Articulazo de Bosch explicando “el problema nacionalista”.

¿Esto lo leen en Madrid, o siguen recitando lo de “problema catalán”?

Josep Ramon Bosch es uno de los analistas más finos y rompedores que entienden lo que de verdad pasa en Cataluña. No se vende, es libérrimo y pasa de los coros nacionalistas de llepasubvens y abrazacubanas. Sus artículos en La Razón no tienen pérdida. Mire cómo describe “el problema nacionalista” en su reflexión de hoy:

España es una comunidad de gente que ha corrido la misma aventura durante muchos siglos. Demostramos que lo mejor sale de unir lo diverso en un gran propósito. Nuestra aventura juntos, con los errores de toda obra humana, cambió el mundo para bien. Cuando en el siglo XVIII perdimos la confianza en nuestra palabra y las ganas de decírsela al mundo empezamos a pelearnos entre nosotros, empujados por las nacientes ideologías inventadas, como decía D’Ors, por aburridos “segundones envidiosos del heredero”.

El nacionalismo, una ideología de resentimiento, fue responsable de las 2 guerras que devastaron Europa atizó los enfrentamientos españoles. No arraigó el nacionalismo en España, salvo en las regiones que más tiempo lucharon contra las ideologías modernas, donde algunos ideólogos lo utilizaron como herramienta para canalizar sus complejos y comprender los cambios de la Modernidad. Tuvieron éxito, y hoy la política española todavía está encerrada en los conceptos urdidos por el nacionalismo para conseguir sus objetivos

No hay un “problema catalán”, sino un “problema nacionalista”. La discusión no es entre “centralismo” y “descentralización”, sino asignar las competencias de las administraciones según su capacidad racional para cumplirlas mejor, según el principio de subsidiariedad. No hay un problema con el catalán, lengua española, ni con el castellano, acogido desde siglos por los catalanes como lengua propia; hay un problema de derechos humanos y de libertad ciudadana. No hay “España” y “Cataluña”, sino Cataluña y resto de España. No hay “unionistas” porque no hay nada que unir, sino un pequeño grupo de catalanes ideologizados que utilizan el populismo surgido de la crisis económica, institucional y moral de 2008, para avanzar su agenda ideológica. No hay que “encajar Cataluña”; hay que superar el nacionalismo en el Estado de Derecho. España no es Madrid, ni Cataluña es Barcelona.

Es importante que el nuevo gobierno español entienda lo que planteaba Valentí Almirall en el congreso catalanista de 1.880: “El catalanismo, para nosotros, significa ser muy españoles pero no castellanos, por cuanto estos solos no forman la nación. España es un conjunto de grandes regiones con condiciones distintas y su grandeza depende del desarrollo de la vida, del modo de ser y de las tendencias de cada una de ellas”.

Superar el nacionalismo debe ser la principal tarea del nuevo gobierno español; su acción no puede basarse exclusivamente en pactos fiscales ni en acciones judiciales; debe romper el terreno de juego conceptual del nacionalismo y destinar generosos recursos a explicar la bondad de la convivencia y de nuestra historia en común. Hay que finiquitar definitivamente el chantaje separatista a cambio de una inquietante estabilidad política en la villa y corte.

El nacionalismo sigue con su programa completo de invención nacional y reprogramación ciudadana, con más recursos que nunca. Se dispone a introducirnos en una fase golpista y de grave peligro de enfrentamiento civil. Ahora o nunca, sres. diputados”.

Que ells t’escoltin, Josep Ramon. Aunque parece que en diestra y siniestra siguen a lo suyo, hablando de “problema catalán”, “encaje de Cataluña en España” y demás jergamalla nacionalista, sin enterarse de qué va la cosa, oyendo sólo a los del puente aéreo y soñando con sus dineros y poltronas.

Dolça i oblidada Espanya…

bastoncillo



Categories: Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , , , ,

26 comentarios

  1. Dice el Sr. J.R. Bosch en su artículo:
    “No hay “unionistas” porque no hay nada que unir, sino un pequeño grupo de catalanes ideologizados que utilizan el populismo surgido de la crisis económica, institucional y moral de 2008, para avanzar su agenda ideológica”.

