El plan para destruir a CiU

CiU parece estar siguiendo milimétricamente un plan para autodestruirse.

locura

Ells solets s´ho han fet. És la degeneració normal del virus nacionalista.

Hubo un tiempo en que se podía pensar que CiU era Cataluña. Parecía recoger el sentir de amplios grupos de la sociedad catalana: jóvenes y viejos, botiguers y grandes empresarios, católicos y ateos, liberales y socialdemócratas. Incluso su nacionalismo semejaba moderado, pragmático, tolerante y con ambición integradora. Hubo un tiempo en que CiU parecía un partido político asentado en la racionalidad. Fue hace mucho tiempo.

En la Grecia antigua se decía que aquel a quien los dioses quieren destruir, primero lo enloquecen“. Esta locura era la Hybris, la desmesura, el mal del los poderosos, una mezcla de soberbia, de falta de control sobre los propios impulsos inspirada por pasiones exageradas y enfermizas de carácter irracional y desequilibrado. Esta desmesura, la falta de moderación e instinto, conducía irremisiblemente a la tragedia.

Durante los últimos 15 años CiU ha sufrido de hybris, ha enloquecido y está a punto de autodestruirse. Si hace tres lustros alguien hubiera diseñado un plan para aniquilar a CiU, se hubiera parecido mucho a lo que ha sucedido en los últimos tiempos, y hubiera sido un plan en 6 fases:

Fase 1: Entrega el poder del partido a los más radicales de entre tus filas. Hace 15 años en CiU llamaban los talibanes a un grupo de jóvenes militantes que acechaban el poder bajo la batuta de Oriol Pujol. Hoy en CiU -y en Cataluña- mandan ellos: Mas, Rull, Homs & company. Son nacionalistas radicales, fundamentalistas alejados del pragmatismo del catalán medio. Podían haber desempeñado un papel de contrapeso en el partido, pero al otorgarles el liderazgo el clan Pujol-Ferrusola (Oriol estaba destinado a heredar el poder) abocó al partido a la pérdida de centralidad.

Fase 2: Abraza abiertamente el separatismo. Ya con los dirigentes y cuadros del partido copados por radicales, declararse oficialmente secesionista era cuestión de tiempo. El momento llegó con la llamada de atención del helicóptero y la inaudita debilidad del Estado en 2011. En las elecciones de noviembre de 2012 CiU ya era un partido independentista.

Fase 3: Desoye las voces de alerta de la Cataluña que funciona. Desde el Círculo de Empresarios al Ecuestre, pasando por La Caixa y Sabadell, el presidente catalán de la Cámara de Comercio EEUU o el grupo editorial más exitoso del mundo hispano, la Cataluña no subvencionada ha manifestado -sobre todo en privado- su negativa a abrazar el programa radical de CiU. El mundo de la empresa, tradicional toma de tierra pragmática de CiU, ha rechazado su nuevo posicionamiento y lo descarta como partido serio.

Fase 4: Arrincona el europeísmo. La preferencia por Europa era característica de CiU, para los más nacionalistas como modo de obviar Espanya, para los demás como genuina aspiración de proyección vital. Si en un principio CiU sometió su proyecto radical al visto bueno europeo, al comprobar el rechazo unánime y frontal que suscita allende los Pirineos Mas reconoció que prefiere quedar “en un primer momento, fuera de Europa que dar marcha atrás. Es la guinda al pastel de la transformación de CiU.

Fase 5: Olvida tu discurso propio y adopta el fondo -y la forma- del de tu competidor. Cumplida la Fase 4, CiU ya es ERC. Su mensaje es el mismo. Campañas como L´Espanya subsidiada viu a costa de la Catalunya productiva y Espanya contra Catalunya eran impensables en la CiU de hace sólo tres años.  Lo visten de “estratègia de país” pero su alineación con los postulados de ERC les ha asimilado a un partido disfuncional e incompetente para gobernar. Cuando dejas de ser tú mismo olvidas para qué has venido al mundo, confundes a tus votantes y desapareces.

Fase 6: Destruye el anclaje ético y moral del partido desde su nacimiento. En un gesto tan incomprensible como inaudito el fundador de CiU, Jordi Pujol, ha confesado públicamente haber vivido al margen de la ley durante 35 años. No es cosa de unos añitos, sino de toda una vida de poder e influencia. El clan Pujol-Ferrusola es multimillonario. Comienza un culebrón de querellas contra bancos en paraísos fiscales, empresarios extorsionados, coches de lujo y dinero, muchísimo dinero. Ningún partido puede soportar esto sin fragmentarse y perder relevancia.

