Homenaje a Badosa, el poeta que hizo que Vargas Llosa volviera a Barcelona

Escritor catalán que escribe en castellano, se va a cumplir una década desde que el nacionalismo le excluyera de los autores catalanes en la Feria de Fráncfort

Sergi Doria en ABC prosigue con su labor de dar a conocer el mundo cultural catalán libre de nacionalismo y nos trae la noticia del homenaje que la semana pasado recibió Enrique Badosa:

“Cuando uno cumple noventa años y observa el retrovisor de la memoria avista un largo camino jalonado de efemérides. El jueves pasado, en la Universidad de Barcelona, Enrique Badosa (Barcelona, 1927) recibió el homenaje de quienes –desde la amistad, la traducción, la cátedra, o el mundo editorial– compartieron con él muchos y provechosos aniversarios. El decano de Filología Española, Adolfo Sotelo, subraya el medio siglo de «La libertad del escritor», artículos de crítica literaria que Badosa publicó en el Noticiero de 1957 a 1965. Joan Margarit, que espigó hace una década la «Antología poética» publicada por la Diputación de Granada, identifica en Badosa «al maestro y amigo, al amigo y maestro». O Francesc Parcerisas, que subraya la anticipación de Badosa en sus primeras traducciones al castellano de Espriu (1956) y Foix (1963). O José Corredor-Matheos, amigo del poeta desde los tiempos universitarios. Y Ramón Andrés, Laureano Bonet, María Payeras, Josep Mengual, Manuel Llanas, Manuel Valdés, Marcel Ortín, Jaume Pòrtulas, Joan Sellent, Antonio Piedra con Margarita Trias de la Fundació Foix en la organización de la jornada.

Periodista y colaborador de ABC, editor en Plaza & Janés de las colecciones de poesía española y universal, traductor al castellano los «Epodos y Odas» de Horacio y los poetas medievales catalanes, la siempre arbitraria ordenación de las generaciones literarias metió a Badosa en la Generación de los 50 –Barral, Gil de Biedma, Ferrater, Ferrán o Costafreda–, aunque él prefiere aplicar la divisa del «juntos pero no revueltos». Cuando la célebre generación estaba en plena efervescencia y el ateísmo arrasaba entre la intelectualidad, Badosa afirmaba, sin aspavientos, sus convicciones religiosas: «No, no tengo duda alguna en declararme católico, aunque ya sé que esto no está de moda entre los escritores que más se precian de ser gentes de su tiempo. No digo esto ni contra nadie ni en pro de mí mismo. Sencillamente no oculto lo que tal vez es una evidencia en mis poemas, lo cual no quiere decir que yo sea precisamente una persona ‘excelente’. Así, entrecomillado», declaraba en 1971 a Robert Saladrigas en el semanario Destino.

Badosa descubridor con el doctor Estebán Padrós de Palacios de un joven peruano que gana con el relato «Los jefes» el premio Leopoldo Alas que convoca la editorial médica Rocas. En 2018 hará sesenta años del primer triunfo de Mario Vargas Llosa: «Gracias a Badosa volví a Barcelona y tuve ocasión de adentrarme en la ciudad literaria», recordará el Nobel de Literatura.

Reacio a escribir memorias y celoso de su vida privada, Badosa no se cansa de repetir que él no escribe poemas: el poema le escribe. La poesía es «alivio de preocupaciones que no significa ni evasión ni resignación, sino aceptación lúcida». El espejo como motivo alegórico nos devuelve la faz del poeta en cada una de sus circunstancias vitales sin caer nunca en la cacareada «poesía de la experiencia» a cuyos bardos dedica un epitafio de su «Parnaso funerario» (2002), del que se cumplen quince años: «Para hacerse más docto y distinguido, /se nos matriculó con diligencia /en la Escuela Oficial de la Experiencia /y tuvimos un vate esclarecido».