    A lo que yo le respondo:
    No, Sr. Bosch. Está Ud. muy equivocado. El grupo de los “catalanes ideologizados” (léase separatistas) no es, ni mucho menos, pequeño. Menospreciar la entidad y fuerza del enemigo es una forma segura de perder la guerra.
    Igualmente, el separatismo no nace de la crisis de 2008. Todos lo sabemos (a excepción del Sr. Bosch, parece ser). El separatismo catalán tiene más de 100 años de historia a sus espaldas (muchos de ellos, especialmente en las últimas cuatro décadas, contando con la complicidad de los sucesivos gobiernos de la Nación). Con la crisis de 2008 sólo hizo que acrecentar su base social, pero sus planes vienen desde muy lejanos tiempos

    Y finaliza su artículo el Sr. J.R. Bosch diciendo:
    “El nacionalismo sigue con su programa completo de invención nacional y reprogramación ciudadana, con más recursos que nunca. Se dispone a introducirnos en una fase golpista y de grave peligro de enfrentamiento civil. Ahora o nunca, sres. diputados”

    A lo que yo le respondo:
    Pues va a ser nunca, sin duda alguna. Con los actuales diputados, tributarios todos ellos del sistema político que, precisamente, ha alimentado al nacionalismo durante tanto tiempo, no hay absolutamente nada que hacer. Primero habrá que acabar con dichos diputados (es decir, con el sistema político imperante en los últimos 40 años) para tener una mínima posibilidad de éxito en la lucha contra el separatismo. De lo contrario, va a ser totalmente imposible. No se (nos) siga engañando Ud. Sr. Bosch

  2. El Mundo se encamina irremediablemente hacia la GLobalizacicion unica manera Solidaria de superar los Egoismos Medievales de los Nazi Onalismos Regionales. CAT, No debe “encerrar” y hacer prisioneros a Millones de sres humanos que queremos abraZarnos con Otros seres semejantes Nacidos dentro y fuera de CAT.

  3. La mayoria de los comentarios que leo y me satisfacen en mi manera de pensar me hacen placer. Me digo que no estamos tan mal como parece. Pero todo esto está solamante en el papel, es super, pero no veo hasta cuando vamos a permitir a esta banda de desastrados, incultos y engreidos pasarse las leyes por el arco y encima presumir de ello. En este pais el que mas grita tiene razón. Hasta cuando. Si la Luna y el del Puro no hacen nada, no hay nadie mas en Cataluña para arrancar estrelladas, o es que no tenemos cojones solo para reclamar?

  4. Impecable artículo del señor Bosch: muchas felicidades.

    No obstante, si hemos de ser rigurosos con el lenguaje para evitar hacerles el juego, deberíamos evitar el uso de “nacionalistas” (la única nación es España) y emplear “secesionistas”, tal y como queda clarísimo en algunos comentarios de [https://www.dolcacatalunya.com/2015/11/entienda-como-el-nacionalismo-le-manipula-cambiandole-las-palabras/], y especialmente en unos de garope.

    Un saludo.

  5. Gran discurso de un hombre valiente que ha pasado situaciones delicadas por ir a cara descubierta y decir lo que piensa. Pero necesitamos, aparte de el apoyo moral el apoyo legal. Se deben perseguir de oficio y sin demora todas las ilegalidades-que son muchas- que se producen en cataluña. Además, sin cuestionarse reacciones o el qué diran, simplemente por aplicar el estado de derecho que, aunque pisoteado, todavía rige en España y Cataluña como parte de ella.

  6. Yo tengo aún esperanzas. Poco a poco vamos siendo más catalanes libres de fascismo los que vamos levantando la voz contra esta barbarie que muchos no ven. Y eso es lo que tenemos que seguir haciendo, dar a conocer la situación y hacer saber a aquel que habla de derecho a decidir de los catalanes, se de cuenta que no existe como tal. Ningún imperio se creó en tres dias y el fascismo independentista ha tardado más de 30 años en estar en esta situación de privilegio y aún así, no las tiene todas consigo. Hay que seguir luchando y poco a poco se conseguirá dar la vuelta a la tortilla. Además los independentistas con su fascismo son máquinas de crear antiindependentistas. ¡Ánim!!!!!!!

