Arriben els divendres de bunyols.

La Quaresma ens porta un enfortiment espiritual… i també gastronòmic. Els divendres, bunyols de vent, de l’Empordà… gaudim-ne en família!

la foto

dolca2



Categories: Tradiciones

Tags: , , , ,

2 comentarios

  1. Buenos días:

    Vaya, vaya…..qué tenemos aquí, “els bunyols del Empordà!” ¡qué ricos!. Qué dulce más popular (i català!). Y no diremos, que “els bunyols” vinieron de América, como el “pa amb tomàquet” o el chocolate (si, las monas de Pascua de chocolate, también las inventaron las monjitas españolas en México, juntando el chocolate mexicano con el azúcar español).

    Somos lo que comemos. ¿Y que tiene esta receta “dels bunyols del Empordà” que nos concilie con la catalanidad? : pues agua de la fuente, harina de trigo mediterráneo de toda la vida, un poco de mantequilla autóctona (recuerden el mito hispano de los Bueyes de Gerión y los toros de lidia, todos hijos de las vacas); aceite de oliva a granel, huevos y matalahúga, o anises, estos tres ingredientes todos ellos traídos por los fenicios mil años antes de nuestra era (sí y las gallinas también). Y por último, el azúcar y la ralladura de corteza de limón, que fueron aportados a la cocina hispana por los árabes a partir del siglo VII de C.

    Es decir que “els bunyols del Empordà”, según su receta tradicional, resulta que son hermanos, por no decir lo mismo, que los “buñuelos” de Al-Andalus (nombre que los árabes daban a toda España, incluída Cataluña). Según el Calendario Mozárabe de Córdoba del año 961, los mozárabes (cristianos bajo la dominación musulmana), celebraban con gran fasto sus fiestas religiosas, y entre otras costumbres, elaboraban manjares denominados “flores de sartén”, que eran masas fritas bañadas en miel, almíbar o rebozadas en azúcar (F. de la Granja, “Fiestas cristianas en Al-Andalus. Materiales para su estudio” Al-Andalus, 34 y 35, 1969 y 1970).

    La caña dulce, introducida por los árabes y cultivada en las actuales provincias de Málaga y Granada, por su clima subtropical privilegiado, es el origen de los ingenios azucareros que, desde época medieval, fabricaron y difundieron el azúcar por toda España. Curiosamente, esta vez sí, la caña dulce, el azúcar y el ron, fueron aportaciones de los españoles a los caribeños americanos, y no al revés.

    ¡Señores nacionalistas catalanes!, cuando coman en cuaresma “els bunyols de l’Empordà” no se atraganten por su españolidad. ….Disfruten de la exquisita combinación de sabores que se consiguen, a través de ingredientes tan variados, ¡y con salud!.

    Y si de verdad pretenden “defender la identidad propia” de Cataluña, no falseen ni fuercen la realidad, que es muy tozuda, y comprobarán con cuanto amor y tradición, “els bunyols de l’Empordà”, siendo muy catalanes y tradicionales, remiten al auténtico y dulce sabor de España.

    Atentamente.

  2. el bunyol se el da la consulta., que no es fara., jajajajaaj

Deja un comentario