Albada d’hivern a Barcelona

Sale el sol sobre la Barcelona jerónima, imperial, taurina, conventual, burguesa … y sangrienta. 

Ha passat la nit de dissabte i la capital catalana es desvetlla en una albada de rosa i blaugroc. El caminante madrugador se detiene y mira a sus pies:

Antaño la ciudad rebosaba de conventos y monasterios, muchos de ellos han desparecido, dos -Montesión y Junqueras- se trasladaron piedra a piedra al Ensanche, y la mayoría sufrieron impensables transformaciones: mercados, como la Boquería, plazas, como la llamada Real, teatros, como el del Liceo, dependencias municipales donde estuvieron los teatinos, etc.

Pero quizá nada tan espectacular como lo de los Jerónimos, que ha pasado a ser una gasolinera; uno enfila la carretera de la Arrabasada, y si al llegar a la gasolinera se detiene para contemplar el paisaje -la ciudad extendida a sus pies hasta el lejano mar- podrá ver entre la maleza alguna de las últimas piedras de lo que fue el gran monasterio de la orden de San Jerónimo.

Abans convent de Jeronis, avui benzinera

Aquí estuvo el papa Benedicto XIII, aquí vinieron a hacer sus devociones muchos monarcas, entre ellos los Reyes Católicos y el emperador Carlos, hasta aquí llegó para rezar el andariego san José Oriol, y también san Ignacio cuando estuvo en Barcelona y sobre este lugar escribió el genial historiador de la orden, fray José de Sigüenza, una de las mejores prosas del siglo de oro.

Hubiera sido bonito que los Reyes Católicos hubiesen recibido aquí a Colón a su regreso de América, e imaginamos la escena del Descubridor con sus indios trepando por la falda de Collserola; pero no, fue en otro monasterio de la misma orden que no está muy lejos, el de la Murtra, cerca de Badalona, qué le vamos a hacer. En cualquier caso, su historia es brillantísima y memorable.

Hasta que un día de 1835, dicen que porque los toros del Torín de la Barceloneta salieron mansos, las turbas incendiaron todos los edificios religiosos de la ciudad, y en su entusiasmo vandálico no les importó llegar hasta estas alturas y prender fuego a los Jerónimos. Que ya no levantaron cabeza.

Claro que antes ya habían sufrido todo género de infortunios y depredaciones: cada vez que alguien sitiaba Barcelona tomaba posesión del monasterio como mirador privilegiado que dominaba todo el llano; así en la guerra de los Segadores y en la de Sucesión, para no hablar de los desmanes de la francesada en 1808. Pero lo de la quema de conventos de hace siglo y medio fue definitivo, no quedó casi nada en pie. (…) 

Esta carretera, que tuvo su origen en la vía romana que llevaba al Castrum Octavianum, es decir, a San Cugat, dio que hablar por otras razones; por ejemplo, por el Casino, donde dicen que la gente, después de perder hasta las pestañas, se pegaba un tiro frente a esas boscosas laderas que hubieran debido inspirar pensamientos más sosegados y vitales.

El Gran Casino del 1911 i la senyera de tots de tota la vida

También sonaron muchos tiros por aquí en el primer año de la guerra, los que en 1936 llevaban a fusilar a sus víctimas en esta misma carretera no tuvieron que tomarse la molestia de incendiar los Jerónimos, un siglo atrás ya habían hecho por ellos este trabajo. Como se ve, la barbarie siempre vuelve al lugar del crimen, aunque con treguas de paz, oración y amores felices.

Hoy los Jerónimos no es nada, los autocares de turistas que suben al Tibidabo no pueden fotografiar nada; pasan por delante -en realidad, también por encima- de lo que fue el monasterio sin ver más que el vacío; de lo que estaba allí como expuesto a la admiración de la ciudad no queda ni rastro. El viento agita el bosque, se hace rumor, y después todo vuelve a permancer silencioso” (Carlos Pujol: Barcelona y sus vidas, 2010, pp.233-234).

Pues también Cataluña se llenó de conventos de la orden española por antonomasia, i de braus, i de diners, i d’art, i d’esperit, i de reis i emperadors i sants. I de sang i violència revolucionària, quan algú ens va dir que deviem deixar d’ésser allò sempre hem estat.

