Los errores oportunistas de los nacionalistas nos llevan a un callejón sin salida

Lo advierte el historiador Joaquim Coll: vamos de cabeza a repetir los errores de hace tres siglos.

fotcoll

Estamos muy entretenidos con el playmobil separata perdido en la estratosfera, que nuestros lectores han bautizado “forconauta”, el último patinazo de Mas o la lección de triunfo en la vida que nos dan los 7 hijos millonarios de Pujol. Estamos en verano y es bueno reírnos. Pero como tiene que haber tiempo para todo, hoy queremos llamarles la atención acerca de un artículo de Joaquim Coll aparecido en El País bajo el título Poco que ganar, mucho que perder”.

En primer lugar advierte de que el proceso separatista está en manos de iluminados que, contra toda evidencia, están dispuestos a llevar a Cataluña al desastre absoluto:

“Está siendo tan fuerte el recurso propagandístico a los 300 años de la caída de Barcelona en el final de la Guerra de Sucesión con el fin de legitimar la actual apuesta secesionista de Artur Mas que, al final, uno se pregunta si efectivamente podemos encontrar paralelismos entre pasado y presente. Es muy ilustrativo de lo que quiero explicar un extenso comentario que realizó la periodista Mònica Terribas en su programa matinal de Catalunya Ràdio del pasado 28 de marzo. Tras reseñar una entrevista al filósofo francés Sami Naïr, centrada en analizar la posición de Bruselas y de las cancillerías europeas ante la consulta soberanista, afirmó que sus conclusiones nos devolvían ni más ni menos que a la Barcelona de 1714: tampoco ahora Cataluña puede esperar nada de la Europa más avanzada. Si en el pasado los aliados ingleses, holandeses y austriacos se desentendieron del Principado una vez que el conflicto dinástico español dio satisfacción a sus múltiples intereses territoriales, comerciales y coloniales, tampoco esta vez “las tropas democráticas de las potencias europeas acompañarán a los catalanes en su proceso”, sentenció Terribas.

Sin embargo, la idea de fondo que acompaña esta resignada afirmación de resonancias bélicas es que el proceso soberanista ha de seguir adelante, pase lo que pase, y que la consulta se ha de hacer arriesgando lo que sea. Tres siglos atrás, los elementos más radicales impusieron una resistencia numantina, acompañada de un enorme fervor religioso, confiando en que el escenario internacional cambiaría y, en el último momento, los ingleses vendrían en socorro de la Barcelona sitiada y obligarían a Felipe V a alcanzar un acuerdo que salvara las Constituciones del Principado. Pero eso no sucedió, entre otras razones porque los austracistas catalanes no fueron más que un peón de una guerra internacional. Pero ahora, razona Terribas y con ella muchos independentistas, “las tropas democráticas de las potencias europeas” no podrán desentenderse si los catalanes perseveran hasta el final.”

Lo malo es que, igual que hace tres siglos, se equivocan. Y están dispuestos a repetir el desastre.

Concluye Coll: “Lo mismo sucede a mi entender con el envite secesionista actual, puesto en marcha desde arriba por errores estratégicos de Artur Mas, aunque ahora se ha convertido en un problema social enorme que le desborda. Un envite que encierra igualmente enormes riesgos e incertidumbres. Una apuesta que divide a los catalanes, como también ocurrió en la guerra de sucesión. Y que políticamente también es muy difícil de justificar, al igual que los agravios que se esgrimieron en 1705 para romper el juramento de fidelidad a Felipe V. En definitiva, si algún paralelismo podemos extraer entre ambas situaciones, tan diferentes históricamente, es que los errores oportunistas de algunas élites políticas catalanas, aplaudidos sin embargo por un coro de intelectuales y propagandísticas, es que tienden a meternos en callejones sin salida.”

20140627-093418-34458700.jpg



Categories: En el Butifarrèndum, Historia, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , , , ,

17 comentarios

  1. Es absolutamente necesario que haya consulta por que, salga lo que salga, va a ser otro argumento de chantaje de los pujoleros sobre el Gobierno Central de Madrid.

