Preocupació a la cursa atlètica de la Sanitat catalana

S’han apuntat més “espanyols” que “catalans”.

carrera medicos

Diuen que el Toni Comín (sisplau faci un curset de medicina al catalanitzador de cognoms) ha pres mal en saber la notícia. Recupérese, llepagene, nosotros se lo explicamos.

Verá, el Departament de Sanitat ha dit que lo més important de la cursa de la Sanitat era diferenciar bé els “espanyols” dels “catalans”, de manera que s’havia d’escollir. Y claro, la mayoría de catalanes ha dicho que no elige, y que no quiere que un politiquillo le prive de su identidad. Así que puestos a elegir han dicho que son “espanyols”, porque eso incluye lo de “catalans”, pero al revés no.

Si es que al final el nacionalismo consiste en quitar y enanizar: la identidad, la historia, la lengua, la convivencia y la paz. A canvi de res, és clar. O potser del 3%.

Dolça i empetitida Catalunya…

bastoncillo



Categories: CATchondeo, Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

22 comentarios

  1. SI los hospitales y la sanidad fuesen unas utópicas “estructuras de Estado” hacia la independencia, entonces rebosarían de euros, como embajadas, proyectos constitucionales, agencia tributaria, etc., sin hablar de la ANC.

  2. Creo que en español no es “cursa” sino carrera. A ver si afinamos un poco.

  3. Al guanyador, li fan passar dotze llocs endavant en les seves llistes d’espera.

  4. Els avis es consellaven de no mesclar “ous amb caragols”. Tenim un país, España, y una comunitat autònoma, Catalunya, que és, per a la Unió Europea, una simple regió. Un cap lògic i coherent aplega els països amb els països i no amb les regions.

  5. Oh no ! !

    La bruixa de Puigdement es la jutgesa.

  6. A las mentes pequeñas y fanatizadas, siempre les ha gustado fichar y catalogar a las personas.

  7. Fases que experimenta el que desea participar en la cursa:
    Fase 1: sorpresa
    Fase 2: confusión
    Fase 3: vergüenza ajena ( que pena que me dan)
    Fase 4: en país escoger: España.
    Fase 5: completar el formulario y registrarse.

    Hasta cuándo tendremos que aguantar a esta gente tan acomplejada. Alguna terapia tal vez?

  8. Esto todo es obra de un personaje que merecería un post en vuestro blog, un tal Andreu Ballbe que tiene en exclusiva la organización de todas las cursas en Catalunya. Es un nacionalistaliban de 1a generación, lleva años proclamando antiespañolismo, aunque compitió como atleta en la selección española en Montreal76.

  9. no ganan para disgustos, pobretes

  10. Con onagros como el comin este no podemos llegar a ningún sitio decente y el Gobierno del inane está acojonado como no gane Donald trump esto no tiene solución

  11. ¿Por qué el Departament de Sanitat organiza una cursa? Debe ser que como no atienden a los pacientes en condiciones y cada día aumentan las listas de espera han decidido que lo mejor que pueden hacer es una cursa, supongo que para distraer. Y ya de paso un poco de política ficción, dividir a los catalanes en 2 bandos y congraciarse con el gerarca nazionalista de turno…

  12. Pues para estar muerto, no lo parece. El pusdemón, el junqui, la forca, el másmenos, el calvo y cía., siguen y siguen, como el conejo del anuncio, tanto con sus declaraciones grandilocuentes como gastándose nuestros dineros en su delirio faraónico.
    ¿No será más bien un globo sonda para desactivar cualquier reacción en contra del prusés, con la excusa de que ya se “ha muerto” él solito…?.

  13. Esta clasificación obsesiva entre catalanes y españoles da ganas de llorar, o de gritar, o de tirarles algo a la cabeza. Son unos impresentables, no tienen vergüenza.

  14. ” championchip” o es un juegoe de palabras o ni siquiera saben escribir en inglés. Tengo una idea…

  15. Es que Cataluña como país no existe. La gente no es tonta tal y como pretenden los políticos.

  16. Acabo de leer este artículo de hoy de Xavier Salvador, que me ha sorprendido mucho:

    El ‘procés’ ha muerto

    Lo que les explico no es una opinión propia, sino el relato que en las últimas horas me traslada una persona de amplísimo espectro político vinculada al corazón de CDC. El 27 de septiembre del año pasado, el procés murió en las urnas. El resultado real obtenido por la candidatura conjunta de Junts pel Sí finiquitó la posibilidad del nacionalismo catalán de avanzar ahora en un proyecto cuya meta final era la independencia de Cataluña del resto de España.

