Más trampas de la Gene con las pruebas PISA.

El nacionalisme no pot dir algun cop la veritat?

ccc

La benemérita Convivencia Cívica Catalana nos explica cómo la Generalitat manipula las pruebas PISA 2012 para que los resultados escolares en Cataluña sean mejores de lo que señala la realidad. Estas pruebas internacionales se realizan a alumnos de 15 años.

¿Cómo altera los datos la Generalitat? Utilizando una muestra con una desviación del 15% sobre la realidad catalana: hay 10 % menos de alumnos repetidores, 3% menos de alumnos inmigrantes y 2% más de alumnos escolarizados en centros privados.

Si la Generalitat utilizara la muestra correcta, los resultados de las PISA 2012 en Cataluña serían peores:

– Obtendría la puntuación más baja en Matemáticas desde 2003.
– Los alumnos de peor rendimiento pasarían del 20% al 23%.

 ¿Alguien se cree todavía a los políticos de la Generalitat?

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , , ,

14 comentarios

  1. Pues a fuer de ser franco, os he de decir que personalmente nunca he creído nada de lo que aducen ciertos catalanes, y mucho menos viniendo de fuentes oficiales.

    De ahí se deriva el que en cuestiones lingüísticas se vea a las claras la falsa teoría catalanera de la tan ‘vital unitat’ pretendida de la lengua valenciana con el catalán y ahora, teniendo presente quién es el principal promotor de su conocida frase ‘hemos de cambiar no ya 50 sino 500 años de la historia’ que se acompaña de unos hechos que le han producido la eliminación de su hipotético título de ‘molt honorable’ por sus mismos ‘paisanos’, pues ya me dirán ustedes, qué se puede hacer con el ‘pastel’ descubierto ya, hasta por las mentes más ‘maleables’, las que se deslumbran o se pirran por los oropeles ofrecidos.

    Y la verdad es que, aún alegrándome como valenciano, no puedo dejar de sentirlo como español. por la parte que de cualquier modo me toca.

  2. Estos políticos catalanes han perdido definitivamante el norte, es tremendo el ódio hacia todo lo español incluida la enseñanza, a partir de ahora se podra estudiar en catalán y en árabe, incluido el corán, pero la dificultad de estudiar en castellano es palpable.

    La Generalitat ofrece a Marruecos regentar el islam en Cataluña

    http://www.elmundo.es/cataluna/2014/09/17/541891b3ca47410e188b459b.html

  3. El 28 de septiembre de 2011, un perfecto desahogado con muy poca vergüenza, de nombre Artur Más, en pleno Parlament, ironizaba diciendo que los niños educados bajo la inmersión lingüística obligatoria, en Cataluña, obtenían las mismas notas en castellano que los alumnos de Salamanca, Valladolid, Burgos o Soria e incluso superiores. Poco antes, el día 2 del mismo año, la Fundaciò Escola Cristiana de Catalunya, tuvo el morro de decir que los resultados de aprendizaje eran parejos entre castellano y catalán. Otra desvergonzada, la Sra. Rigau se empeñaba en la misma mentira. Y digo mentira por lo que después se supo. Que no se evaluaba a los niños en castellano, sino que simplemente, se ponía como nota en esa lengua la obtenida por el niño examinado en catalán. No olvidemos que los informes Pisa se basan en un examen realizado en colegios concretos a clases concretas; luego veremos cómo se trampea. Esto es no se comprobaba en absoluto la habilidad lingüística del alumno en castellano; sería como no examinar a un alumno de inglés y ponerle la misma nota que obtuviera en catalán. Evidentemente la conclusión daría un alto, excepcionalmente alto, conocimiento del inglés a los alumnos sujetos al informe Pisa. ¿Cómo se supo de las mentiras de Mas, de la Fundaciò ¿Escola Cristiana?, y Rigau?

    Pues resulta que al año siguiente tiene que ir al Parlament el gerente de los Informes Pisa para Cataluña; delante de Mas, de la Rigau y el resto de caraduras, D. Joaquín Prats Cuevas, que es el nombre del gerente, expresó que en ninguno de los tres informes Pisa realizados (2003, 2006 y 2009) se había evaluado el conocimiento del castellano, empleando la trampa de tomar la nota del catalán y ponerla como si hubiera habido un examen en castellano. Los técnicos europeos de Pisa se dieron cuenta inmediatamente, por la “curiosidad” que todos los alumnos, ni un punto ni una décima arriba o abajo, sacaban la misma nota en catalán que en castellano.

    Pero no acaba ahí la cosa. Una fundación catalana, la Jaume Boffill, realiza un estudio sobre los Informes PISA. El encargado de dicho trabajo fue el catedrático de Educación Comparada de la Universidad Autónoma de Barcelona, el doctor Ferrán Ferrer. Éste demostró que el Tripartito no sólo había ya manipulado el resultado con el truco dicho, es que había falseado las notas, dando cuenta de una absoluta falta de escrúpulos. Como el informe PISA, insisto, es un examen, y se saben de antemano colegio y clase, ¡oh casualidad!, ese día los hijos de castellano hablantes, los inmigrantes y los repetidores, tuvieron “vacaciones”. O sea que se excluyó más del 10% de los alumnos, los que podían bajar las notas. Sería como si para demostrar que en el País Vasco se canta muy bien, se recurriera a escoger a los cantantes del Orfeón Donostiarra y presentarles como gente común, sacada de cualquier lugar. Un fraude.