Estos seis puntos son los que van a romper la coalición y sumirla en la irrelevancia. Parece un plan diseñado por su enemigo, pero lo han hecho ellos solitos, poco a poco, durante 15 años.

¿Tiene remedio? Los 5 primeros puntos admiten marcha atrás. Se puede cambiar a los dirigentes, abandonar el separatismo, recuperar el pragmatismo y priorizar la pertenencia a Europa. Sería ya un partido diferente a ERC. Seguramente es lo que pretende Durán desde otro partido, pues es muy difícil hacerlo desde la actual coalición. Pero el punto 6 es demoledor y no tiene ya solución; conscientes de eso, muchos jerarcas convergentes se preguntan ahora aterrados por qué confesó Pujol.

 

A quien los dioses desean destruir, primero lo enloquecen. CiU ya ha enloquecido. Contemplaremos pronto su destrucción. Es la tragedia del nacionalismo.

Dolça i sotragada Catalunya.

admin-ajax-php



Categories: Pensando bien

Tags: , , , , , , , , , , ,

10 comentarios

  1. No se engañen, votamos a los que son como nosotros. Y eso es lo terrible.

    • Cuán terrible verdad expresas José!!!!! Yo he expresado eso mismo, en algún que otro comentario que he dejado por aquí. No podemos ser esclavos de lo que son como nosotros, sin hacer una reflexión profunda. Tenemos qué pensar, que lo que aparentemente nos gusta (o nos hace sentir cómodo por ser lo conocido, lo de toda la vida) a lo peor ya no sirve. El cambio es bueno, experimentar hasta encontrar lo que nos favorezca a todos es bueno. La evolución es siempre buena!!! La historia está llena de ejemplos!!!! No digo que dejemos la ideologías, y votemos a una serie de tecnocratras, que nos gobiernen el país. Pero pienso, que una mezcla de vísceras con mucha reflexión y pensamiento, no nos vendría nada mal. “Saber ver” y ser consciente de que los que quieren mandarnos ( porque la experiencia nos está indicando eso) utilizan todo tipo de juegos malabares para mandar. Y nos nos vendría mal ” poder ver” que lo que realmente nos interesa, no tiene que estar carente de ideología, pero que por encima de todo, su intención ha ser ser de “servicio” sin grandes estridencia. También es hora, que comencemos ha leer los programas que dicen tener para gobernarnos. Sus programas son los contratos que los Españoles aceptamos para que nos puedan gobernar. Y si estos contratos no son cumplidos… FUARA!!!!! Se despiden. Y no hemos de volver aceptar el pensamiento de… Bueno ya sabemos que no lo cumplirán todo. PUES QUE NO LO LLEVEN EN SUS PROGRAMAS¡!!!!. También sabemos que hay un +/- pero sólo eso. Este pueblo no puede aceptar más que una pequeña merma en un programa electoral. El resto lo han de cumplir. Porque es el contrato aceptado por ambas partes. Saludos.

  2. Esta misma mañana, El Mundo ha publicado un sondeo que vaticina una fuerte caida de CiU en intención de voto: desde el 30’7% de sufragios que obtuvo en las últimas elecciones autonómicas (año 2012), se desploma hasta el 19’1% que obtendría hoy. Diferencia de porcentaje que beneficia, casi íntegramente, a Exaltados Rebuznando Cateteces (ERC), la cual incrementaría su representación en el Parlament del 13’7% actual a un suculento 23’2%:

    http://www.elmundo.es/grafico/espana/2014/09/01/54003dc4268e3e65608b456d.html

  3. Se cuenta que en la antigua Atenas un anciano cínico y desengañado de todo les decía a los jóvenes: “Votad a Alcibiades, porque os llevará a la ruína”. Alcibiades era aquel desvergonzado iconoclasta de su civilización que ha dejado un pintoresco recuerdo en la historia, incluído su apoteósico final digno de una película hollywoodense.
    Se podría aplicar la cita a los catalibanes de CIU que Jordi Pujol anatemizaba en su época de “español del año” de ABC. Luego todo ha cambiado.
    Aun recuerdo a Oriol Pujol Ferrusola diciendo por TV3 el 11-S-2012: “Ahora sí, ahora la cosa va en serio, pero que nadie se exceda descolgando banderas, etc”. Luego llegó lo de las ITV y las investigaciones de la UDEF y lo que está descubriéndose del clan Pujol-Ferrusola, que más bien podría denominarse “la banda de los ocho”, mamá y retoños administrando los fondos del 4% (o más, según Carod Rovira) recolectados de los contratos de obras. Porque la verdad es que no se les reconoce otra actividad social.
    El brillo decadente de aquel 11-S-2012 cegó a los catalibanes de Artur Mas haciéndoles creer que llegarian a la mayoría absoluta de los 70… y se quedaron en la minoría de 50.
    Lo demás está a la vista.
    Artur Mas enterrará a CIU y se autosepultará él mismo en el más vergonzoso descrédito.
    La cosa va en serio, Oriol Pujol Ferrusola, porque habéis quedado todos los catalibanes de uno y otro jaez retratados ante la sociedad internacional y ante todos los españoles.
    Se acabó el mito del nacionalista serio y hombre de estado. Ahora se ha decubierto que detrás de aquella figura mayestática del “aixó ara no toca” lo que había era una voracidad sin límites, una avaricia desmesurada , que se servia de la malévola consigna “fer pais” para esquilmar a Cataluña llevándose las ingentes sumas de dinero a paraísos fiscales foráneos.
    Se ha levantado el telón y se ha descubierto la tramoya oculta de la farsa.
    Al separatismo y sus adláteres no les quedará otro camino que transformarse en cabezudos totémicos y hacer las delicias del público que les contemple bailar por las calles en los desfiles festivos.
    Porque la sociedad catalana no está para experimentos demenciales. Bastante tenemos con lo que se está desarrollando en otros paises no tan lejanos.

  4. La verdad es que sera un placer contemplar el hundimiento de CIU junto al de su gran timonel. Ellos solitos se lo han ganado.

  5. El “Procès” ha de culminar con la guinda de todos esos catalibanes (los que tenían responsabilidades de gobierno, los que no han cumplido con sus obligaciones y los que se salten la Ley) “processats”.

    Lo mismo que la revolución devora a sus hijos como Saturno,. el procès acabará (o debería acabar) con muchos procesados.

  6. Cuando los dioses quieres destruir a un país, primero enloquecen a todos sus políticos, salvo honrosas excepciones para evidenciar la locura reinante. Qué panorama en toda España, queridos amigos catalanes.

  7. Pues si alguien se pregunta por qué confesó Pujol es porque quiere seguir ciego.
    Esa confesión es una burda mentira para salvar sus millones, los de sus hijos y muchas cosas más.
    Primero porque sabe que a él no le pueden meter ya en la cárcel.
    ¿Quién se puede creer que un padre deje a su nuera y sus nietos una herencia multimillonaria, desheredando a su propio hijo y su propia hija? ¿Alguien ha visto ese testamento tan singular?

    Lo que pretende Pujol es adelantarse a la justicia y escamotear que sus millones no han sido obtenidos de la extorsión, del tráfico de influencias, de la prevaricación y de múltiples delitos más. En resumen del robo con todos los agravantes a los catalanes… a los españoles.
    Intenta hacerlo pasar por el delito menor y único de haber dejado de pagar a Hacienda unos derechillos de transmisión. Y así “el pobrecito” ha logrado que muchos enloquecidos —¡cuánta razón tenéis los dolços!— le hayan llegado a tener “lástima”. He leído artículos, incluso en Mallorca, que le daban «ánimos de apoyo en su difícil trance» «estic amb vos» (sic). ¿A qué punto hemos llegado, Dios mío?

    No obstante, estoy convencido de que el Cielo oye nuestras oraciones. Nosotros solos no podemos evitarlo, pero si seguimos rezando para que no ocurra el gran e irreversible mal que supondría para todos la llevada a término del “procés”… no hay nada imposible para Él y lo impedirá o lo aliviará si existe un mínimo de dignidad.
    Sé que hay más buena gente de la que parece y gracias a Dios no soy el único que tiene presente esta buena causa en sus oraciones.

    Por favor, en la medida de nuestros medios, no permitamos que nadie crea lo que Pujol pretende hacer creer. No ha sido un arrepentimiento. Entre otras cosas, si lo fuera no arremetería en los juzgados contra quienes le han puesto en la tesitura de buscar una escapatoria en esa mentirosa confesión.

    • Al resto de españoles habrá robado..pero a los catalanes doblemente:
      a) Por lo no declarado que revertía en todos.
      b) Por haber hecho mucho más caras obras (y otras que no se habrán hecho por falta de presupuesto) justo en Cataluña, donde actuaba y actua su “gang”
      .

Deja un comentario