  7. Totalmente de acuerdo, el problema catalán es el nacionalismo, el cual debe erradicarse como sea para poder seguir viviendo en paz y armonía, tal como hemos vivido en muy diferentes épocas de la historia.

    Los derechos no son de los territorios, son de las personas, y aquí se están conculcando derechos humanos, incluido el del libre movimiento de personas, porque uno puede nacer en Los Ángeles, estudiar en Connecticut e irse a trabajar a Texas sin que nadie le llame colono, sin que le exijan otra lengua que la común de todo Estados Unidos, pero aquí queremos naciones de dos metros cuadrados y que el de al lado hable dentro de su casa el idioma que le imponemos, que eduque a sus hijos en una sola lengua que, a poco que te alejes de tu casa, no te sirve de nada (no hay que abandonar el catalán, sino complementarlo).

    Los políticos pasan de todo, se miran el ombligo y punto, tanto los de un lado como los del otro, ellos van a lo suyo y al pueblo que le den, ande yo caliente y ríase la gente, y así nos va desde hace muchos años.

  8. Hasta que Pujol, Marta e hijos estén en la cárcel y devuelvan TODO lo robado, todo lo demás son músicas celestiales.

    Y si alguien quiere algo más: que se deje de financiar con dinero público los independentismos (que como toda opinión, es tan buena como las de los demás; pero que lo financien de su bolsillo quienes lo propugnen )

  9. Dicho con gran claridad:
    lo que està haciendo aquí falta
    es que haya lealtad
    y la Ley sea la más alta
    referencia ciudadana,
    canon de la convivencia,
    de la dignidad humana
    y la paz de la conciencia.
    Castigar al delincuente
    con rigurosa eficacia
    para que ninguno intente
    perturbar la democracia.

  10. Somos la resistencia los que tenemos que coger por los cuernos al fascismo nacionalista y derrotarlo. C’s té molt a dir en aquest sentir. Els fanàtics nacionalistes tenen un veritable problema: nosaltres.

  11. Me da la impresión que muchos habéis tirado la toalla. Tenéis asumido que la independencia es irreversible. Si estos descerebrados se atreven a proclamar unilateralmente la independencia, el Estado Español tiene mecanismos más que suficientes para , en pocas horas, detener y meter en la cárcel a esta pandilla de sediciosos.

    • Cierto,pero y si no lo hace?

      Y si sabiendo lo que hay que hacer, y quién lo ha de hacer…la orden nunca se da?

      Cosas mas raras se han visto en la historia.

    • Si no se hace se van a encontrar con un país independiente, pero profundamente dividido, en el cual aumentaría de forma exponencial el número de personas que se opondrían de forma total y absoluta a las leyes dictatoriales del eventual gobierno, pues se darían cuenta de que ni ese país sería Catadisney ni tampoco se respetarían las mínimas garantías democráticas ni los derechos humanos más básicos.

      Catalanes que hoy vontan nacionalista por obtener más competencias de Madrid renegarían del nacionalismo independizado. Castellanohablantes en grandes cantidades se negarían rotundamente a utilizar el catalán por imposición, pese a que lo usen habitualmente ahora, pues en una dictadura quizá se le llamara la atención al que hablara castellano en público y, si ahora se vigila lo que se habla en el recreo (acto demencial donde los haya), quién sabe hasta dónde se llegaría a vigilar la lengua castellana en esa dictadura, miedo me da pensarlo.

      Quizá acabaría existiendo mayoría absoluta antiindependentista en el parlamente catalán, quizá los hechos consumados se ejercieran a la inversa y, si España no nos dejara regresar, a lo mejor alguien fundaría España del Nordeste, quién sabe, todo es posible, eso o incluso una guerra civil.

