¿De dónde sale la patraña nacionalista de la “flama del Canigó”?

Otro invento nacionalista para ocupar la vida social catalana.

olesa2

Hace pocas semanas el alcalde de ICV-IU convirtió la fiesta de San Juan en Olesa de Montserrat en un aplec separatista con escenografía a lo Nüremberg. La excusa fue el recibimiento de “la flama del Canigó”.

El macizo del Canigó con 2784 m. de altura está en el sur de Francia, y se divisa imponente desde la llanura litoral. En la prehistoria las cumbres eran concebidas como lugares de conexión con las divinidades celestes; allí se hacían cultos y ritos solares. Con el cristianismo, en el Canigó se erigieron abadías como San Martín del Canigó y San Miguel de Cuixá.

El Rosellón, Vallespir y Conflent, donde se encuentra el Canigó, fueran integrados en la Corona de Aragón en 1172 por testamento del Conde del Rosellón. Francia se opuso a esa integración en el Reino de Aragón. Tras varios intentos frustrados ocupó el Rosellón en 1643, con la inestimable ayuda de Pau Claris, presidente de la Generalidad que en 1641 entregó Cataluña a la corona francesa. Por su culpa se perdieron para siempre el Rosellón y la Cerdaña francesa.

Y aquí viene la farsa. El señor Francesc Pujades, excursionista francés y vecino de Arles de Tec (Vallespir), propuso en 1955 encender una fogata en la cumbre del Canigó para las hogueras de la Noche de San Juan en las poblaciones del Rosellón. La iniciativa del excursionista galo ocho años antes se inspiraba más en los Juegos Olímpicos que en el pancatalanismo. Los de Òmnium dicen que esto no llegó a España hasta 1966: algún nacionalista pensó que la “flama del Canigó” debía encender las hogueras de la Nit de Sant Joan “dels Països Catalans”. Les parecería una forma de “fer país” allá dónde simplemente se celebran las “fogueres” de toda la vida, para divertirse y pasar una noche tradicional de fiesta y de verbena.

Una fiesta, por cierto, muy española. El Calendario Mozárabe de Córdoba del año 961 dice que una fiesta principal de los cristianos bajo dominio islámico era la natividad de Juan Bautista, celebrada el día 24 de Junio. En Al-Andalus con tal motivo se organizaban carreras de caballos y hogueras, entre otros divertimentos.

Es así como una antiquísima tradición religiosa cristianizada, universal e hispánica, se falsea de forma victimista para significar “la pervivència de la cultura Catalana”. Eso sí, con parafernalia totalitaria como la de Olesa para abducir a los ciudadanos en el “nacionalismo catalán”. La ideología más estéril y autodestructiva que ha conocido Cataluña a lo largo de toda su historia milenaria profundamente española.

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , ,

6 comentarios

  1. Pau Claris no fue presidente de la Generalitat de Cataluña sino presidente de la Diputación del General, en 1638, por ser el diputado elegido del brazo eclesiástico. La Generalitat, entendida como órgano de gobierno, tiene su origen en 1931, tras proclamar Macià la república catalana y posteriormente aceptar la propuesta del gobierno provisional de la II República. Para más información recomiendo la magnífica obra “Otra historia de Cataluña” de Marcelo Capdeferro.

  2. La herencia de algunos hijos del President Pujol.

    Como catalán me siento avergonzado de algunos políticos que enarbolando la bandera de la independencia o la Flama del Canigó, la utilizan para sus negocios particulares.

    Hace años el escandalo Banca Catalana, salpico al Pujol President. Es aquel momento en Catalunya nos jugábamos la democracia y la unión de todas las provincias y no se apretó demasiado en el tema, ni en Catalunya ni en el resto de España.

    El Sr. Pujol salió beneficiado de la publicidad que anunciaba a fuerzas oscuras intentando impedir la formación del estado catalán.

    Buen reclamo para sacar votos a los catalanes tan sensibles siempre a Catalunya.

    No nos juzguéis mal, somos catalanes y queremos a nuestro país, como quieren los demás españoles a sus provincias.

    Pero allí en ese momento ya se intuía que bajo la bandera del catalanismo, se escondían intereses que nada tenían que ver con el bien de Catalunya.

    El tiempo que todo lo expone, nos presenta el resultado de lo que no se juzgó entonces, ahora en manos de los “hereus” a los que si han pillado delinquiendo, aprovechándose de las “relacions politiques familiars” y ensuciando a la democracia.

    Por ello yo hago una propuesta muy sencilla y lógica, con la esperanza que los ciudadanos la apoyemos para acaban de una vez por todas con la corrupción de algunos políticos. Es la siguiente:

    La democracia no será democracia hasta que en el articulo nº 0 de nuestra constitución no conste lo siguiente:

    Articulo nº 0.
    El funcionario o familiar de funcionario que se lucre directa o indirectamente de forma fraudulenta tendrá cárcel por 40 años para evitar que pueda gastarse el importe que le ha robado a todos los ciudadanos (e impedir que pueda disfrutar de todos los coches de lujo, que le compensan la falta de virilidad. Esto solo es una reflexion siquiatrica no juridica).

    En el caso que devuelva integro el importe robado y sus intereses, se le descontaran un par de años por buena conducta.

    También se juzgará al padre o familiar directo que con sus contactos políticos ha permitido que el familiar implicado robe a los ciudadanos.

    Introduciendo este articulo 0 en la Constitución, garantizaríamos que los ciudadanos que se metan a políticos lo hacen por el bien común y no como una forma de robar al prójimo.

    Con ello dividiríamos a los chorizos políticos de los que no lo son.

    Yo no soy jurista, pero a ver si algún jurista se entusiasma, mejora este artículo nº 0 y los españoles lo votamos en las próximas elecciones con algún partido que lo proponga y lo lleve a cabo.

    Hasta que este artículo no se incluya en la constitución, la democracia política es un fraude y los fraudes que cometen estos señores, nunca tendrán el castigo que se merecen.

    Quememoslos politicamente en la Flama del Canigó, que es lo que se merecen, estan destruyendo a Catalunya y a sus ciudadanos, al tiempo que nos enfrentan al resto de provincias y a sus ciudadanos.

  3. EL ODIO DE LOS CATALANISTAS ES INFINITO

  4. Dice el artículo: “El Rosellón, Vallespir y Conflent, donde se encuentra el Canigó, fueran integrados en la Corona de Aragón en 1172 por testamento del Conde del Rosellón.” Históricamente cierto, pero habría que hacer una aclaración. El conde era Gerardo II, que no tenía herederos, y que en su testamento cedió sus dominios a Alfonso II de Aragón. El texto del testamento dice (sic) que los legaba ” a su señor, el rey de los aragoneses”. Por sí acaso alguno se cree que el Rosellón de aquella época, Vallespir y Conflent, los tres unos pequeños condados, tenían alguna relación con lo que todavía no se llamaba Cataluña, nombre que aparece oficialmente por primera vez en el testamento de aquel Alfonso II, aunque parece aludir a los territorios de la taifa de Lérida y a Tortosa.

  5. Ja no saben què inventar aquests volemvotars!

    Però certament, s’ha sembrat massa odi GRATUÏT. Caldrà molta pedagogia per desfer tot el mal.

  6. ¡Qué buen artículo! Pero siento una profunda tristeza ante tanto afán de provocar odio y autodestrucción por parte de nacionalismo. Mucho me temo que han generado tal karma —como diría un hindú o un budista— que no hay marcha atrás. Algo construido en base a la mentira, el odio y el rencor no puede conducir a nada bueno… quizá a una catarsis tras duras pruebas.

Deja un comentario