Quina vergonya. S`enfonsa el prestigi de les finances catalanes.

35 anys de nacionalisme han dut Catalunya a les acaballes del seu patrimoni econòmic i moral.

unnamed

Portada de La Vanguardia, dimarts 20 maig 2014

Jordi Pujol, un ideòleg ficat a metge ficat a banquer, dirigia Banca Catalana escollint les inversions segons un criteri molt sensat: els projectes bons eren els “catalans”, els que feien país. És a dir: aquells que duien la barretina fins els ulls. Pujol va enfonsar Banca Catalana.

30 anys després, Catalunya té un deute estimat de €60.000 milions, un 30% del seu PIB. L’atur frega el 25%. Moltes empreses familiars emblemàtiques s’han venut a multinacionals o empreses de la resta d’Espanya. De bancs només en queden un parell. Les caixes han estat quasi bé totes rescatades per l’Estat. Els 7 fills d’en Jordi Pujol són milionaris.

El prestigi del català, treballador, honrat, pencaire, estalviador, emprenedor, prudent i agosarat ja no hi és. El nacionalisme ha prioritzat la ideologia en comptes de la vida real. I ens ha posat una fama d’egoistes, ploramiques, insolidaris, mentiders i exagerats. I amb notícies com aquesta, a sobre, lladres i mals gestors.

La majoria dels catalans som tranquils, treballadors, solidaris i discrets. Volem viure en pau. El nacionalisme s’ha carregat la nostra reputació, la que havien bastit els nostres avis amb anys d’esforç, i el nostre patrimoni moral i econòmic.

Fugim del nacionalisme.

bastoncillo



Categories: Economía, Huid del nacionalismo, Pujol & family

Tags: , , ,

10 comentarios

  1. Imagineu-vos el que aquesta colla d’arreplegats en una impoasible Catalunya indendent …

    • Pues degenerando. El imperio romano tuvo a su Didio Juliano como emperador en el 193 d.C. Ya había sido condenado una vez por estafa y apropiación de bienes públicos. Rico por ello, pagó a la Guardia Pretoriana para que le hicieran emperador, pero luego no siguió con el soborno, el dinero no cae de los árboles; en el mismo año lo asesinaron sus propios soldados y subió al trono Septimio Severo, que ese sí se hizo respetar porque era respetable. Me pregunto si quieren una Cataluña independiente o lo que quieren es que la Justicia se independice de la Verdad para evitar acabar en la cárcel.

  2. JJGD
    Tienes razón, la definición de emigrante es la que das, según el Diccionario de la lengua española. Mi ignorancia es el origen de esta error. Te pido disculpas, aunque mi visión del problema es muy parecida a la vuestra, y eso lo podrás comprobar por los comentarios que realizo.
    Quede claro que me siento español-catalán-español, amo la tierra en la que nací y amo mis raíces, que son andaluzas concretamente de la provincia de Almería . Allí nacieron mis padres, mis abuelos, mis bisabuelos etc. . . En una palabra amo mis orígenes.
    Pues si,como catalán y español soy antisecesionista , pero además de este sentimiento , intuyo los problemas que vamos a tener por la soberbia, mentiras y medias verdades de políticos secesionistas ,en busca de compensar el 3% (¿sólo? ) perdido y puedan seguir llenando sus bolsillos y pagar a las plumas mercenarias y no perder su apoyo. Tanto en periódicos, como radio o bien TV.
    Espero que el Gobierno cumpla con su deber aplicando La Constitución y demás leyes que garantizan nuestra democracia. Y si quedan leyes por desarrollar , que lo hagan ¡YA! No puede suceder lo mismo que en1714, que los cabecillas salieron de “rositas”. Hay que actuar como Carlos I,sancionando a los cabecillas de los Comuneros , aunque las sanciones máximas no puedan ser las mismas,

    • No hay por su parte error y mucho menos ignorancia. Las palabras y su significado cambian con el tiempo. En mi post uso la palabra “imbécil”. En pura etimología es “sin báculo o sin bastón”. Se aplicaba a las personas jóvenes que no necesitaban por ello el uso de bastón para andar o apoyarse. Al tiempo quería indicar que carecían de la experiencia que da la edad, con un significado parecido a la palabra adolescente. Luego derivó al retrasado mental, sin sentido ofensivo. Así Carlos III enconmendó a su hijo Fernando (Fernando I, rey de las Dos Sicilias) el cuidado del varón mayor de D. Carlos, Felipe. Su padre decía, “siendo mi desgraciado hijo notoriamente imbécil…” Carlos III no quería ningún mal para Felipe Antonio ni ofenderlo; era el término para el deficiente mental en la época. Ahora es un insulto.