    Claro que hay un compromiso en firme con ERC, el próximo detentor de la Poltrona de Sant Jordi.

    Pero lo que hay de fondo es la manipulación sociológica que se está imponiendo desde hace treinta años para hacer creer a los catalanes que no son españoles. Es decir, está profesionalmente pensado con un fin muy particular, que no es la independencia, de momento.
    La gente tiene que sentirse atacada como catalanes. Y el buen catalán tiene derecho a elegir en su casa, aunque sea para decir que son españoles, o que son alemanes del sur.
    De ahí la vaguedad de la pregunta: está hecha para que cada cual la entienda a su manera. Pero el resultado, no. Será otro arma pujolera que forma parte de la estrategia del salchichón (de Vic ). ¿Cómo se come un salchichón? Rajita a rajita. Como la independencia.

  2. Imagino como deben sentirse los ex empleados de Spanair y todos los perjudicados por los recortes cuando ven que para eso sí hay subvenciones.

  3. Hace unos meses, escribí, para mí y mis más allegados, un poema sobre mi visión personal del “prucés”. El poema está estructurado en 3 estrofas llamadas “décimas” o “espinelas”.
    Lo transcribo a continuación por si a alguien le gusta la poesía:

    Trasnochadas utopías
    en estos tiempos retornan
    y el pelo a todos nos toman
    con la tal soberanía,
    con Más, Junqueras y cía.
    alentando el movimiento
    en un calculado intento
    de que olvide la nación
    recortes y corrupción.
    ¡Si no lo digo, reviento!

    Y quiero yo preguntar
    al hilo de la consulta
    por qué toda Cataluña
    como un bloque ha de votar
    y no ciudad por ciudad
    o por barrios o comarcas,
    calle a calle y plaza a plaza,
    para que cada uno elija,
    si, en libertad no oprimida,
    quiere seguir en España.

    Los políticos engañan
    a aquellos sus ciudadanos
    que creen, corazón en mano,
    que separarse de España
    será una alcanzable hazaña
    que llegará en buena hora,
    cuando, en realidad, esta historia
    sólo busca un objetivo:
    consolidar a unos pillos
    en sus cómodas poltronas.

    Gracias por leerlo.

    • Asdrubal, gracias a ti por compartirlo. Seria estupendo que suplicaran mas.
      La poesía siempre a sido una maravillosa forma de expresar ideas…

      Saludos.

    • ¡Muy buenas tus décimas, Asdrúbal!. Te paso otro romance que corre por la red.
      ¡QUÉ DESILUSIÓN TAN GRANDE
      se llevarán los ilusos
      que le compraron con-sul-ta
      al Mas y su catalufos,
      cuando periclite el plazo
      de en fraude al voto dar uso
      y tengan que introducirse
      la papeleta en el cul0.
      Porque no habrá más remedio,
      si no quieren ir al trullo,
      que acatar la LEY vigente
      y dejarse de chanchullos.

  4. Excelente artículo el titulado ʺPoco que ganar, mucho que perderʺ, de Joaquim Coll. Os recomiendo a todos y todas su lectura pinchando en el enlace que pone a nuestra disposición Dolça Catalunya.

    El señor Coll nos da con mucha concreción su visión historicista del paralelismo que pretende establecer el movimiento independentista nacionalcatalanista, al que él llama generosamente ʺel soberanismoʺ, entre dos situaciones socio políticas separadas en el tiempo nada más y nada menos que 300 años.
    Por una parte, el conflicto que a principios del siglo XVIII se produjo en la Monarquía Hispánica, tras la muerte sin descendencia de Carlos II, y más concretamente su repercusión en Cataluña; y por otra, el conflicto que existe hoy en el Reino de España, debido al desafío secesionista del gobierno de la Generalitat de Catalunya, máximo órgano de representación del Estado Español en la Comunidad Autónoma de Catalunya.