Liberado de los tópicos generacionales que tañe el pensamiento único, la coherencia personal y literaria de Badosa sólo podía fundamentarse en la solidez estructural que en otras épocas otorgaron los estudios del Trivium: Lógica, Gramática y Retórica desplegadas, como apuntó Margarit, en la introspección existencial, el punzante sarcasmo del epigrama y la lírica viajera. No es casualidad que titulara «Trivium» su obra completa: diecisiete poemarios a los que se añadió una treintena de piezas inéditas.

En libros como «Marco Aurelio, 14» –que inspira el domicilio del autor– o los «Epigramas confidenciales», dedicado al satírico Marcial, Badosa se responsabiliza de su poesía e identifica la soledad con la libertad. Escritor catalán que escribe en castellano, se va a cumplir una década desde que el nacionalismo filo-ilógico que encarnaba en 2008 el consejero Bargalló le excluyera de los autores catalanes en la Feria de Fráncfort.

El «politicastrismo» no entiende de literatura y los comisarios de la causa no debían saber que cuarenta años antes Badosa había difundido por toda España a Ramon Llull, Ausiàs Marc, Jordi de Sant Jordi o Roís de Corella. Una antología bilingüe que recuperó La Vela de Granada. Vayan por ellos estos versos: «Yo que soy español de Cataluña /y catalán de España, tanto monta, /no tengo que dar explicaciones /de por qué escribo en una u otra lengua. /La libertad se explica por sí misma».

El Badosa viajero se manifiesta en «Cuadernos de Barlovento» y el memorable «Mapa de Grecia», que acrecienta su vigencia en estos años de europeísmo helenofóbico y terrorismo yihadista. Mucho antes de que los lectores se interesaran por el topónimo Salamina, a raíz del libro de Javier Cercas, Badosa ya frecuentaba la isla griega donde aconteció la batalla que evitó la islamización de Europa. Se cumplen cuarenta años –otro aniversario más– de la escritura de «Salamina» (1977), uno de los poemas más hermosos que se han dedicado a la cultura occidental: «Por eso ha sido escrito el Partenón / con la más bella tinta de la tierra. / Por esto se ha labrado el pensamiento / en la piedra más sabia y perdurable. / Por esto estás hablando en lengua libre».

De no haber vencido los griegos en aquella batalla, dice siempre Badosa, no estaríamos aquí y no podríamos considerarnos, como Borges, «griegos en el exilio». Si algún día viajáis a Salamina veréis un sencillo peán en honor a Apolo con unas palabras de Esquilo y los citados versos. Enrique Badosa. Poeta simbolista, catalán que se expresa en la lengua de Cervantes. Noventa años de sabiduría.”

Badosa ha hecho mil veces más por Cataluña que todos los políticos nacionalistas juntos. Por eso no se lo perdonan. Por eso, Badosa, n’estem orgullosos de tu.

Dolça i lletraferida Catalunya…



Categories: Arte dulce, Catalanes universales, Huid del nacionalismo, LlenguaLibre

Tags: , , , , , ,

9 comentarios

  1. Pues sí que es una buena idea rescatar a los malditos del régimen.

    No solo son Enrique Badosa, Juan Marse o Gimferrer…

    Pujol ha creado una realidad paralela para implantar sus fantasías, y nosotros nos la hemos creído sin pestañear colaborando con su particular III Reich del Mediterráneo.

    (Enrique, además, se declara católico, una rareza en la “intelectualidad” post pesoista, lo que señala su humanismo cristiano, su honestidad intelectual y su carácter no venal)

  2. Todavía me acuerdo de los comentarios que hizo Carlos Herrera sobre el estupor que causó a los organizadores de la feria de Frankfurt el elenco de escritores que les había seleccionado la Generalidad para presentarlos en la feria. Convirtieron a Cataluña en el invitado de honor ese año debido a la importancia editorial de Barcelona, y esperando que se llevara a los muchos escritores catalanes que escribían en español y tenían un reconocido prestigio internacional. En su lugar, la Generalidad les colocó a una pandilla de escritores en catalán a los que en general no conocían ni en su casa a la hora de comer.