      El problema de la emigración es que emigrantes somos todos. Las crónicas musulmanas hablan que tras su invasión, en la zona de la actual Cataluña no quedó prácticamente nadie. Las crónicas carolingias hablan de poblaciones enteras huyendo a la actual Francia, de como fueron recibidos por Carlomagno y de como el hijo de éste conquistó unas tierras yermas y despobladas. Siguiendo con las crónicas musulmanas, a Wifredo el Velloso los musulmanes le consideraban conde “de los páramos” o “de los descampados”. Y de paso algunos debieran mirar si no descienden de franceses que emigraron a la actual Cataluña en el siglo XVI y XVII, huyendo de las guerras de religión o, como suele ser normal, en búsqueda de oportunidades. Y los llamaron gabachos, también en sentido despectivo. Palabra que usó Cervantes, que aparte de las fantasías de Bilbeny, estuvo en Cataluña y por tanto aprendió en ese “espejo de toda cortesía” esa para entonces nueva palabra. Todo ello antes de embarcarse para Italia como soldado. Y es que los que se quieren revestir de antiguos linajes, deberían recordar aquello que “se parecen a las patatas que lo mejor lo tienen bajo tierra” o la frase de otro que de muy bajo llegó a muy alto a un noble petulante: “yo asciendo de agricultores, ¿Ud. de quien desciende? Cruel y atinado.

  3. Muy interesante y esclarecedor el comentario de Antoni sobre la calificación de emigrantes a los trabajadores del resto de España por parte de los catalanes. Totalmente de acuerdo. Ese calificativo siempre ha sido despectivo y clasista. A mi padre, ingeniero de Bilbao, que se trasladó a Barcelona a trabajar a los 37 años, nadie, empezando por él mismo, lo consideró nunca emigrante. Era simplemente un caso de movilidad laboral.

  4. Bueno, y ¿qué pasa con el dirigente de ERC, consejero de Gobernación y presunto contrabandista de tabaco Jordi Ausás? ¿Es que no forma parte de la banda y no es “uno de los nuestros”?. Por último a ver si alguna vez hay alguien capaz de superar los tópicos: ni todos los andaluces somos buenos contando chistes, ni cantamos flamenco, ni bailamos por sevillanas, ni sabemos la Salve Rociera del ¡Olé, Olé! y aparte trabajamos, hemos estudiado y lo seguimos haciendo etc. Porque conozco catalanes vagos, sin iniciativa alguna, sin honradez (incluida familia Pujol y Ausás, supuestamente), imprudentes y pendencieros. Incluso alguno fan del Real Madrid, que se dan casos. No hay nada más resistente al cambio o desaparición que un prejuicio. Está claro.

    • Clarísimo . Son estereotipos , como aquel de que “todos los alemanes tienen la cabeza cuadrada” o que los aragoneses son tozudos hasta la cazurreria , y te has dejado la tacañeria de los catalanes, también es famosa, y una actitud miserable ante los valores de los demás, como por ejemplo , el esfuerzo y sudor de los emigrantes andaluces y murcianos y de otras tierras que han hecho grande a Cataluña, dejando todo el valor añadido en esta tierra
      Los naturales ya no hacen de las piedras panes, ahora se dedican al pelotazo .

    • Lo de Jordi Ausás y el contrabando de tabaco da una verguenza,……

    • Amigo M. Gonzalez. En Cataluña no hay “emigrantes” del resto de España. Uno es emigrante cuando va de un país a otro y , por tanto, emigra de su país e inmigra a otro.. Si a un francés de Marsella que va a Tolouse no se le llama emigrante; si a un alemán que se desplaza de Dormund a Berlín no se le llama emigrante e incluso cuando un español de Zaragoza se desplaza a Almería tampoco se le llama emigrante ¿porque si se le llama así en Cataluña? Pues porque al nacionalismo le interesa llamar emigrantes a aquellos que vienen del resto de España para tratar de crear en su subconsciente una mentalidad se ciudadano de segunda clase y que algunos tratan de superar volviéndose más nacionalistas que los “oriundos”.. ¿Habeis visto que no llaman emigrantes a un alemán o a un británico que resida en Cataluña? Curioso ¿no?

    • Al pobre emigrante marroquí o argelino lo llamamos “moro”. Cuando es rico, lo llamamos “árabe” e incluso “jeque”, que viene de Sheiyj, que significa anciano, aunque se aplica comúnmente a los ancianos sabios, cuando hay jovencitos a los que llamamos jeques si tienen pasta. Si eres alemán en Mallorca o inglés en Marbella, no eres emigrante, si no “distinguido visitante”. Si además trabajas allí, aunque sea de mero guía turístico, casi nos atribuimos una “importación de cerebros”. Si te crees superior a los demás por la circunstancia absolutamente extraña a ti y que no ha sido fruto de tu voluntad de nacer en algún sitio y despreciar a todo el que no ha compartido tu ilustre solar, aparte de imbécil, conviertes en emigrantes o charnegos (por cierto palabra que viene de una raza de perros) a todos los demás. Cuando en realidad das más pena o risa que otra cosa.

Deja un comentario