    La falta de mayoría suficiente en el Parlament, prosigue mi interlocutor, pone de manifiesto otra de las razones del fallecimiento de la iniciativa política liderada por Artur Mas: “No hay suficiente calidad humana”. ¿Perdón?, respondo sorprendido. Sí, ni en el seno de CDC (habla de Turull, Sánchez, Gordó…), ni en el del Govern sin Mas y, por supuesto, ni en los compañeros de viaje de la CUP.

    Lo que me transmite es justo lo que le respondió a Mas cuando un viernes de diciembre, antes de investir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, el líder de CDC le telefoneó para recabar su opinión. Le llamó a él, crítico con la continuidad del proceso en aquellas circunstancias, y comunicó con otros muchos colaboradores, personas próximas y señaladas del arco político nacionalista.

    Entonces, se pregunta el periodista, sí el proceso ha muerto, qué narices están haciendo los Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y compañía con sus declaraciones grandilocuentes, sus estructuras de Estado, sus ánimos a la tropa… Esperan, me dice; esperan a que en España se resuelva la situación política para pactar algo. En ninguno de los cálculos de los nacionalistas catalanes de Junts pel Sí figuraba la variable que ha entrado en escena: España sin gobierno durante medio año y con un escenario aún más alambicado que el catalán. CDC y sus aliados están ganando tiempo.

    El interlocutor señala que con el procés muerto, el pequeño Madrid es también consciente de que algo debe cambiar en las relaciones del Gobierno central con el catalán. Mantener el status quo puede abundar en la protesta regional en forma de más independentismo, que a nadie favorece.

    Y qué pasa con CDC, el partido nuclear durante años de la gobernabilidad catalana y española. No tiene sentido ya, explica, es mejor cerrarlo. El contexto (el aparato quiere decir) no lo permitirá, pero los partidos son útiles en algunas circunstancias y las actuales no son las más idóneas para la vieja Convergència por más tratamientos de rejuvenecimiento a que se someta. La conversación acaba dibujando un nuevo partido de centro, moderno, sin la sombra de la corrupción y, como si fuera un sainete, con “más calidad humana”. Toda una declaración de principios de una persona instalada en el nacionalismo desde hace años y que ha ejercido no pocas responsabilidades en el país. Touché.

    http://www.cronicaglobal.com/es/notices/2016/03/el-proces-ha-muerto-34617.php

    • Aunque el autor del artículo diga que no es una opinión propia, lo cierto es que reproduce una opinión y hay cosas con las que no estoy de acuerdo. En primer lugar no habría que creerse que el “procés” ha muerto, como mucho que se ha pospuesto. Tampoco creo que no tuvieran en cuenta que España podía entrar en un periodo de falta de gobierno, pues era algo que se preveía hasta en la calle. Y por último no me creo esta frase “Mantener el status quo puede abundar en la protesta regional en forma de más independentismo, que a nadie favorece.”

      Estoy muy de acuerdo con uno de los comentarios en el artículo original de Crónica Global que dice “Pudem tots plegats fer la táctica de l’estruç, i pensar que ja están els sobiranistes mes morts que vius, podem continuar així….pero algún dia ens despertarem amb un lio total d’encara mes difícil solución.”

    • Esto de que el “prusés” ha muerto lo llevo oyendo desde hace años y años. Y es una falsedad absoluta. Si fuera cierto, ya no se hablaría más del tema….cuando uno se muere lo entierran y punto.
      Pero parece que este muerto cada vez que muere resucita, y así ciertos periodistas sin escrúpulos ni memoria pueden juntar unas líneas para volver a decir que el “prusés” ha vuelto a morir.
      En realidad todos sabemos que la situación es cada día peor, que el independentismo avanza y avanza. Tal vez el objetivo final (al margen de la propaganda) no sea la independencia total y absoluta, sino una pseudoindependencia que, a mi juicio, sería aún peor que la independencia absoluta, pues con ella los separatistas gozarían de todas las ventajas de la independencia, pero sin pagar a cambio el precio de los muchos inconvenientes que de esta última pudieran derivarse.
      Y, mientras tanto, De Guindos reuniéndose hoy en secreto con Junqueras en el Aeropuerto de Barcelona…Es decir, preparando un nuevo cheque con el que seguir financiando el “·prusés”…!Qué triste país el nuestro!

Deja un comentario