“Desobeïm”: Encuentre las diferencias entre el nacionalismo y el feminismo.

Es que el fondo intelectual es muy parecido.

aborto desobeir

desobeim

Consiste en creer que la voluntad individual es la ley suprema de la convivencia, que el individuo -que ni siquiera elige su venida al mundo- es totalmente autónomo, y que no existen relaciones que no puedan romperse a placer. Es el pensamiento adolescente y negativo del “porque me da la gana”, incapaz de entregarse a nada porque todo vale y nada vale la pena. Es creer que se puede privar a un ser indefenso de la vida, y a alguien de su identidad. En eso ha quedado la defensa de la igualdad de la mujer: en la lucha de clases marxista aplicada a las relaciones hombre-mujer. En eso ha quedado la defensa de Cataluña: en la misma teoría de Marx, aplicada a las relaciones entre los pueblos de España.

Es el fondo estéril y nihilista del siglo que André Glucksmann describió en Dostoyevski en Manhattan. A nosotros no nos gusta. Preferimos el fruto de la generosidad, la libertad, la entrega, la vinculación, la alegría, el esfuerzo, el amor y la vida.

Dolça i desesperançada Catalunya…

bastoncillo

 

 



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , ,

14 comentarios

  1. Veo otra entrada poniendo al feminismo y el nacionalismo a la misma altura. En este caso, me adhiero a la opinión de Asdrúbal. Parece que a Dolça Catalunya no le gustan mucho que digamos, no sólo estas feministas del DESOBEÏM, rendidas totalmente al nacionalismo ( a mí tampoco), sino el feminismo en general.
    Pero esta generalización me parece injusta y desafortunada. Tanto como lo sería que los discursos y videos de la monja Forcades y los sermones nacionalistas de muchos párrocos y obispos, nos llevara a establecer una similitud inequívoca entre nacionalismo y religión. Similitud, por otra parte, que para los ateos puede ser más factible y podrán ver adoctrinamiento donde el religioso ve predicación o evangelización, y lo podrá ver también en la transmisión del cuerpo de valores, creencias y comportamientos que nos llevan a ser un buen cristiano o a no serlo, viendo en ello una limitación de la libertad personal y del juicio crítico, sometido por la fe en el dogma. Esta comparación entre nacionalismo y religión aún sería más evidente en las religiones fundamentalistas, pensemos en el fundamentalismo Islámico, por ejemplo. Pero vamos, sobre todo en el primer caso, creo que sería un despropósito equipar la religión y el nacionalismo, ni siquiera por muchos adeptos religiosos que lo defiendan, como bien denuncia Dolça.
    Volviendo al feminismo, no cabe duda que hay un sector del mismo, quizá el más visible, al que podríamos calificar de “fundamentalista” por su radicalidad y exacerbación, pero no podemos juzgar por el mismo rasero a todo un movimiento social y una teoría político-social con un largo recorrido histórico, con logros muy importantes en la calidad de vida de las mujeres y por tanto de las familias y las sociedades.
    Ser feminista no es una moda, ni un capricho ni un adoctrinamiento con fines revanchistas. Ser feminista es ser conscientes de que en la misma sociedad y bajo las mismas leyes, la vida de los hombres y las mujeres no es igual ni tiene los mismos beneficios para unos que para otras. Ser feminista supone querer entender cómo se producen estos sesgos y proponer las soluciones que tiendan a equilibrar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, de verdad. Para ello, durante muchos años no hubo otra vía que la vindicación, actualmente la revindicación feminista sigue activa a través de mujeres y también hombres, sensibles a esta realidad. Aunque los gobiernos democráticos han entendido que debían dar una respuesta especializada por lo que surgió un feminismo que podríamos llamar institucional, en el que profesionales de diferentes ámbitos como el sanitario, educativo, jurídico, servicios sociales, etc. valoran la realidad bajo lo que se denomina “Perspectiva de género” para entender el efecto que causan las mismas condiciones en ambos sexos y corregir las desventajas que se puedsn producir. En sanidad, por ejemplo, los estudios sobre enfermedad coronaria no diferenciaban entre hombres y mujeres, pero la introducción de la perspectiva de género, con estudios desagregados por sexo, ha permitido comprender que los síntomas del infarto de miocardio son diferentes en hombres y en mujeres y que por esta causa, muchas mujeres no han recibido los cuidados médicos que necesitaban poniendo en peligro su vida y llegando a morir, mientras que los hombres recibían una atención más eficaz al ser mejor diagnosticados. Tareas como la de este ejemplo son nuestra lucha, porque la óptica feminista se encuentra con muchas trabas e incomprensión y no entra en las facultades y en los centros de trabajo con facilidad, ni mucho menos.
    Pero no se me escapa que el quid de la cuestión en el debate que llevamos, está en la defensa de la legalización del aborto por las feministas. Efectivamente es un tema muy delicado. Defender los derechos del no nacido y al mismo tiempo los derechos de la futura madre es harto complicado. Pero por desgracia no es suficiente posicionarse en la defensa de los inocentes cuya vida germina en el vientre de una madre que, por lo que sea, no se alegra de su venida al mundo. No es suficiente porque además de una cuestion moral, también representa una realidad sociosanitaria aplastante y es que en el mundo, según la ONU, se producen alrededor de 50 millones de abortos anuales. Es una barbaridad. Pero es una realidad ante la que los estados tienen que intervenir porque el aborto clandestino sólo contribuye a aumentar la magnitud del problema. Los países desarrollados no pueden cerrar los ojos ante esta realidad. Hay que trabajar y mucho por una paternidad y maternidad responsable, que el aborto se erradique es una tarea que apela tanto a la concienciación de hombres como de mujeres.