    El relato histórico que don Joaquim hace, con una concreción admirable, expone claramente una parte sustancial de las fases secuenciales en que se desarrolló el conflicto.
    Del análisis que hace sobre la utilización sesgada e ideológica que ʺel soberanismoʺ está haciendo de aquella contienda para la legitimación de sus reivindicaciones frente a presuntos agravios de carácter histórico, no puedo estar más de acuerdo con él.

    Hablando del propio relato histórico, sí me gustaría, con todo respeto y humildad, plantear algunas puntualizaciones que considero relevantes:

    Cuando en los primeros días de agosto de 1705 desembarcan las tropas aliadas en la desembocadura del río Besós, la práctica totalidad de la nobleza y la burguesía comercial catalana encerrada en Barcelona permanece inmóvil ante los acontecimientos que se están produciendo. Todo el levantamiento que se ha producido en Catalunya las semanas precedentes y en esos días, aunque de muy poca entidad todavía (no llegan a los 1.500 hombres), corresponde a los esfuerzos movilizadores y al despliegue territorial del grupo armado conocido como “los vigatans” (naturales de la plana de Vic y su entorno). Este levantamiento en armas obedece a la estrategia promovida, diseñada, coordinada y dirigida, a través de agentes de intermediación o enlace, por el príncipe Georg von Hessen-Darmstadt.

    Hablar del levantamiento austracista en Catalunya en 1705, del pacto de Génova, de Mitford Crowe y de los trascendentales días en el inicio del asedio a Barcelona por las fuerzas aliadas entre los meses de agosto y septiembre de 1705, sin mencionar al PRíNCIPE DE DARMSTADT; aludiendo exclusivamente en esa fecha a unos agravios que tan sólo sirvieron para que las clases dominantes catalanas (nobleza, burgueses, eclesiásticos…) justificasen a posteriori su felonía y su advenimiento al bando austracista, una vez la batalla estaba decidida, como siempre; es faltar a la memoria histórica de lo sucedido en aquel tiempo, faltar al respeto a los verdaderos protagonistas de la historia y contribuir a la manipulación ideológica identitaria que el catalanismo político, el nacionalismo catalanista y el independentismo llevan más de 100 años tratando de imponer al pueblo catalán.

    ¿Cómo un alemán pudo ser el principal promotor del levantamiento del bando austracista en Catalunya? ¿Un alemán y no un catalán? ¿Cómo no van a ser patriotas catalanes defendiendo de motu propio la libertad y las instituciones de la tierra los que tuvieron el principal protagonismo en el levantamiento contra el ʺtiranoʺ Borbón y sus ʺlacayosʺ españoles (castellanos)? ¿Cómo es posible que un príncipe extranjero, sin sangre catalana corriendo por sus venas, entregase su vida desangrado, peleando en combate en las laderas de Montjuïc, mientras el gran héroe por excelencia del nacionalismo catalán, suenen las trompetas y redoblen los tambores, Rafael de Casanova, moría plácidamente en la cama de su casa de Sant Boi, casi cuarenta años después, de puro viejo?

    Tierra, tierra y más tierra. Ocultación, ocultación y ocultación. Manipulación, manipulación y más manipulación.

    Lean amigos y amigas. No paren de leer. Sean críticos y contrasten los datos. Todo está en los libros, en los archivos, en los pliegos, en los documentos, en los dietarios, en las memorias, en las biografías, ….., en aquellas fuentes primarias que atesoran y guardan muchas más verdades de las que algunos abyectos promotores ʺdel soberanismoʺ quieren que sepamos. Saludos cordiales.

