Las leyes de Companys para asegurar la calidad racial

Al nacionalisme sempre li acaba sortint el hitlerito.

Pompeu fabra

Se define eugenesia como el estudio de las posibilidades de mejorar la especie humana mediante procedimientos que influirán en las características hereditarias de las generaciones futuras. Francis Galton, padre de la teoría eugenésica y primo de Charles Darwin, elaboró la teorí por primera vez en 1883, pero sus bases se asientan en trabajos anteriores. Inquiries into human faculty de 1907 es su obra cumbre. La eugenesia clásica, en la medida en que fue aplicada, se caracterizó por limitar coactivamente los derechos reproductivos individuales en aras de la salud genética de las generaciones futuras.

Las teorías eugenésicas de Sir Francis Galton gozaron de un cierto prestigio en Cataluña. El introductor de estas teorías fue el doctor Félix Martí. Afiliado a la CNT y director general de Sanidad y Asistencia Social de la Generalitat, impulsó una tarea de reorganización de los servicios sanitarios, poniendo en marcha un nuevo sistema de medicina social y preventiva. Entre sus proyectos, destaca la creación de laboratorios para prostitutas, de centros de información sexual para jóvenes y un Instituto de Ciencias Sexuales. En 1937 fue nombrado subsecretario de Sanidad del Gobierno de la República.

La II República española mantuvo tipificado el aborto como delito. No así el gobierno de la Generalitat de Cataluña que aprobó, por decreto, el día de Navidad de 1936, la ley de Reforma Eugenésica del Aborto. Esto es, la Generalitat se desmarcó de los postulados de la II República y permitió que, en Cataluña, las mujeres pudieran abortar si su hijo no cuadraba con los criterios eugénicos del momento. El decreto no fue un mero accidente revolucionario, puesto que años antes hubo médicos y juristas que abogaron por su implantación. En la Alemania de Hitler era ya algo habitual.

La razón de la ley era controlar la calidad futura de la raza catalana. La ley fue ratificada por Josep Tarradellas, conseller en cap, Pedro Herrera, conseller de Sanitat i Assistència Social y Rafael Vidiella, conseller de Justicia. Establecía 4 supuestos para autorizar el aborto hasta los 3 meses: las causas terapéuticas; el motivo eugénico; los factores neomalthusianos; el sentimental o ético. El aborto fue incorporado en el Servicio Sanitario catalán, pues creían en las virtudes de esa rama de la medicina encaminada a controlar la calidad racial de las generaciones futuras.

fabra raza

En 1934 Pompeu Fabra había firmado el manifiesto Per la conservació de la raça catalana, pidiendo una Societat Catalana d’Eugènica:

“Ara que Catalunya torna a recobrar la seva personalitat política i té davant d’ella noves responsabilitats, s’ha de procurar que tota l’estructuració social i econòmica del nostre poble es basi fermament damunt una població creixent i sana, homogènia quant al sentiment patriòtic i amb una clara visió dels destins de la nostra pàtria”.

Coses (molt brutes) del nacionalisme.

Dolça i racista Catalunya…

bastoncillo

 



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien, Pura raça

Tags: , , , , , , , , ,

33 comentarios

  1. Gracias por la información.
    Cada día q pasa vamos descubriendo que es peor d lo q ya pensábamos!!!

  2. Ahora hacen como si todo eso no hubiera existido. Gracias por sacarlo a la luz y por dejar claros los nombres de estos personajes históricos que deberían estar considerados lo que son: gentuza sin moral. A ver si se difunde cada vez más todo esto, y se dan cuenta los nazionalistas-separatistas de detrás de las banderas de quiénes van y la catadura de los tipejos a los que siguen.

  3. Aquest Fabra savia de tot: enginyer, filològia, eungènesia. “Qui molt abraça poc estreny”. Ens hauria pogut fer una ortogràfia menys elitista i complexa, també més acostada a les regles del castellà o del italià. El nombre i diversitat d’accents o titlles són delirants.

  4. Los que en toda Europa serían considerados como incitadores al delito racial y la xenofobia, y cuyas ideas en muchos países estarían estrictamente prohibidas por ley, en España son tenidos por progresistas (de Sabino Arana a Pompeu Fabra y tantos otros) y se les dedican calles, universidades, monumentos, etc…Y esto es así desde hace ya muchas décadas.
    Por lo tanto, la obvia y gran pregunta sería la siguiente: ¿Cómo ha sido ello posible? ¿Cómo es posible que en España los racistas sean considerados progresistas, y que a quienes les criticamos y ponemos en evidencia nos llamen fascistas?
    Se me ocurriría una respuesta muy larga que, en resumen, pasaría por la constatación del hecho, realmente insólito, de que en nuestro país los vencedores de una guerra (en este caso de la Guerra Civil) perdieron ampliamente la posterior batalla por el control del relato histórico en torno a lo acontecido, sus antecentes y sus consecuentes.
    En nuestro caso, y en contra de lo habitual, la historia no la contaron -ni la siguen contando- los vencedores, sino los vencidos (sería muy largo explicar aquí las diversas causas que, a mi juicio, propiciaron que tal extraña cosa sucediera). De este modo, los perdedores de la contienda (es decir, los partidarios de Sabino, Pompeu y demás racistas) pudieron tomarse cumplida revancha de su derrota a través de su claro triunfo en el relato posterior de los hechos.

    • Lo has clavado, FLlopis. Sin embargo, a mi juicio la explicación del porqué ha sucedido esto no es necesariamente larga: se trata de articular el mismo discurso excluyente o nacionalista (la pertenencia a una determinada raza o territorio nos hace superiores) en el plano moral (la adscripción a una determinada ideología nos hace superiores moralmente). A esto se ha dedicado la izquierda en particular y el antifranquismo en general durante décadas. Una vez conseguida esta condición primera, el resto es fácil: simplemente, se trata de obtener el dominio absoluto de los medios de comunicación, alcanzar el dominio del discurso social e “intelectual”, e imponer los parámetros éticos de la convivencia; todo ello, por supuesto, con la falta de escrúpulo necesaria para tergiversar la verdad en beneficio propio.
      Un abrazo

    • Personalmente, y aunque sea muy largo me gustaría q se explicará con detalle la paradoja…
      Porque aquí en España ” los buenos” son los racistas, etc, etc
      Le animó a q lo explique F.Llopis
      Muchas gracias!

    • Yo estoy con Zenaida, me gustaría que Llopis nos explicará cuando tenga tiempo el porque en España ha ganado la versión de la historia los vencidos.

    • Para los amigos Antonio y Zenaida, y respondiendo a la amable petición de ambos.

      Como expuse en mi primer post, la respuesta a la pregunta del millón (es decir, a por qué en España, y contra lo que es habitual, la Historia -en este caso la del Siglo XX- la han contado los perdedores de la guerra acaecida en su suelo en dicho siglo) estimo que es un tanto compleja…pero voy a tratar de resumir aquí mis pensamientos en torno a dicho y paradójico hecho.

      De este modo, yo creo que podríamos hablar de tres causas fundamentales:

      1) El bando franquista obtuvo una victoria militar a contracorriente de los tiempos históricos en los que la misma se produjo y ello, ya de entrada, supuso una dificultad para imponer un relato histórico propio. Dejando al margen los primeros años del régimen -y téngase en cuenta el desarrollo, simultáneo a los mismos, de la II Guerra Mundial- España no estuvo, durante el período franquista, tan cerrada al exteriior como algunos nos quieren hacer creer. Así, las ideas dominantes en el mundo (bien el liberalismo capitalista, bien el socialismo, o incluso las corrientes más “revolucionarias” o “avanzadas”) seguirían llegando, más allá de la censura, sin demasiada dificultad hasta nosotros…Cuando trato de explicar esto siempre pongo el mismo ejemplo en forma de pregunta: ¿En qué país de Europa se instalaron, en los años 60-70, las mayores comunidades de “hippies”?…Todos lo sabemos, en España (y nuestro buen clima no creo sea, por sí solo, suficiente explicación para el citado hecho).