  3. Rectifico :
    Desde hace 40 años…aunque esto ya viene desde antes de franquismo incluso con el franquismo…yo naci en los 50…y tengo claro q ya estaban ahi…como los buitres…carroñeros…ni me daba cuenta…pero repasando mis vivencias …sé q digo la verdad…

  4. Sergi Doria se ha venido muy arriba si se refiere a la batalla del siglo V a.C. de Salamina, ya que hasta un milenio después no se puede hablar de islam, y menos, en el caso persa.

  5. El intelectual catalán que se siente español es en general un virtuoso de la lengua de Cervantes, y suele tener fama internacional… mientras que el que solo se siente catalán es un mediocre que pública solo porque escribe en catalán(da igual si tiene o no tiene calidad), y fuera de nuestra tierra, no lo conoce ni el tato ni la madre que lo parió.

    El escritor catalán que básicamente escribe en castellano, el nacionalismo no lo considera catalán. No recibe ni homenajes ni apoyos. Mientras los mediocres si se definen como nacionalistas, reciben todo tipo de honores, agasajos, y subvenciones.

    Hay muchísimos intelectuales ilustres o grandes hombres o mujeres, que dado que la Generalitat o TV3, no los publicitan, no sabemos ni siquiera que son catalanes, y nos sorprenden a veces por ejemplo que nacieron en Barcelona… y es la prueba evidente que estos no son nacionalistas, ya que no conocemos su condición de catalanes.

  6. Badosa, otro gran intelectual catalán alejado del tribalismo separatista. No sorprende que los catalanes más inteligentes y universales odien el nacionalismo.

  7. Menudo cromo este Josep Bargalló que estuvo de conseller de cultura en la generalitat en los años del nefasto Tripartit a las órdenes del Carota Rovira. Porque claro, este señor fue un comunista más en su época, de esos que le gusta levantar el puño al estilo de Rufián, o saludar al encomiable y buena persona que era el dios Stalin.

    Al estilo de la Forcadell, también le ha sabido sacar un provecho multi millonario a su graduación en filología catalana, y como en cuestión de pelas tampoco es que sea tonto, es decir que sirve para decir que hay que darle al pobre, pero el se apunta en la parcela del rico, como no es tonto decía, cuando vio el percal de llenar bien la talega se afilió en ERC, y eso, que fue conseller, y otros cargos después bien remunerados, para terminar de director me parece que es de la escuela Ramón Llullo. Un cromo que como todos los acólitos que viven a la sopa boba como él, nada en la abundancia económica, y por eso se le va la lengua en este sentido tan desvergonzado que se les va a toda esta pandilla de endemoniados que componen el prucés.

    Cuento esto por hacer alusión a que un inculto o cateto como éste, que quitando esa carrera oportunista que se sacó de filología catalana, no sabe nada más de nada, mucho menos de la vida, sobre todo la suya que va a todo tren, es normal que no tenga en consideración a una eminencia en las artes literarias, además reconocido internacionalmente, como es Enrique Badosa, y lo margine en la feria de Franckfort, y posiblemente en alguna feria cultural más. Solo por eso, por ser un catalán que escribe en castellano, menudo pecado, sobre visto por un sacerdote confesor experto en filología catalana.

    En fin, por contar algo más relacionado con toda esta barbarie sin sentido, que están organizando estos separatas, que vuelvo a insistir, cuánto más voy sabiendo de ellos, más considero que están labrando su propia tumba.

    • ¿Seguro que no es Carallot Rovira?

    • Eso esperamos q como vd. indica esten cavando su propia tumba…
      Pasarán muchos años para q los catalanes sensatos de buena fe, trabajadores serios q vivimos de nuestro trabajo…que amamos nuestra Tierra tanto o mas q «ellos» podamos olvidar esta «comedia» patriotica de bastaros malignos q solo les interesa el burdo dinero y el poder!!!
      Lo unico q puedo decir es q esta gentuza nos ha abierto los ojos de la kk que tenemos en cima con estos dirigentes de uno y otro bando…
      Se ha llegado tan lejos por la ineptitud y negligencia de los q mandan en la España d las 17 autonomias desde hace casi 70 años …y lo peor es q esto sigue …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: