Tic-tac…el enorme error de cálculo del nacionalismo.

La dinámica ha cambiado, ahora el tiempo corre en contra del separatismo.

bumeran

Ai, ai, Artur, que les coses es capgiren…

Hace 3 meses parecía que Ucrania poco menos que iba a entrar en la UE; hoy el país está dividido, la península de Crimea forma parte de Rusia y el vecino del Este ha multiplicado su influencia en la región. Todo se debió a un monumental error de cálculo.

Ucrania llevaba años (siglos) debatiéndose internamente entre la influencia rusa y la occidental. En los últimos meses la facción prooccidental, confiada en su fuerza local y apoyos exteriores, decidió dar un acelerón y jugárselo todo a una carta. Tras concurridas manifestaciones y violentísimos enfrentamientos, el gobierno de Yanukovich –tan legal como corrupto- fue derrocado y reemplazado por los prooccidentales de la igualmente corrupta Timoshenko. Aunque ningún medio occidental calificó el acontecimiento de “golpe de estado”, eso es precisamente lo que ocurrió.

El golpe desencadenó la reacción rusa, tan lógica y previsible como inesperada (¡?) por los cándidos occidentales: referéndum en Crimea, incorporación a Rusia, declaración de apoyo a las regiones orientales de Ucrania, ridículo occidental y refuerzo geopolítico de Rusia en la región y en el mundo. La consecuencia del imprudente acelerón ucraniano fue exactamente la contraria de la que se buscaba.

Al inicio de la revuelta en Kiev el conseller Quico Homs, conocido en las cancillerías mundiales como “el Metternich de Vich”, se apresuró a ser el primero en comparar Cataluña con Ucrania en un documento oficial elaborado por el Departament de Presidència. Aunque desde un punto de vista histórico la comparación no se sostiene (políticamente ya apuntamos las parecidas aficiones de los Yanukovich y los Pujol), es probable que el nacionalismo catalán haya cometido un error de cálculo similar al de los actuales dirigentes ucranianos.

Históricamente el nacionalismo ha reforzado sus posiciones lentamente gracias a su gestión de la ambigüedad y a décadas de monopolio de la enseñanza y los medios de comunicación. En los últimos 4 años, impulsados por el fanatismo, el cálculo político y la debilidad financiera y política del Estado, los dirigentes convergentes intentan virar bruscamente la sociedad hacia el separatismo: “ara o mai”.

Este acelerón está provocando una clarificación de escenarios y posturas: el reencuentro del sentido de Estado de las instituciones y partidos nacionales (PP y PSOE, Tribunal Constitucional), la exigencia de regeneración canalizada por otros partidos (VOX, Movimiento Ciudadano), la claridad en los posicionamientos de otros países y agentes internacionales (países e instituciones de la UE) y la constatación de la enorme incertidumbre que un escenario rupturista conlleva.

Estos factores y los atisbos de recuperación económica, todos con tendencia a reforzarse en el tiempo, sitúan en la radicalidad al nacionalismo. Si a esto añadimos el creciente protagonismo en el lado separatista de entidades extrañas, parademocráticas y asamblearias (la ANC, Òmnium, AMI), la opción secesionista va resultando cada vez menos apetecible para una mayoría de catalanes.

El tiempo ya no juega a favor del separatismo, sino claramente en su contra. Los siguientes movimientos de Mas están marcados, y por su radicalidad contribuirán a alienar a cientos de miles de catalanes afines. Mas y los suyos parecen haber cometido un error de cálculo cuyo efecto bumerán no sólo dinamitará el separatismo, sino que puede debilitar el nacionalismo para siempre.

Los casos de Ucrania y de Québec –donde al subidón independentista pre-referéndum siguió el bajón nacionalista- demuestran que las ambiciones personales y los errores de cálculo tienen un precio muy alto.

Sr.Mas, s´acosta el moment de deixar el poder. Apagui TV3 i encengui el seny.

20140327-093317.jpg



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , , , , , , , ,

2 comentarios

  1. Ya me gustaría que todo esto fuera cierto; pero no minusvaloremos a la banda de incompetentes (por poner un adjetivo caritativo) y cobardes que gobiernan esta pobre Nación, tanto en el gobierno como en la oposición. Si no España no hubiese padecido los nefastos gobiernos que, desde hace 35 años, han permitido que lleguemos a esta situación, no estaríamos donde estamos. Y veo muy difícil, por no decir imposible, que la misma colección de bellacos encabezada por el borbón que nos han llevado aquí, nos vayan ahora a sacar de este lodazal; a lo más comprarán, muy caro, algo de tiempo. Pero el problema de fondo: la aculturización forzosa que los nazionalistas hacen de la población en Cataluña mediante la instrumentalización sectaria del monopolio educativo y mediático que dententan, esto no lo parará nadie, seguirá igual. Y por tanto, en el mejor de los casos, se seguirá cargando la bomba para un futuro muy próximo.

    • Totalmente de acuerdo. Es difícil cambiar, a corto plazo, la situación. La gente o ciudadanía se lo tomaría como un ataque a su libertad como pueblo, o verían signos de represión.
      Pero si no queremos que esto siga profundizándose se deben tomar medidas y pactos de Estado, y unirse los partidos mayoritarios. Aunque veo que tienen ideas muy diferentes de España… Y los socialistas ya hablan de federalismo asimétrico cuando unos años atrás defendían a capa y espada la Constitución como está hoy en día. Mal futuro se aprecia…por desgracia.

Deja un comentario