      2) Del mismo modo, si hubo algo que realmente pilló al franquismo con el “paso cambiado”, ello fue, sin duda alguna, la evolución ideológica de la Iglesia Católica, muy especialmente a raíz del Concilio Vaticano II (1962-1965).
      Como todos sabemos, el franquismo, una vez descartada cualquier veleidad de otro corte -más allá de cierta estética, con los años cada vez más decreciente- basó su anclaje conceptual en el catolicismo (que, además, serviría de nexo de unión entre las diversas “familias” del régimen).
      Siendo ello así, los nuevos aires eclesiales descolocarían por completo a este último y, muy especialmente, incidirían en la pérdida de hegemonía de su relato histórico e ideológico inicial.
      La gente sencilla y no demasiado politizada -el grueso de la población española de la época-, a la cual le habrían estado diciendo que todo lo que venía de la Iglesia era santo y bueno, vería así cómo era la propia Iglesia Católica la que amparaba a los comunistas (las C.C.O.O. fueron fundadas en una parroquia del extrarradio de Madrid), a los separatistas catalanes (hechos de Montserrat, la Caputxinada, fundación en una parroquia barcelonesa de la Assemblea de Catalunya, etc,,,), e incluso a los que practicaban la lucha armada contra el franquismo (ETA, como es bien sabido, nació en los seminarios vascos).

      3) A todo ello -y siempre, insisto, de un modo muy resumido- habría que añadir que, dado el sistema de acceso a las plazas de profesorado universitario vigente en la época (mucho más riguroso y basado en los méritos académicos que el actual) fueron numerosos los profesores y catedráticos que accedieron a la función docente, en pleno franquismo, siendo opositores al régimen.
      La nómina sería larguísima. Valgan pues sólo estos pocos nombres a título de ejemplo: Enrique Tierno Galván, Ramón Tamames, Manuel Jiménez de Parga, Ernest Lluch, Jordi Solé Tura, Joaquim Nadal, Jaume Sobrequés, Javier Tusell, Fabián Estapé (quien, a pesar de su conocida militancia en el PSUC, fue nombrado por Franco rector de la Universidad de Barcelona), etc, etc…Incluso algún ministro de Franco, caso de Joaquín Ruiz Jiménez (Ministro de Educación Nacional, 1951-56), acabó militando activamente en el antifranquismo.

      En resumen, la unión de una serie de factores exógenos (configuración de un mundo bipolar durante el período de la “Guerra Fría” + grandes cambios en la Iglesia Católica) y endógenos (acceso a puestos de responsabilidad, especialmente académica, de elementos opuestos al régimen) creo que podría ayudar a explicar por qué el franquismo perdió rotundamente la “batalla” del relato histórico. A explicar, en definitiva y por volver al ejemplo narrado en esta entrada de Dolça Catalunya, por qué hoy en día toda una serie de racistas compulsivos -Sabino de Arana, Pompeu Fabra, Rovira i Virgili, etc.- tienen en Cataluña calles y universidades dedicadas a su memoria.

    • Como siempre, es un placer leerle F.Llopis. Hay cosas que, precisamente por estar a la vista, pasan desapercibidas por que nadie se fija en ellas, especialmente cuando existe una masa crítica de ideas preconcebidas implantadas durante años que dificultan el pensamiento independiente. Lo que usted pone de relieve es un claro ejemplo de ello.

      Mucha gente se toma cuestiones ideológicas, históricas, políticas y de diversa índole como una religión. Son incapaces de razonar sobre ellas sin mezclar las emociones ni evitar actitudes maniqueas. Si fuésemos todos capaces de ser más racionales veríamos las cosas con más claridad y nos iría infinitamente mejor. Espero que algún día seamos capaces de hacerlo. De momento lo veo improbable.

