Intelectual nacionalista reconoce que el nacionalismo es ajeno al 1714.

Agustí Colomines nos lo dice todo sin querer.

colomines

– “Artur mira els pobrets de 1714, parlaven de Déu, Espanya i el Rei” – “Shhht Agustí, que m’aixafes el pastís”

El nacionalisme és una ideologia del segle XIX. El siglo XIX es el cénit de la época llamada “Moderna”. “Moderno” significa “hodierno”, “de hoy”; había que elegir un nombre y ese parecía muy guay. Iba a ser la época de la liberación del hombre, del imperio de la razón, del paraíso en la tierra; liberalismo, capitalismo, comunismo, socialismo, anarquismo, laicismo y nacionalismo champiñonearon el siglo. La cosa acabó en desmadre ideológico y 2 guerras mundiales que casi hacen explotar el planeta.

El nacionalismo catalán nos intenta colar que recupera el espíritu de nuestros antepasados de 1714. Hasta algunos primos aplauden en el minuto 17:14 en los partidos del Barça. Es falso. Nada más lejos de la Modernidad que el pensamiento de los de 1714, que luchaban en combate antiabsolutista contra el Estado moderno ilustrado y liberal de importación afrancesada. Ellos mismos lo decían de esta manera:

“Estando firmemente esperanzados en que la misericordia divina protegerá la justicia, la constancia y el arrepentimiento de nuestras culpas, y que en lo futuro se ha de perpetuar el timbre de haber sido instrumentos de la piedad divina para la libertad del todo de la monarquía de España, y para que en la debilidad de tan corto recinto halle lastimoso escarmiento la presunción de quien sólo fía en las fuerzas humanas la dominación de las monarquías” (Deliberación de la ciudad de Barcelona, 20 de mayo de 1714).

Uds dirán si este pensamiento tiene algo que ver con el de David Fernández, Artur Mas o Ada Colau. Incluso a Agustí Colominas, ideólogo de CiU, se le escapa que el nacionalismo es una ideología moderna, y por tanto extrínseca a la catalanidad de siempre y contraria al espíritu catalán de 1714:

“El catalanismo político de finales del siglo XIX recogió la fuerza de la modernidad ilustrada. (…) Lo que hoy denominaríamos hecho nacional catalán ha sido, pues, resultado de una mayor modernidad social de Cataluña” (Catalunya-Espanya: descentralització, regeneracionisme i catalanisme, en La resposta catalana a la crisi i la pèrdua colonial de 1898, Barcelona 1998, pp.15-27).

Pues eso: el nacionalismo respresenta lo contrario de lo que defendían los catalanes de 1714. Y los del siglo XIX, que libraron 7 guerras en 80 años contra el Estado moderno. Por eso el gurú nacionalista Rovira y Virgili pedía “borrar de la memoria de la gente” estos episodios. Pero a los dolços no se nos olvida que el nacionalismo tiene que ver con el amor a Cataluña como el egoísmo con el amor a uno mismo; es decir, nada.

Dolça i enganyada Catalunya…

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , ,

5 comentarios

  1. El nacionalismo trata de normalizar su estupidez. Artur Mas y el Junqueras, llevan tres años tratando de hacer normal la más absoluta de las locuras.

  2. A mi lo que me parece es que muchas veces, esa supuesta catalanidad es artificial, igual que la identidad catalana de muchos, de hecho muchos elementos culturales que son propios de cataluña, como no les gustan, dicen que son castellanos o impuestos y es probable que ni siquiera sean castellanos.

  3. La historia real, es el mayor enemigo del nacionalismo. Pues el nacionalismo se basa en una historia inventada por ellos mismos.

  4. Asi es, todos los sustentos históricos, culturales, legales y políticos del catalanazismo SON MENTIRA

  5. Lamentable, pero es aquello de que la historia es la del ultimo que la escribe, que en los ultimos años han sido los distintos gobiernos del inefable y corrupto Jordi Pujol y su familia. Estos se han enriquecido a costa del esfuerzo y sacrificio de todos nosotros.

Deja un comentario