Dolça i bella Barcelona…

 



Categories: Arte dulce, Historia

Tags: , , , , ,

8 comentarios

  1. Soy barcelonesa toda la vida he presumido de serlo así como de ser catalana del barrio de Sants y española sin excesos de banderas o patriotismo.
    Para mi la Patria es sólo un trozo de Tierra donde está mi casa… Importante SI y claro lo tendré q defender de las bestias o fieras vestidas q en nombre de las patrias,tierra, nación, etc van separando a “la gente” poniendo etiquetas de buenos o malos mientras presumen de demócratas de izquierdas o de derechas me da igual ninguna ideología es garante de nada…
    Ninguna Tierra, tampoco.
    Ahora cada día me gusta menos Barcelona y menos mi Tierra que es en. Estos momentos gracias a los. Políticos y a la ignorancia de mis paisanos una bomba…

    • Es triste pero es así. Deberíamos estar orgullosos de nuestra gran ciudad, de su pluraridad, modernidad y buen humor y nos hacen avergonzarnos, los odiadires, los indepes y las feminazis trasnochadas y demás gentuza lazi y nazi. Pero no podrán, la razón y el bien siempre ganan!

  2. Bella y nostálgica descripción de lo que ya es solo un recuerdo.

  3. Ese cielo sobre Barcelona recuerda los cielos que Turner pintaba.

    Espectaculares sus pinturas sobre el incendio del Parlamento de Londres.

    https://www.settemuse.it/pittori_scultori_europei/turner/joseph_turner_007_incendio_delle_camere_del_parlamento_1834.jpg

    ¡¡ Que no pase algo así el 21D. !!

  4. Cuando la gente se queja de que los toros son mansos, no sale por toda la ciudad incendiado conventos (???)

    Simplemente alguien está detrás de ello y aprovecha el tumulto para, en este caso , quemar conventos.

    Son los de siempre: la lacra de la masonería:

    Una sociedad secreta, con forma de monarquía absoluta y liturgia pseudo-religiosa que lleva más de 200 años intentando destruir la religión nacional del pueblo para que nadie les impida dominar y robar.

    Eso sí, con palabras tales como “libertad” , “progreso”, “tolerancia”, “razón” , “ciencia”, “virtud”, “ilustración” ciudadanía ” …

    Son las oligarquías del dinero quienes están detrás.

    Crean una sociedad muy pequeña, paralela a la sociedad civil, que domina a través de los políticos y la prensa, para lucrarse con los bienes publicos, que son de todos.

    Todo lo que se ponga en su camino: librepensamiento, igualdad… sobra y es necesario destruir.

    Y si tienen que recurrir a la guerra, no importa, porque la pagan los demás, los muertos son los demás: así les debemos 3 guerras civiles, más el golpe de Estado que expulsó a Alfonso XIII y que acabaría en otra guerra civil.

    ¡Mucho progreso!

    Los que si que programaron mucho fueron los masones que roban los bienes de la Corona, Colegios, Universidades, hospitales, municipios y la Iglesia con la excusa de que ellos los iban a sacar mejor provecho.

    La desamortización, fruto del egoísmo de esta secta secreta, no sólo destruyó cientos de miles obras del patrimonio y del tesoro arrústico español: supuso la creación de una clase holgazana y pasiva de ricos propietarios “ilustrados” cuyos intereses eran contrarios a la industrialización; y que en nombre de la “República” se convierten en caciques.

    Muy democrático todo.
    Y una tiranía muy atrasadora, también.

  5. El nacionalismo separatista es terrible, fatal y está haciendo mucho daño en Cataluña. Cada vez los nacionalistas se vuelven más violentos y gamberros. Una situación que no se puede tolerar. Cataluña necesita ” seny”, sentido común, para acabar de una vez por todas con tanto nacionalismo separatista!!! Para que la paz social y política vuelvan a Cataluña hay que acabar con el independentismo que tanto daño ha hecho y está haciendo. En las próximas elecciones autonómicas en Cataluña debería ganarlas un partido político constitucionalista, que respetara los derechos de los catalanes españolistas y garantizarse una mejor convivencia para todos los catalanes y catalanas que aman Cataluña y España. También tendrían que tener mayor protagonismo los políticos políticos españolistas y asociaciones constitucionalistas en Cataluña. Sólo así saldremos de esa situación.

  6. Paganismo y nacionalismo son términos complementarios. Es incompatible creer en Jesucristo y en los delirios insanos de Sabino Arana y de Prat de la Riba. Así está Cataluña como está, con una Iglesia desnortada estúpida y vacía. Ellos se lo buscaron al verderse a los ídolos de oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.