    • Perdón, en mi anterior post (19´03), quise decir a petición de Deivit (no de Antonio) y Zenaida.
      Pero, ya de paso, agradezco al Sr. Antonio por sus amables palabras. al igual que a Junts pel Tot y a Voraelmar.

    • Esta claro que estos friquis autollamados progres están demostrando que de lo que digan no te puedes creer ni media. ¿De estos que manipulan la historia son de los que nos tenemos que fiar cuando hablan de Franco? Además, una gran mayoría del pueblo, aunque a veces no se atreva a decirlo en muy alto dicen que estos son peores que Franco y los políticos abominando de Franco quiere decir que no concuerdan los pensamientos de los políticos con los del pueblo.

      Creo que tiene que salir un político mucho mas claro que Rivera, que diga las cosas como son. Lastima que Trevijano sea ya tan mayor.

  5. Igualito, igualito a cuando buscas crear o mantener una raza de perros.

    Cafres son los que crearon la idea de la eugenesia y perros los que se prestan a ella.

  6. Lo mas enfermizo es que no se miran al espejo.

  7. Otro idiota como Sabino Arana. ¿Este separatista estatalista también llamaba ‘maquetos’ a los españoles?… en fin.

    Conferencia de Antonio García-Trevijano en Barcelona:
    http://www.ivoox.com/rlc-2016-04-24-conferencia-barcelona-el-nacionalismo-catalan-audios-mp3_rf_11286388_1.html

  8. Y el junki como ha pasado la seleccion ?

  9. Lo curioso es que quienes propygnan esas teorías no suelen cumplir sus criterios …
    Respecto al aborto solo se deberia despenalizar en casos de violación peligro para la madre y aun con un control RIGUROSO

  10. Y la Universidad privada de Barna leva el nombre de este racista. Aunque no es la única, Rovira i Virgili era otro que tal. Solamente falta el doctor Robert, que fue alcalde de la ciudad Condal, que también contribuyó a ideas identitarias y ahora perseguibles en bastantes países europeos. Aquí ya se ve, se les ensalza

    • Amigo José, si te refieres a la universidad Pompeu Fabra, debo aclarar que no es privada, sino pública. Me pregunto por qué tantas personas creen que es privada. ¿Habrá alguna oculta maniobra?

    • Amigo Fendetestas, mi sensación personal es que en estas universidades catalanas de reciente creación (ésta es del año 1990), aunque sean de carácter público, la Generalitat ejerce un gran ascendente sobre ellas (a diferencia de lo que hasta hace poco ha pasado con las clásicas, Universidad Politécnica de Cataluña, Universidad Autónoma de Barcelona y Universidad de Barcelona, principalmente), por lo que, a efectos prácticos, los ciudadanos de la calle no las vemos como verdaderas universidades públicas accesibles a todo el mundo, sino como universidades con un cierto carácter elitista, con muchas carreras que ya se realizan hace muchos años en las universidades públicas grandes y, por lo tanto, de dudosa justificación excepto porque la Generalitat deseara en su día tener una universidad realmente “suya” que fuera fácilmente controlable para poder mimarla y manipularla a su antojo.

      También es cierto que en la misma época proliferaron como setas las universidades públicas por toda la geografía española. Universidades que actualmente tienen serios problemas para mantener un mínimo número de alumnos. Me vienen a la mente la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad Miguel Hernández de Elche, etc. Ten en cuenta que en esta lista podríamos añadir la mayoría de las universidades que existen actualmente.

      Saludos.

  11. Aconsejo la lectura del excelente “La Raza Catalana”, primera y secunda partes, escritos por Francisco CAJA – Ediciones ENCUENTRO.
    Se trata de una sintesis historica completa del tema racial en el nacionalismo catalan.

  12. Afortunadamente para algunos tipos nacionalistas, esa ley no se ha aplicado.

  13. ¿La raza catalana? Que asco…… panda de nazis

Deja un comentario