Batacazo de los separatistas en Quebec

Los habitantes del Quebec, haciendo gala de seny, apuestan por Canadá.

Pauline Marois

Hartos ya de las trolas de los secesionistas y de los referéndums sin fin, los habitantes del Quebec han otorgado la mayoría absoluta al federalista Partido Liberal de Quebec en las elecciones de ayer, que de este modo le arrebata el gobierno al nacionalista Partido Quebequés. Los nacionalistas han pasado de 54 a 30 diputados: un descalabro. Una magnífica noticia que nos demuestra que, al final, la sensatez se impone.

Lainformacion.com resume en estos tres puntos la noticia de estas elecciones:

  • Tras el batacazo electoral, los líderes del partido separatista han dimitido.
  • Una victoria por mayoría absoluta del partido Quebequés hubiera supuesto la celebración de un tercer referéndum independentista después de los realizados y rechazados en 1980 y 1995.
  • El primer ministro canadiense, el conservador Stephen Harper, dijo que “los resultados demuestran que los quebequeses han rechazado la idea de un referéndum”.

Vale la pena leer el editorial del Globe and Mail titulado “Todo lo que querían los quebequeses era un gobierno normal. Lo han conseguido”. Allí se señala que:

“El PLQ ha ganado porque convirtieron la campaña en un referéndum sobre no tener otro referéndum, algo en lo que los quebequeses estan muy mayoritariamente de acuerdo.

“Juntos, nos dedicaremos a los problemas reales” fue el lema del PLQ. […] Los Liberales han ganado porque han prometido que cuando estén en el gobierno dedicarán todo su tiempo a pensar sobre los problemas de Quebec. Han sido creíbles al prometer que intentarían hacer lo que los gobiernos normales hacen: gobernar“.

En Quebec lo han conseguido, ¿no podemos los catalanes aspirar a lo mismo? ¿A un gobierno que gobierne en vez de dedicar todos sus esfuerzos y dinero a romper España y a crear división entre los catalanes? ¿un gobierno que resuelva problemas en vez de crearlos? ¿Un gobierno que asuma responsabilidades en vez de agarrarse a la excusa barata de que “Madrid” no nos da recursos?

El separatismo es una estrategia victimista y perdedora. Los de Quebec, que van por delante, se han dado cuenta y lo han rechazado. Trabajemos para que nosotros, catalanes, sigamos los mismos pasos del Quebec y consigamos un gobierno normal para Cataluña que nos haga salir de la pesadilla separatista y se dedique a gobernar la Cataluña real.

20140327-093317.jpg



Categories: En el Butifarrèndum, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , , , , , ,

10 comentarios

  1. LOS TIRANOS REGIONALES
    llamados nacionalistas
    no reparan en desgracias
    para imponer su utopía.
    Siembran el odio entre hermanos
    y, esclavos de sus mentiras,
    siendo ellos depredadores,
    se presentan como víctimas.
    Hasta que la realidad
    con luz meridiana brilla
    rompiensdo con la verdad
    su engañosa tiranía,

  2. Es que el nacionalismo es conflicto siempre. Y conflicto y felicidad, que es la máxima aspiración del ser humano, son antagónicos: Aquí también tendríamos que verlo.

  3. Diría que la intención económica de los secesionistas es convertir,principalmente,a Cataluña en un paraíso fiscal y de ocio.
    Todo lo contrario de lo que son las raíces catalanas ( de las piedras hacen panes). Los secesionistas han olvidado la base del resurgir catalán .

  4. La trampa de los nacionalistas es como la de los NAZIS. Harán todos los referendus que les dejen hasta que llegue uno que les permite la secesión. Entonces se acabaron los referendus, ya no hay vuelta a tras. El derecho a decidir ya no existe. Hitler utilizó la democracia para llegar al poder, luego la suprimió. Lo mismo ocurrirá con cualquier territorio que no quiera la secesión se verá abocado a hacerlo por imperativo NAZIonal. ¿Alguien cree que los nacionalistas catalanes permitirán a algún territorio hacer lo que ellos piden?. ¿O retornar a España en caso que su invento sea un desastre?. El derecho a decidir es para ellos no para los demás. ¡Vale!.

  5. Lo mejor que le pudo pasar a Toronto fue el secesionismo quebequés. Montreal dejó de ser la ciudad de referencia del este canadiense y entró en una decadencia que aun continúa, en beneficio de su vecina del oeste. Me temo que mi Barcelona va a seguir un camino parecido y será en beneficio de Zaragoza o Valencia, todo gracias al Gran Timonel Mas, el Ojo de Halcón Junqueras y sus palmeros.

  6. Pues nada Sr. Mas, Sr Junqueras y Sra. Forcadell:
    Cuando las barbas de tu vecino veas cortar……

  7. Al comenzar el asunto de Quebec, la primera empresa de esa zona se marchó a Toronto. Luego tuvieron que cerrar la mayor parte de los teatros. La gente empezó a “emigrar” a otras partes de Canadá. Aunque Quebec siguió creciendo, lo hizo en menor proporción que el resto de Canadá. El comercio inter regional disminuyó hacia Quebec, como el comercio de Quebec con las restantes provincias y territorios canadienses. Su comercio exterior, especialmente hacia USA, también disminuyó. Por poner un ejemplo, la República de Irlanda. Tras su secesión, ola emigratoria hacia Inglaterra y Estados Unidos. Y su economía no ha tenido un nivel aceptable hasta que crearon un demencial régimen fiscal que atrajo a empresas foráneas. Pero con el tiempo, como todo lo demencial, acabaron en quiebra y rescatados por la UE. Es un aviso de navegantes.

  8. També a casa nostra acabarà passant això. Mantinguem les idees clres i la voluntat ferma.

    • Efectivamente compañeros. Decía Bob Marley “No tengas miedo de la energía atómica, ni siquiera ella puede parar el tiempo”. Así como los ríos siempre desembocan en el mar, una espiral de enfrentamiento degenera en descalabro y el mejor teatro de operaciones para eso son las urnas y la sensatez de la ciudadanía. Un engaño en masa no puede durar mucho más tiempo ni llevar a la sociedad al precipicio como si nada…

Deja un comentario