No existe base empírica sobre el expolio fiscal ni sobre el ‘España nos roba’

Lo afirma José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos

feito-2592

Lo hace en un importante y sólido estudio titulado Razones y sinrazones económicas del independentismo catalán preparado para Panel Cívico. En sus conclusiones podemos leer:

  • “Los factores económicos han desempeñado una función esencial en el auge del independentismo en Cataluña y seguirán haciéndolo en el futuro inmediato”.
  • Los excesos fiscales cometidos en Cataluña por el primer Gobierno del tripartito (2003-2007) fueron sensiblemente superiores a los de la mayoría del resto de CCAA e igualmente nefasta fue la gestión de la crisis por los sucesivos Gobiernos de la Generalitat”.
  • “esas dos bases económicas del independentismo, el expolio fiscal y el paraíso de bienestar de la independenciadescansan en arenas movedizas que no resisten el peso de la razón y la evidencia”.
  • “la balanza fiscal no es el instrumento adecuado para medir el mejor o peor tratamiento fiscal que recibe una comunidad autónoma”.
  • “La conclusión final es que los saldos de las balanzas fiscales de Cataluña, incluso los calculados por la Generalitat, son plenamente coherentes con las diferencias de renta per cápita existentes entre Cataluña y el resto de España, y son similares a los registrados por las regiones ricas de otros países”.
  • “Los dos motores depresivos que activaría la independencia de Cataluña serían, por un lado, la caída de sus exportaciones al resto de España y de la inversión del resto del mundo, incluido el resto de España, en Cataluña, así como la pérdida de población cualificada; por otro, la salida de la Unión Europea (UE) y del euro. Este segundo motor, además de acelerar el primero, tendría un impacto depresivo descomunal”.

Vamos, que la independencia no es sólo un mal negocio, es que sería nuestra ruina durante mucho tiempo.

dolca



Categories: Economía, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , ,

1 comentario

  1. