Un referente de Jordi Pujol nos explica la insolidaridad del nacionalismo

Sólo a las maduras, nunca a las duras. Qué caraduras.

charles peguy

Dice Jordi Pujol que Charles Péguy influyó en la formación de su ideología nacionalista. No sabemos si lo leyó alguna vez, pero se le escapó algún párrafo, o quizás lo olvidó entre los papeles de Andorra. El gran escritor francés tenía claro que había que estar del lado de los que construyen, y no de los que derriban. Y había algo que no le gustaba de la actitud moderna, algo que ha adoptado alegremente nuestro triste nacionalismo: la insolidaridad.

“Lo propio, lo esencial de toda solidaridad orgánica, sin excepción alguna, es que todos los elementos de un sistema de vida dado, que todos los órganos de un cuerpo viviente (…) estén vinculados entre ellos por una solidaridad tal que nadie pueda, que el viviente no pueda, aceptar algunos de ellos y rechazar otros, que no pueda aceptar los que le gusten y rechazar los que le disgusten al mismo tiempo y bajo la misma relación (…) El gran vicio moderno es esencialmente, en este sentido, cierta inconstancia, cierta infidelidad, cuyo mecanismo esencial es aceptar a voluntad las ventajas que uno quiera en ciertas situaciones (…) y rechazar a voluntad todas las cargas que son, sin embargo, orgánicamente inseparables de esas ventajas” (Charles Péguy: Hervé traître, G-II, pp.442-442)

¿Entienden ahora por qué la Generalitat acoge los fondos nacionales del FLA con tanta alegría, y después llora por el supuesto “déficit fiscal”? Se llama insolidaridad. O barra, que diem en català. Típico vicio nacionalista.

Dolça i viciada Catalunya…

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien, Pujol & family

Tags: , , , , ,

8 comentarios

  1. Desde luego además de insolidaridad se le puede llamar Ley del Embudo:para mí lo ancho para tí lo agudo.

    • La solidaridad es la otra cara de la moneda de que te compre un mercado cautivo, que eso es realmente España.

      Con la solidaridad te compran más, les mata de raíz la iniciativa que te puede crear la competencia, y das estabilidad social a un país que está todavía sin industrializar y que te puede dar un disgusto revolucionario.

      Como usted ve, no es moco de pavo.

      Encima, para los gobiernos nacionalistas, les das un enemigo ficticio (“España nos roba”), y manipulas a los que tienen que comprar votos con tu dinero (“gastos sociales” en Andalucía y Extremadura principalmente)

      Pero también “solidaridad” revela que hay gente que no tiene tanta suerte como nosotros, y que merece nuestro respeto.

  2. CATALANISMO ES ODIO, ES PENSAMIENTO ALDEANO, ACOMPLEJADO, RANCIO, RETROGRADO, REACCIONARIO, ANTIDEMOCRÁTICO, REVANCHISTA, CHANTAJISTA, VICTIMISTA, CORRUPTO, CACIQUIL, IGNORANTE, CAVERNÍCOLA, PERO SOBRE TODO ES FASCISMO

  3. Nazionalismo = Insolidaridad e Ingenieria Mentirosa

  4. A mi me recuerda ésto a Hitler y su biblioteca personal:
    Por lo visto era enorme; estaba bien leída y subrayada etc…

    Pero parece que lo que hacía este iluminado era buscar en los escritores famosos una confirmación de sus ideas extremistas.

    Sacar de contexto frases de apoyo a una mente calenturienta y asesina no es algo bueno para nosotros ni para nadie.

    Menos aún cuando se autosugestiona con el peso del nombre del autor en el “apoyo” de su ideología.

    Todos sabemos en qué terminó su NACIONALISMO: una cruel Guerra Mundial, una peor posguerra, ciudades arrasadas, el país dividido en dos, una dictadura comunista implantada en uno (con su consiguiente represión masiva), millones de alemanes en países eslavos expulsados de su tierra ancestral.. millones de judios asesinados de modo industrial (y de paso todo opositor, librepensador, minoría, o simplemente a cualquiera que la piedad y la humanidad le indicase lo erróneo y monstruoso de estos comportamientos)

    Eso sí: en nombre de la NACIÓN, el PUEBLO, las necesidades “vitales” de Alemania….

    ¿Les suena?

    Pues honestamente, para este viaje, no necesitábamos alforjas.

    Por cierto, Charles Péguy, es un ejemplo de escritor “engagé”, independiente de ideologías partidistas, que supo evolucionar desde el odio communard a la fe de sus antepasados impulsado por su inteligencia y la búsqueda intelectual de la verdad. De origen muy humilde, se convirtió por sus solos medios en uno de los mejores autores franceses de su época.

    No veo qué tiene que ver este personaje con la “Familia” (la de siempre).
    Si que es un ejemplo para cualquier intelectual que se precie.

    Menos los que viven de la SUBVENCIÓN y de los cargos institucionales, claro.

    • Efectivamente así es…elegir de todo la parte que les interesa…es decir ” la ley del embudo”
      Lo ancho para ” ellos” y lo estrecho para los demás”
      Y así llevan toda la vida…y lo que te rondare morena!!!
      Alguien mínimamente sensato, honrado, solidario, democrático…puede confiar en esta gentucilla?
      Creo que nadie con algo de sentido común… puede tener la menor duda de lo que son los separatistas…y a donde nos llevarán si se les hace caso!!!

  5. SI realmente, esta es un “virtud” que define nuestro nacionalismo, (digo nuestro porque desgraciadamente aquí vive) aunque tiene otras muchas. Muchas , muchas. ¿Se las buscamos?

Deja un comentario