    Pero hay más. En el 2003 comenzó la serie PISA. Se “evaluó” a 1.516 alumnos (sin evaluar en castellano, naturalmente). En 2006 fueron 1.527 (¡sólo 11 más a pesar de subir la población escolar!). Pero los resultados fueron nefastos, un autentico desastre. Y llegamos al 2009. Pues ahora sólo se evalúan a 1.381 alumnos, excluyendo por las razones ya expresadas (inmigrantes, repetidores, malos alumnos etc.) a un 10%, unos 150 alumnos. Todos podemos imaginar los resultados de una clase escolar donde apartemos el 10% de alumnos de mal desarrollo de aprendizaje y digamos que lo que cuenta es el 90% restante. ¿Qué ocurrió? Una trampa. Cataluña obtuvo mejores resultados en comprensión lectora que el resto de España. 17 puntos por encima de la media; lo mismo le pasó a Murcia, que hizo exactamente las mismas trampas. En cuanto a matemáticas, obtuvo resultados parejos a Suecia o Alemania, recuperándose del estruendoso fracaso del 2006. Normal, sí sólo se examina a un grupo de alumnos escogidos, desechando los que pudieran bajar la media. Queda claro: todo el que ha gobernado en Cataluña, ha falseado sistemáticamente los resultados de los informes PISA.

  4. En serio, Marta Rovira es profesora de universidad?? Si habla español igual que una guiri borracha de Torrevieja!! Aunque bueno, dentro de los circulos en los que se mueve, no saber español supone tener un “plus” de catalanidad.

    En fin, otra víctima de la “inmersión” lingüística. Con respecto al informe PISA, lo que es impresentable es que la Generalidad sostenga que un niño de Vic con 2 horas semanales de español tiene la misma competencia que uno de Murcia con 35 horas.

    Ahora se ha “descubierto” que los informes Pisa estaban amañados? A buenas horas, mangas verdes!!!!

  5. Quien miente no lo hace sólo en una circunstancia lo hace en todas. Al final la mentira se convierte en algo habitual y útil para sus intereses partidistas. Lo importante es el régimen (el nacionalista, claro).

  6. En una tierra donde se inventa la historia, donde se inventan las cifras de asistentes en una manifestación, donde se inventa un derecho que no existe(“derecho a decidir”), etc.; es natural que se inventen también las pruebas PISA.

    ¿Saben los de PISA que en los libros de texto de los alumnos, se estudia una historia inventada?

  7. Ya que el nacionalismo pretende “internacionalizar el conflicto” y “aspirar a que Cataluña sea una sociedad como las nórdicas”, pues que se traigan una delegación finlandesa, por ejemplo, y que tras una revisión a fondo del modelo catalán les dejen hablar con total libertad ante las cámaras sobre qué tiene que hacer Cataluña para empezar a parecerse solo un poquito a Finlandia. ¿Que los catalanes sean finlandeses, quizás? Más fácil, mucho más, fuera zarpas políticas de la educación de los niños y la formación de los profesores.

  8. El tema de las faltas de ortografía es algo muy llamativo. Mis sobrinas hablan perfectamente tanto catalán como castellano, pero a la hora de escribir … ¡ay! ¡cuantas faltas cometen en castellano! Fuera de Cataluña sería algo totalmente inadmisible …

    • Las faltas eran 30 catalán. Yo por suerte he tenido unos padres preocupados por mi educación y siempre me ponían más deberes extras ya fueran de matemáticas como de lengua. También la suerte de la EGB. Hoy en día nada de nada

  9. Yo he nacido en Cataluña, pero mis padres son de origen extremeño, por lo cuál tengo apellidos no pasados por catalinizador de cognoms. Estudie hasta 8 de EGB y luego la ESO.
    Durante la EGB ningún problema, ya que el colegio estaba en un barrio obrero y había pocos o ningún apellido catalán. Las asignaturas se impartían en castellano menos como es obvio la de catalán.
    Posteriormente en la ESO todo cambió, todo se daba en catalán, de hecho el profesor de castellano nos daba clase en catalán, poniendo ejemplos “aixi es en catalá, igual aixi es fa en castellá”. Pura verdad. De hecho yo he sufrido en mis propias carnes la distinción de puntuación respecto a los apellidos que tan orgulloso llevo. Un profesor de historia “que para empezar editaba sus propios libros de texto que luego nos obligaban a comprar en el instituto”. Solía restar puntos por faltas cometidas, en catalán. Por lo tanto empezaba ya el examen con un -0.3.
    O la profesora de lengua catalana que con un examen mejor y con menos faltas de ortografía tenia menos puntuación que un tal Didác Oriols ( nombre inventado).
    Ya empece a notar como al juntarnos con compañeros de otras Escuelas ya venían más Catalanizados. Me acuerdo de un compañero que me dijo yo soy español porque toca pero me gustaría ser más francés.

    Y comentar que aparte de profesores estupendos que dejaban fuera de las aulas sus ideologías, de todo termino, la educación ha sido bastante pésima, yo creo que debido a que he estudiado en colegio público, no como los hijos de o los propios dirigentes que tenemos.

  10. Uno de los crímenes políticos más graves que ha perpetrado el gobierno español ha sido transferir la educación a esa gentuza cuya única meta es adoctrinar en el odio y hacer olvidar los orígenes a los alumnos inculcando en ellos el odio a España y el odio a la Religión.

  11. Lo que no pone la Generalidad es que hay maestros que cometen faltas de ortografía garrafales en español, por lo tanto, no son aptos para enseñar, pero ahí están, aborregando y adoctrinando al alumnado, objetivo esencial de régimen pujolista. A una amiga llegó a decirle una inspectora que daba igual que los niños aprendieran o no, que lo que importaba es que estuvieran recogidos.

Deja un comentario