  5. estos catalanazis cegados en su odio y fanatismo nos están arruinando

  6. La situación de Cataluña de 1714 con la actual no tiene ningún parecido. En esto discrepo con Joaquín Coll. Entonces la sociedad era totalmente diferente, por mucho que los nacionalistas la quieran manipular. Un porcentaje muy bajo de la población manejaba la situación. La mayoría estaban oprimidos y no se enteraban de lo que pasaba, la monarquía imponía, aunque fuese bélicamente, sus intereses. Hoy estamos en una sociedad democrática, con tecnologías avanzadas, una sociedad, la catalana, que lleva 35 años dogmatizada por los nacionalistas, donde el gobierno central por intereses electorales y por desidia ha olvidado su principal misión : hacer respetar la ley y gobernar para todos los españoles. Una Cataluña con un autogobierno como nunca había tenido, dentro de un estado autonómico y dentro de una Unión Europea. Todo esto genera una situación mucho mas compleja y con mayor dificultar para resolver que la de 1714, ahora se necesitan lideres con mucho carisma (¿los tenemos hoy en España?), partidos políticos con vocación de estado (¿los tenemos hoy en España?), intelectuales como los de la generación del 98 (¿los tenemos hoy en España?), etc…

  7. Des d’aquí, la meva més sincera enhorabona a Joaquim Coll i els seus companys de Societat Civil Catalana. Em sento feliç d’haver signat el seu manifest, crec que fan molt bona feina, i que representen la Catalunya plural i assenyada que sempre ha estat.

  8. Lo q ocurre aquí en Cataluña…con las clases dirigentes es de vergüenza y los catalanes de bien estamos…avergonzados..
    Preocupados…muy decepcionados con todos los partidos del resto del Estado español.
    Durante mas de 30 años..
    estamos viviendo una mentira…
    aquí en Cataluña manda una familia y sus secuaces…además de varios grupos de la alta burguesía catalana q se han hecho de oro…
    En fin lo de siempre…

  9. Hacia la Catalunya del futuro.

    Recordar el éxito que tuvo la Olimpiada, que dio a conocer Catalunya en el mundo, así como la capacidad e inteligencia de los catalanes en su organización. En ese momento teníamos a un President Universal. El president socialista Pascual Maragall.

    También no hacia demasiado teníamos en Madrid a otro genio como alcalde a Don Tierno Galván, también socialista. Hoy en día los madrileños aun lo lloran, recordando al que fue el mejor alcalde de Madrid de todos los tiempos.

    También en el resto de provincias teníamos a alcaldes de categoría, la mayoría socialistas.

    Ahora miramos lo que tenemos en Catalunya y en España y yo personalmente lloro de frustración y de pena.

    ¿Se salva alguna provincia de los chorizos enquistados en el poder?

    Nuestros políticos se están cargando la España plural y universal. La mezquindad de Convergencia y del PP, en una riña absurda con la que tapan sus corrupciones como partidos, además de tapas los negociados privados de familiares y amigos, nos están enfrentando entre ciudadanos.

    Mientras ellos con la neblina del caos de la Independecia tapan la corrupción, la incompetencia y la mediocridad en la gestión de sus políticas de futuro, ensucian todo lo que tocan, engañando al corazón de los catalanes a los que llevan hacia un abismo.

    Catalunya siempre ha sido solidaria y cosmopolita, con Barcelona en el frente liderando. Ese ha sido mi orgullo como catalán. Los dirigentes actuales están convirtiendo en mezquina, demagógica y violenta nuestra sociedad catalana así como el PP está destruyendo el resto de España.

    Si gritar por la calle yo no soy español, soy catalán, no es violencia, que venga el Sr. Mas y me lo esplique. Si esas consignas reflejan progreso y futuro, permitirme que siga en el pasado. Les están comiendo el coco a nuestros jóvenes, como se lo comieron los radicales etarras a los suyos mientras los manipilaban hacia la violencia. Todos sabemos lo que pasó en el país vasco.

    ¿Cómo creéis que se formó ETA? ¿Pensáis que les cayó un rayo del cielo de un día para otro y los hizo asesinos de golpe?

    Pero eso no se forma de golpe. Necesita partidos de derecha franquistas que repriman duramente a los ciudadanos, como está pasando en Catalunya y en España.