      • El problema es que si consiguen sus objetivos sin la intervencion del Gobierno de la nación, abriría una caja de pandora en otras zonas y territorios controlados por otros caciques, dando paso a una potencialmente destructora anarquía.
        Que aunque sólo fuese temporal, nos dejaría probablemente en bancarrota, mas sensibles aún a populismos.

  12. Yo celebro este artículo y la arquitectura mental que lo sostiene. Hace años lo hubiera suscrito al 100%, pero hoy tengo dudas.
    Me explico.
    La cuestión es la naturaleza del catalanismo, identificar su esencia… y después ser coherentes. Nuestro problema es que no somos capaces de compartir una definición de lo que es el catalanismo y que luego se impone el oportunismo del “ara no toca”. El catalanismo es un constructo etnolingüístico que no significa lo mismo en el diccionario de la Real Academia de la Lengua que en el diccionario del Instituto de Estudios Catalanes. A partir de ahí cada partido, cada institución, cada grupo social, cada persona lo define como quiere y en esta situación es el vehículo perfecto para el tráfico de contrabando político ante una sociedad que está más atenta a resolver problemas más acuciantes.
    Como constructo etnolingüístico se vehicula e inyecta a través de un elemento básico: la lengua materna; pero cuando la lengua se solapa en un mismo territorio con otras emerge la política, porque las lenguas siempre compiten en su mercado. Dos empresas que produzcan electricidad pueden fusionarse y alcanzar mejor competitividad por nuevas economías de escala. Incluso dos empresas con marcas muy diferenciadas en su “marca” pueden unirse, unificar procesos de producción y, al final de la cadena productiva, poner al mismo producto etiquetas distintas. Después, incluso, pueden diseñar un sistema de distribución unificado. La autocompetencia tiene también sus ventajas si el empresario es inteligente. Con las leguas esto está, por lo menos, por demostrar. Y ahí está el reto actual; pero para plantearlo juntos, hay que hablarlo claro…

  13. Más brindis al sol. ¿Qué gobierno va a hacer eso, el de Rajoy? Mayoría absoluta y no ha hecho nada. ¿El de Ciudadanos? Ley anticorrupción pero “solo la puntita, que soy doncella”. ¿Hablamos del PSOE o directamente pasamos?. De verdad que todos esos artículos están muy bien pero son para consumo interno. Ningún nazi va a caerse del guindo por leer ese tipo de artículos, ningún patán del Congreso va a mover una coma para hacer nada. Siento ser tan realista pero es lo que; desconsuelo y lágrimas.

    • Sabes lo malo de tu afirmación??. Que tienes razón, por desgracia, tienes razón.

      • Efectivamente, Luis. Más razón que un santo tiene el Sr. Israel de Lamo. Con los actuales “patanes” del Congreso, sin excepción alguna, no vamos a ningún lado. Artículos como este de J.R. Bosch, como bien dice D. Israel, son sólo “brindis al sol” para consumo interno. Si no se acaba antes con los “patanes” (en los que siguen confiando el Sr. Bosch y tantos otros) será imposible acabar con el independentismo.

    • Tampoco es para que los nazis lo lean y vean la luz.Pero hay una masa enooooooorme de gente en todo el país que pasa del tema, no se implica,está harto, no le da importancia etc.

      Poco a poco iremos quitando la venda a la gente que hoy es digamos “neutral”. Los sectarios nazis que pululan por ahi estan mas allá del bien y del mal en estos momentos.

  14. Excel.lent article. Esperem que l entenguin els que el tenen que entendre. Esta molt per amunt del nivell on arriba la classe política española, atrapada en la seva política de corral. Aixi estem.

  15. Como siempre 10 de 10 para JR Bosch!!

  16. Gràcies Josep Ramon per posar paraules al nostre clam!
    Convivència versus fractura! Seny o disbauxa!

  17. Impresionante tercer párrafo. Ahí está resumido todo el tema.

  18. Totalmente cierto.

    El lenguaje es un elemento en el que no se puede seguir el juego.

Deja un comentario