Pujol: “La ética, norma de vida”. Así controló el nacionalismo la sociedad catalana.

El Gran Evasor se ponía como modelo de “ética” y movilizaba en su defensa a las entidades subvencionadas.

Pujol ética Avui

El Avui de 26 de mayo de 1984 es para enmarcar. En pleno caso Banca Catalana, recoge cómo las instituciones subvencionadas por la Generalitat acuden en masa al rescate de Jordi Pujol, contra quien se ha presentado una querella, y que se presenta en la portada como un modelo “ético”:

1) Las asociaciones andaluzas, regadas de subvenciones (Justo Molinero de Radio Teletaxi es hoy un fanático separatista), llaman a manifestarse por Pujol: “Si eres bien nacido, acude a favor de Jordi Pujol”

andaluces pujol

2) El Colegio de Abogados se reúne en la Generalitat con Pujol para “hacer pública su adhesión al president”. ¿Esa es la tarea de una asociación profesional?

pujol banca catalana

3) El presidente del RCD Español, Antonio Baró, envía un telegrama a Pujol: “estoy plenamente convencido de su integridad y honestidad absolutas. Aparte del bochorno con que hoy leería estas declaraciones, ¿qué pinta el presidente de un club deportivo haciendo esto?

4) La PIMEC (asociación de pequeñas y medianas empresas de Cataluña) van más allá, diciendo que los delitos que imputaban a Pujol eran cosas habituales en todos los españoles, e identificando a Pujol con Cataluña: “los presuntos delitos constatados” son “usos habituales durante los últimos años (…) absolutamente generalizados entre todos los españoles. (…) hacemos pública nuestra indignación por el insidioso intento de desprestigio, así como la tristeza por la incomprensión permanente que demuestran hacia Cataluña”. ¿En qué país una institución empresarial dice estas cosas?

5) El Sindicat de Quadres de Catalunya, el sindicato de Convergència, se cubre de gloria: la querella “es un acto atentatorio contra la voluntad del pueblo de Cataluña (…) agrede a la primera institución” de Cataluña. Hoy repiten algo similar UGT y CCOO.

Ya lo ven: reclamo ético, declaraciones de apoyo incondicional, ataque a Cataluña, acto contra la “voluntat del poble”… Así se gestó el nacionalismo y así seguimos. ¿Consecuencias? 35 años de 3-5-10%, evasión fiscal continuada del president, los 7 hijos de Pujol son millonarios y la mayoría de instituciones catalanas corruptas (desde el Palau de la Música hasta la “estructura d’Estat” Spanair). Eso sí: la cantinela de “agresión a Cataluña” y atentado contra la “voluntat del poble” sigue vigente aunque con otros nombres: espanyansroba y espanyanoensdeixavotar.

Superem el nacionalisme?

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo, Pujol & family

Tags: , , , ,

7 comentarios

  1. Pujol es un paladín de la ética y de la honorabilidad, todo el nacionalismo excluyente(librar a Catalunya de una raza inferior: los no nacionalistas y castellanoparlantes, es una misión justa) es una cosa honrosa, robar dinero del pueblo es ético y honroso, lo mismo que era muy honrosa la “solución final” que sus colegas del nacionalsocialismo tan cívicamente llevaron a cabo, todo con mucha ética y honradez.

    ¿Cuándo podremos librarnos de todos estos salvadores de la patria, que hacen tanto daño y lágrimas al pueblo?

  2. Pujol es la punta de iceberg,ahi estan metidos todos los peleles del superextramegachorizo Don Jordi. No veis las prisas por independizarse, cuando caigan todos estos maleantes ,ese dia los indepes con algo de seny se daran cuenta como estos fascinerosos los utilizaron a su antojo y solo por su propio interes

  3. ¡Jordi Pujol, el ladrón de Catalunya!

  4. ¿A que nadie se retracta? o lo que es peor algunos siguen pensando lo mismo. No hay mas ciego que el que no quiere ver.

  5. Es que el control que ejercen los independentistas sobre la sociedad civil influyente catalana es casi absoluto ( sindicatos, colegios profesionales, asociaciones empresariales, entidades deportivas, asociaciones culturales, medios de comunicación…), y siendo así, aun cuesta entender que no hayan conseguido sus objetivos. Luego a pesar del la desidia y miopía política de las instituciones del Estado en estos más de 35 años de democracia, hay una sociedad civil catalana muy desorganizada, sin una estrategia clara para luchar en los cuadros de dirección de esa sociedad civil, pero resistente, aun que sea a nivel individual. Estamos a tiempo porque es evidente que hay una sociedad civil catalana potente que no se siente representada por la maraña de sociedades con fines secesionistas. La gran batalla por mantener la unidad de la nación española no está tanto en la alta política como en el control o desactivización de ese control-que haya absoluta libertad, sin presiones- de esa sociedad civil catalana, en mi opinión.

  6. Y el Felipe, el José María yel Zapatero… LO SABIAN… VAYA PÁJAROS CORRUPTOS… A Adolfo Suárez nunca le gustó esta mierda del nEcionalismo catalán…

Deja un comentario