    Y en Catalunya aun es más grave pues si en el colegio les dicen que España nos invade, que nos roba, que la historia es otra y que éramos más importantes que el imperio romano y que por culpa de España estamos arruinados, al tiempo que se hace proselitismo por el odio y el enfrentamiento hacia el resto de regiones de España, ¿qué virus maléfico les estamos inculcando a nuestros jóvenes en Catalunya?

    Con esta confrontación el señor Junqueras y el Sr. Mas están consiguiendo votos en Catalunya así como Rajoy los consigue en el resto de regiones, fomentando los nacionalismos catalán y español, para dormirnos y tapar lo que nos están robando en prestaciones sociales que pertenecen a todos y a todas. De paso acaban con la idea socialista del bienestar para todos y para todas.

    Pero el tiempo nos traerá malos momentos si dejamos que nuestros jóvenes se radicalicen en nombre de una Catalunya y de una España que no es la que una gran mayoría de catalanes y españoles queremos ni deseamos para nuestros hijos y nietos.

    A los radicales echémoslos en las próximas elecciones. Busquemos dirigentes competentes, los hemos tenido y los podemos volver a tener. Afinemos el voto por el bien de todos los ciudadanos.

    • Saludos FOTOSKI, estoy de acuerdo en general con tu comentario. Pero sobre todo, con tu recomendación que afinemos el voto y busquemos “a dirigentes competentes”.
      Yo apuntaría otra cuestión igual de importante. Que controlemos la gestion que pudieran hacer los elegidos.
      no podemos votar y ya esta, tenemos que ver con claridad lo que hacen con nuestro país en el tiempo de mandato, De lo contrario, nosotros seriamos tan culpables como ellos.
      Parafraseando a podemos, ahora ya sabemos como pueden llegar a ser la “casta”.
      como dije en otro de mis comentarios, no podemos ser esclavos de ideologías.
      Porque ese es el principal motivo de la manipulación de nuestros políticos a los ciudadanos.
      si ellos tuvieran la certeza, de que el pueblo votaría no por ideologías, si no por la gestión realizada en el país. Quizás, solo quizás, lograríamos otro tipo de gobiernos, de politicos y de conductas.

      Reitero mi saludo Fotoski

    • De acuerdo con vuestros comentarios Fotoski y Ona. La renovación democrática a fondo de este país es un clamor ciudadano y su aplicación será la principal herramienta para desactivar el nacionalismo. Nunca se podrá convencer a los irredentos, ni si quiera con un proyecto regenerador, pero sí a esa masa que se ha echado en manos del nacionalismo por desesperación, por la sensación de contar con una salida. Nunca más pujoles y bárcenas y matos. Esa es la prioridad y tenemos que ser nosotros quienes forcemos ese cambio con militancia, vigilancia, tesón (Dolça Catalunya es un ejemplo de reacción ciudadana). Sea desde Podemos, el Psoe, IU, con todas las precauciones, o nuevas formaciones sensatas como el Partido X… y ojalá incluso desde el PP. Espero que esta encrucijada convenza a cada vez más votantes conservadores de que ser de derechas no necesariamente significa ser del PP tal y como se organiza y dirige este partido suicida. La crisis no es tanto económica como moral, y el profundo desprestigio de España como país, caldo de cultivo del odio nacionalista, solo se combate con un golpe de timón histórico, una nueva constitución volcada en la anticorrupción, la democracia participativa y el bien común.

    • Amigo Fotoski,
      Te recuerdo que ese “president universal” según tu dices, Pascual Maragall, es el que inició todo este barullo promoviendo un cambio de Estatut que nadie reclamaba, pocos querían y muy pocos votaron. De esos polvos vienen estos lodos.

    • si, ciertamente así fue Un d’aquí, el Sr. Maragall lo comenzó todo.
      Pero por sus declaraciones posteriores (nunca tuve que iniciar ese proceso) creo que en ese momento no pensó que esto llegaría tan lejos.
      aunque, no nos engañemos… el quería gobernar y punto. No justifica haber reconocido después el error.

Deja un comentario