La canción que compuso para hoy un pintor pijo que se fue a vivir a las chabolas.

¡Qué locura!

20140416-165714.jpg



Categories: Alma

Tags: , , ,

8 comentarios

  1. Sigo teniendo que contradecir al autor del título. Una simple coma e incluso un punto y coma para unir dos proposiciones: Que por un lado el señor Arguello fue un pijo y luego que fue a las chabolas. Así debería haber quedado: “La canción que compuso para hoy un pintor pijo; que se fue a vivir a las chabolas”. No es importante solo lo que se escribe, también como.

  2. Menuda metedura de pata, JJGD y José Ramón, tenéis la susceptibilidad a flor de piel, no os habéis enterado de que esto no es un regüeldo es una alabanza. Enhorabuena Dolça! Felices Pascuas a tothom

    • Estimado Gilera: Uno está siempre dispuesto a aprender. Pero la frase textual es “La canción que compuso para hoy un pintor pijo que se fue a vivir a las chabolas” (sic). Si lo que ha pretendido el autor es indicar que pasó de ser de un pintor en un ambiente de riqueza, bienes materiales a un pintor en lugares de pobreza y miseria, se entiende que pretende ironizar con el vocablo “pijo”. Pues bien la ironía tiene sus reglas para el lenguaje escrito, donde no es tan fácil distinguir del lenguaje corporal. Aun así observará que los anglosajones, con menor gesticulación verbal y visual que los latinos, cuando quieren indicar que lo que van a decir a continuación es irónico, hacen con ambas manos el signo de comillas (con dos dedos), que ahora se está imitando en nuestros lares. Si el autor quiso ironizar debió escribir (¡pijo!) o con comillas “pijo”, e incluso el uso de varios puntos luego de la palabra (pijo…). Es una figura literaria compleja, no siempre se maneja bien, y produce errores interpretativos.

      Respecto al himno religioso lo conocía de haberlo oído (mi agnosticismo no me excluye de acudir a todos los actos religiosos donde se necesita al amigo, sean bautizos, bodas o entierros e incluso funerales), sin saber quien era el autor. Es muy bello musicalmente y se refiere a la célebre “¿Dónde está, oh muerte, tu victoria” de la epístola a los Corintios de Pablo de Tarso. Aunque reconozco que mi favorito es “La muerte no es el final” del prematuramente desaparecido (55 años) Cesáreo Gabaráin Azurmendi, cuya segunda parte se canta por los militares, que han excluido la primera y la tercera como cántico en homenaje a los muertos por España después del toque de oración. Y que a mi me emociona, se me permite expresar un sentimiento personal. El porqué se ha adoptado ese cántico por muchas unidades militares (no todas, la Legión tiene la suya propia, El Novio de la Muerte, aunque es más una canción de amor que religiosa) es, sin duda, por lo fácil de cantar y su sentida letra.

      Y como me siento poético y patriota (yo juré bandera hace lustros, me lo sigo creyendo y así moriré), le copio un pequeño pero hermoso poema del fallecido coronel Luis López Anglada, militar y poeta:

      El toque de oración inicia el vuelo
      y hay en las últimas luces del cielo
      algo invisible que nos acompaña,
      como si en la quietud de los soldados
      estuvieran, aquí formados,
      todos los que murieron por España.

  3. Hola a todos: sí, Kiko era de clase acomodada, un pijo nihilista con un talento innato para las bellas artes, seguidor de los existencialistas. No veo insulto en el título, sino el contraste entre su vida anterior y su nueva vida con los gitanos de Palomeras. Lo cuenta en su libro “El Kerigma. Con los pobres en las chabolas”. Un día increpó a Dios por el sinsentido de su vida, y se convirtió. Se fue a las chabolas con su guitarra y una Biblia.
    Gracias a él he vivido una experiencia similar. He iniciado el Camino y soy feliz. Gracias Dolça Catalunya por recordar la conversión de Kiko y de tantos otros, y enlazarnos su gran canto de alegría y conversión. ¡Feliz Pascua! Felip.

  4. Soy agnóstico pero casado con una creyente; por ello me merecen todos los respetos los que lo son. No sé a cuento de qué viene el título de ésta entrada. Se puede discutir que Arguello sea o no un pintor de cierto fuste (en mí opinión es bastante mediocre) pero ¿pijo? Su familia es adinerada, como lo eran la de san Francisco de Asís o la muy aristocrática de san Francisco de Borja. Espero que no por ello se les llame pijos a los anteriores. Que Arguello se fue a vivir en zonas pobres es un hecho. A partir de ahí se puede discutir si a alguien le parece bien o no, si sus canciones son buenas o malas, si su camino neocatecumenal es más o menos correcto. Me parece que el título de ésta entrada o tiene una redacción demasiada apresurada o es que el autor tiene cierta manía al señor Arguello y ha producido no un título, sino un regüeldo. Vamos a ser la más serios.

  5. Ese pintor pijo, como os permitis llamarle, os da mil vueltas a todos los que haceis esta pagina y no se lo que os creeis que sois, salvapatrias pijos….
    El respeto alos demas es lo primero que teneis que tener en cuenta para poder dar vuestras opiniones. No soy de los de Kiko Arguello, pero acabais de perder un suscriptor de vuestra pagina.

    • Pero bueno hombre…. yo soy del camino neocatecumenal y pijo es una palabra que en un titular, que tiene que ser sintético, contundente y llamativo, resume perfectamente lo que era Kiko antes de su conversión, no sólo no es ningún insulto sino que estoy seguro de que el propio Kiko se identificaría perfectamente con el término. Gracias Dolça por el homenaje.

    • qué fácil es abandonar, pues nada, es tu derecho, hasta siempre y que te vaya bonito.

Deja un comentario