A la Gene se le escapa la verdad de 1714: “Por nosotros y por la nación española peleamos”.

La Comissió del Tricentenari, dependiente de la Generalitat, se dedica a divulgar el relato nacionalista de 1714.

1714 1

Ha sembrado las ciudades catalanas de propaganda: 1714 fue una guerra de “Catalunya contra Espanya”, allí se perdió “la nació” y empezó la “opressió espanyola”.

Pero la historia fue como fue. Y en las marquesinas que la Comissió ha distribuido en Barcelona se les escapa esta frase de Villarroel, que recoge muy bien la verdad de 1714: “Por nosotros y por la nación española peleamos (…) [Barcelona] defendiendo a su rey, la fe de su religión y sus privlegios”.

1714 2

“Nación española” ,”rey”, “fe”… ¿Cuánto tardará el Comissari Soler en depurar responsabilidades?

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , ,

6 comentarios

  1. Gran explicación,JJGD,te felicito.

  2. Pepe Serrano

    Pues al que se le ha escapado la frase no se que le pasara, pero a Villarroel, le quitan hasta la calle. Jua jua, es que encima, son unos chapuceros. ¿me das permiso para ponerlo en twiter? es genial

  3. Lo triste es que hay gente preparada que saben de las calumnias y falsedades pero prefieren hacer omisión de esos temas. Conocen de las Cortes Generales de Cataluña de 1701-1702 (y tengo en mis manos la tapa de la publicación de las normas de esas Cortes, del editor Rafel Figueró, Any 1702), pero como son felipistas, las ignoran. Saben que el Tratado de Génova de 1705 la firmaron un par de individuos mandados por sólo 8 terratenientes de Vic con un comerciante inglés, en un documento claramente inspirado en los contratos de corso. Que en el mencionado “Tratado” ninguna de las instituciones catalanas participaron, ni discutieron, ni fueron llamadas ni se reunieron. Saben que en las Cortes austracistas hubo muchos menos representantes porque al ocuparse Barcelona, casi un tercio de la población huyó. Y que muchos diputados del General, miembros del brazo militar e incluso bastantes miembros del Consejo del Ciento no quisieron acudir. Saben que Casanova no tenía en la mente ninguna Secesión, si no otro monarca, como Villaroel, como los defensores no catalanes de Barcelona. Pero les da igual. ¿Cínismo? ¿Hipocresía? ¿Cálculo de beneficios? Desde luego lo que no hay es honradez intelectual.

  4. Para la “escriptora” Marta Alòs y Segre.com, Antonio de Villarroel y Peláez sería un botifler y por añadidura un lerrouxista camuflado.

  5. La verdad es testaruda y cruel con quien quiere cambiarla.

  6. ¿Llegarán a mañana esos carteles?

Deja un comentario