NO ens mira”, así que nos convendría empezar a pensar en serio en revertir esta dinámica.

La señal más clara del declive económico catalán está por llegar todavía, y será la misma que en Quebec: pasaremos a ser una CC.AA. que reciba más de lo que da (al menos dejaremos de oír esa tontería de “Espanya ens roba”).

Por supuesto, el declive será relativo: Barcelona, en particular, seguirá siendo un polo turístico atractivo, gracias a Gaudí y al modernismo. La calidad de vida (probablemente) seguirá atrayendo a la gente. Seremos como Montreal pero sin nieve 6 meses al año.

Pero para que Cataluña vuelva a ser la locomotora económica que fue tendremos que dejar de mirarnos el ombligo, abrirnos al mundo, reinventarnos… y (sospecho) mandar a la oposición a los endogámicos que nos gobiernan en la actualidad”.

Més fàci: superar el nacionalisme, dolço Pere. Aquella ideologia que acaba sempre esguimbant l’idolet que adora.

Dolça i ensulsiada Catalunya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

5 comentarios

  1. Ideologías decadentes, negativas e involutivas como el nacionalismo, solo traen ruina, sufrimiento y desgracia, creando heridas en los más variados ámbitos de la sociedad que pueden tardar varias generaciones en curarse.

  2. Cuando los catalanes.emigren a Andalucía, Murcia o Aragón, tb se.llamaran charnegos? Habrá q.buscarles otro nombre? Ya no colará lo de que son superiores, en esas regiones se.piden estudios reales, idiomas y experiencia. No bastará saber catalán y tener un tíet en el regim. Reiremos…

  3. La industria de los nano-satelites o sea los nen-satelites, y su industria auxiliar de tiras de goma para tirachinas será el futuro de Barcelona, luego se reciclan para el lanzamiento de bolas de acero en las manifas populares y cristaleros y traumatologos, trabajando a destajo, asi que todos contentos. Problem ,feixistes?
    Som imparaplas..

  4. Hoy mientras cocinaba, he estado escuchando una entrevista a Alejo Schapire como autor del libro “la traición progresista”, me he quedado con el deseo de comprarlo. Aunque hablaba de la izquierda a niveles globales, cómo partidos denominados de extrema derecha son hoy mayoritarios en zonas obreras tradicionalmente de izquierdas, en muchas ocasiones pareció hablar de Cataluña, la izquierda, decía Alejo, ha abandonado la lucha obrera y se ha desplazado a lo identitario, ha abandonado lo internacional para abrazar lo territorial.
    Estoy escuchando y recordando lo que nos pasa aquí desde hace años, cuando la izquierda copaba todo el área metropolitana de Barcelona y cómo se ha ido perdiendo. Todo lo que no se mueve alrededor de esa nueva izquierda es ultra-derecha-fascista, y sin ningún rubor se alían al nacionalismo más racista y de ultra-derecha

  5. Sabido es:
    Dividir es, empequeñecer y empobrecer, entonces como aceptamos esto!
    Dónde está él Seny Catala..!!
    Y Donde está el Sentido Común (del actual y anteriores) Gobierno Central Español. Quizas estén unos salvaguardando su Status y los otros su butxaca..!!
    Y mientras tanto, pepets y marietes bregando por salvarles el c* a unos y otros. Ascazo, ambos, dan como poco verguenza ajena.🤢

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: