Una industrial recrimina en Puigdemont

És la veu de Joaquim Rius, protagonista de Mariona Rebull.

Joaquin Rius

El hombre, severo, disciplinado, confiable, esforzado, perseverante, riguroso, entregado y responsable, encarna el tarannà que ens va donar el prestigi que ara està enfonsant el nacionalisme. Y le dice esto a su hijo irresponsable:

“Fabricantes, sí… Somos fabricantes de tejidos. Mi padre fue un emigrante. Mi abuelo vendía hierbas en una botica. Tengo un hermano al que no veo desde hace años, porque no ha querido moverse de su lugar. ¿Sabes qué es tu tío? Tiene una parada de hortalizas en el mercado de Sans. Eso somos y nada más que eso: trabajadores. ¿Quién te has creído que eres tú? (Ignacio Agustí: Desiderio, cap.XXXII).

Això mateix. Els catalans de sempre només som treballadors. No som ploramiques, ideòlegs ni llepasubvens. Prou nacionalisme.

Dolça i treballadora Catalunya…

bastoncillo



Categories: Arte dulce, Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

9 comentarios

  1. No quiero ser pájaro de mal agüero, pero, si mi memoria no me falla, Volkswagen no ha confirmado del todo sus necesarias y esperadas inversiones para la planta de Barcelona. Yo espero que los catalibanes no se carguen esa joya de la insutria catalana.

  2. Muchos de los que vociferan que Madrit les roba me gustaría saber qué aportan ellos y cuánto detraen del estado…

  3. Es lo q somos la mayoría d los catalanes y del resto de las 16 autonomías…y el día q lo olvidemos estaremos perdidos!
    En estos tiempos muchos lo han olvidado…y así nos va!
    Los q dan medallas de buenos obreros y lucha de clases, los q están ” enchufados” en las universidades y ni siquiera han leído a los clásicos pq desde la cuna sólo saben algo de
    ” El Capital” de Marx, q es su ” Biblia” los otros q habrán leído ” la Biblia” , los fans de la lucha de clases o del capitalismo consumista, o los adoradores de Bakunin, todos colocaditos en urbanizaciones d alto Stading, o el el Casal okupa de turno, o universidades dando clases, esos q saben del día a día de ” la gente” como nos llaman los políticos???
    Que saben de sus penurias para salir adelante???
    Me hace gracia por ejemplo “la Bescansa” niña bien, ” negitosa” por serlo q parece q se quiere redimir de haber nacido en una familia acaudalada…no nos salve Sra. Descansa, ni Vd.Sr. Iglesias, ni Domenech, ni Colau, ni Pisarello, ni tantos y tantos salva pobres!!!

    • Excelente comentario, Sra. Zenaida. A todos estos que van de “salvadores” de los pobres (cuando ellos no lo han sido nunca) sólo hay que decirles, bien alto y claro, “gracias, pero no queremos que nos salvéis”…
      Una vez, con una política local del sector “salvapobres” (su nombre es lo de menos) me sucedió que rechacé una ayuda económica -subvención a la cultura, le llamaba la susodicha- que ella me ofrecía sabedora del mal momento monetario por el que yo estaba pasando. Ante mi negativa, la política, que no entendía nada, me preguntó: “Pero…¿va a rechazar Ud. este dinero que le puede salvar?” (palabras textuales)…A lo que yo le respondí con la muy conocida frase de: “En mi hambre mando yo”..,para continuar argumentando “y si acepto este dinero va a ser Ud. quien, a partir de este momento, va a pasar a mandar en mi hambre…y eso no me apetece para nada”….La individua se quedó con una cara que ni les quiero contar…

  4. Aquí existe la “Industria de la Subvención”… chupasangres de nuestros impuestos, si demuestras ser un separatista golpista, contra más radical mejor, te alimentarán a teta robada toda tu vida!!!!!!

  5. Estamos de acuerdo. Suspensión temporal de la Autonomía de Cataluña mientras se investigan los desmanes cometidos por sus dirigentes y se les juzga y condena, en su caso, a las penas que dicta el Código Penal.

  6. Desde que el Estado dejó hacer a esta tropa de vagos y malenates de la Generalitat se ha perdido mucho tiempo: ahora va a costar Dios y mucha ayuda enderezar la situación. Hay que intervenir tempralmente esa autonomía. NO HAY otra solución a los desmanes de este golferío separatista trincón y canalla.

Deja un comentario