Drama nacionalista en Budapest: José Carreras se anuncia como José Carreras

El gran tenor no està per josepades.

Jose Carreras

José Carreras es un tenor fabuloso y queridísimo en toda España. No sabemos por qué, pero en 2010 vio un micro por la calle y se descolgó con un ridículo “Visca Catalunya lliure!”, com si els catalans estiguéssim esclavitzats per la malvada “espanya”; val a dir que a ell li ha anat força bé aquesta esclavitut. En toda España este insulto provocó tristeza y desazón: no es agradable ver a un gigante del arte caer como un adolescente en radicalismos y exageraciones, sobre todo después de haberle apoyado en su enfermedad y ayudado en su Fundación contra la leucemia desde todos los rincones de la nación. Pero hubo algo que nos hizo perdonarle de inmediato: su aspecto físico ajado y envejecido, vapuleado por el sufrimiento.

En 2013 reapareció repitiendo los mantras separatistas que ofenden a tantos catalanes y resto de españoles. Però també li ho vam perdonar.

Ahora se puede ver en el metro de Budapest el anuncio de su próxima actuación en la capital de Hungría, donde se presenta como José Carreras. Es lo normal: els catalans som universals i no tenim problema en dir-nos José en castellà o Josep en catalán. Los centralistas sin remedio y los nacionalistas llanuts no lo entienden, pero allá ellos.

I en Josep Carreras ha escollit dir-se José en les seves actuacions internacionals. Diuen que a TV3 encara se’n fan creus. Coses del nacionalisme. Que et vagi molt bé, Josep, dolço, i que superis el nacionalisme amargat, empetitidor i ressentit.

Dolça i universal Catalunya…

bastoncillo



Categories: Catalanes universales, Huid del nacionalismo, LlenguaLibre

Tags: , , , ,

24 comentarios

  1. Ojo, señores, no confundamos: yo soy de eso que decís “centralistas sin remedio”, por una cuestión de convicción e ideal igualitario-democrático, que repudia “derechos históricos” territoriales, pero eso no tiene nada que ver con no entender -o menospreciar- que haya gente que hable en catalán o tenga el nombre en catalán. Yo soy descendiente de catalanohablantes, pero precisamente por ello no puedo aceptar que se relacione automáticamente una posición política, ideológica o programática con el uso de una lengua o una determinada actitud ante ésta. Seria irresponsable fer estendre aquest prejudici interessat. Creo que los catalanes que redactaron y votaron la Constitución de 1812 en Cádiz también defendían a ultranza el Estado liberal (de derechos y libertades universales, se entiende) centralizado como cauce de progreso y emancipación, consagrando la “unificación legislativa y fiscal de toda la Nación”, algo de pura justicia social pero, a pesar de los mitos, ignorado por el régimen borbónico del s. XVIII. Mas nada que ver con asimilaciones o políticas culturales, no mezclemos las churras con las merinas.

    El tradicionalismo y el particularismo -muchas veces solo disfraces sustentados en la manipulación o la invención (lo que Hobsbawm llama “la invención de la tradición”)-, los oscuros privilegios ancestrales, no sobrevivieron al embate crítico de la Ilustración. El ultramontanismo político quedó desnudo. Aceptémoslo y superémoslo.

  2. En otro resgistro de música, ¿por qué “Pablo” Hasel y no “Pau” Hasel? Lo digo por curiosidad.

  3. El cielo catalán está a veces “estelado” ¿Quién lo desestalará? El desestelador que lo desestele, buen desestelador será.

  4. Un motivo del cambio puede radicar en que la forma castellana “José” es más universal que “Josep”. Por ejemplo, “José” también se utiliza como nombre, tanto masculino como femenino, en Francia, al igual que Carmen, Lola, etc.

  5. Desconocía estas declaraciones, pero aún recuerdo como toda España se volcó con él en su enfermedad. Sujetos así producen vergüenza de ser catalán.

  6. Es lo que pasa cuando te vuelves sectario,que los libres de sectarismos no compran tus discos ni se pelean por
    verte en concierto.
    Ahora eres José por puro interés comercial.

  7. Respeto su enfermedad por que yo soy una superviviente pero no le da derecho a que tenga que respetar su proceder y manifestaciones. Todos le aplaudimos su arte, si. pero no su aparte.

  8. Todos pueden cambiar legalmente de nombre, pero se trata de un decisión seria y con más consecuencias de lo que parece. Por ejemplo, si alguién se pasea por la redes sociales, a veces como “Joan” y otras como “Juan” puede aparecer como un chaquetero oportunista o un cabeza de chorlito, sin hablar de otros problemas de identidad con las tramitaciones y papeleo. También, en esta materia, se ha de ser coherente y reflexivo, pues el nombre es una de las cosas más serias que nos han dado y poseemos.

  9. No entiendo a Dolça Catalunya , por hacerse llamar José le tenemos que ” respetar ” su mentalidad supremacista y egoista de la burguesía catalana ?
    Creo que ha sido la unica vez que me habéis decepcionado Dolça Catalunya 🙁
    Despues de que toda España le apoyase en su enfermedad el se alineó con los del ” Espanya ens roba ”
    QUE LE DEN ! AL JOSÉ O AL JOSEP o como co*o se haga llamar .

  10. Si tu no tienes consideración conmigo
    Porque tengo que tenerla yo contigo ?
    El que a otro paga con su misma moneda
    Saldado queda .
    José Josep o como te llames a Parla…

  11. A mí me da lo mismo si el tenor Carreras se llama José o Josep, o de ambas maneras a su conveniencia territorial (está en su derecho); lo que no me da lo mismo son sus declaraciones en 2010 y 2013 a favor de la in-da-pan-densiá de Cataluña (que también está en su derecho de ser nacionalista). Si hubiera cambiado de forma de pensar, que no lo sé, no he escuchado su rectificación, así que el señor Carreras sigue sin interesarme absolutamente nada (estoy en mi derecho).

  12. No sé yo qué deciros, personalmente yo le tengo el mismo cariño que a cualquier otro nacionalista, es decir, ninguno. Tampoco le deseo nada malo, pero vamos, que cariño ninguno. Por mucho que haya puesto José en vez de Josep sigue siendo indepe.

Deja un comentario