    Pero de lo que yo quiero opinar en Dolça Catalunya es del nacionalismo catalán.
    Saludos.

    • Moltes gracies per la teva resposta. Totalment d’acord. Dolca Catalunya es una pagina que m’ajuda molt. M’allibera una mica de tot l’odi que començo a sentir cap el fals i hipócrita nacionalisme catala perque utilitza un humor molt sa. Malgrat aixo, si comença a comparar-ho amb el feminisme, jo em dono de baixa. El feminisme es un moviment que te com a objetiu aconseguir la igualtat home-dona, que encara no existeix en el mon desenvolopar (millor no parlar del tercer mon).

  2. Buenas noches:

    Las analogías ideológicas entre el nacionalismo y el feminismo son superficiales, pero en ningún caso estriban en la defensa de la libertad individual.

    La libertad individual, dentro del respeto a las leyes, es el principio básico de la democracia. La diversidad política e ideológica define la condición de ciudadano, de manera indiferente a su propio genero masculino o femenino, clase social, origen étnico o cultural, etc……

    El nacionalismo y el feminismo invierten ese principio de individualidad, anteponiendo sus planteamientos ideológicos por encima del interés común. El individuo sólo adquiere tal condición en tanto que asume su participación en una masa determinada por algún aspecto genérico o identitario.

    Para justificarse utilizan un lenguaje de apariencia “progresista”, pero en el fondo se articula un discurso manipulador y victimista, destinado al adoctrinamiento colectivo. Además no se admite ningún tipo de disidencia, ni la discusión razonada de sus planteamientos.

    Para alcanzar sus objetivos unilateralmente, necesitan transformar al mayor número de ciudadanos en “masa acrítica” ajena a la realidad social, pues se pretende subvertir la legalidad vigente, e indirectamente procurar un chantaje permanente sobre las instituciones que deben velar por su cumplimiento.

    Atentamente.

  3. OLÉ OLÉ Y OLÉ
    Cada dia aprendo algo en Dolça Catalunya, gracias dolços.

  4. cada vez que veo lo de “els països catalans” me entra una rabia que no puedo conmigo, por dios, països qué? catalans? en alicante?? NUNCA. Qué ridículo dios mío. De dónde se saca esta gente lo de los países catalanes? es que es algo increíble, son el 30-35 % y encima resulta que se han expandido cogiendo castellón valencia y alicante??
    Me acuerdo mucho de nuestro amiguet el cucurull, en ese vídeo épico donde suelta eso de “Oriola casa nostra, y elx també”, esta gente dónde se cree que vive, en el show de truman, digo de Jordi??

  5. ¿Porque yo lo valgo?
    Estar por encima de la ley es un objetivo poco loable.
    Chulería simple, ejemplo: Astut Más.
    Espero que reciba su merecido, junto con Irene Rigau, otra chuleta impresentable.

  6. Aunque casi siempre estoy de acuerdo con las opiniones y perspectivas de Dolça Catalunya sobre el independentismo, tengo que discrepar en esta ocasión con el tema que esta entrada, pues comparar cosas tan diferentes como nacionalismo y feminismo es como comparar peras y manzanas. Creo que es un error de bulto. Lo siento. No estoy de acuerdo.

    • Yo creo que por donde va Dolça es que las leyes estan para acatarlas te gusten o no , la estrategia utilizada en este anuncio es la misma que han predicado muchos nacionalistas de no acatar las leyes cuando no son de su agrado, y en cuanto al tema del aborto, puedo entender que una adolescente se quede embarazada , pero con todo el abanico de anticonceptivos que hay en España no se deberia llegar al aborto, no soy quien para prohibirle a nadie nada, pero no tengo claro donde acaban los derechos de una mujer a no tener hijos y donde empiezan los de una vida humana a nacer sobre todo cuando hay mil maneras de evitar embarazos no deseados.

    • Respeto su discrepancia, Asdrubal (yo al menos). Estar de acuerdo en lo esencial, o en muchas cosas, no implica que tengamos que estar de acuerdo absolutamente en todo. Otra cosa sería dogmatismo y totalitarismo. Y creo que Dolça siempre ha demostrado respeto a las opiniones diversas cuando se expresan con argumentos, educación y respeto.

    • Estoy de acuerdo con Asdrúbal. Es un error de bulto. Las feministas contrarias a la secesión de Cataluña (conozco a varias, gente viajada y sin caspa nacionalista) se sentirán ofendidas por una comparación fuera de lugar.

    • Pues que se muevan, porque las feministas hoy por hoy son estas de la Xarxa. Y el feminismo de hoy nos ha machacado a las mujeres, todas mis amigas que eran feministas están hasta el gorro de la tensión que provocan sus “examigas” permanentemtente insatisfechas y ahora ya maduritas son peores.

      Por cierto EN ESTO también se parecen a los nacioanlistas

  7. A mí cada vez me da más pena en lo que se está convirtiendo la sociedad. En todos los aspectos. Cada vez hay menos valores, menos ética, menos moral… menos de todo.

Deja un comentario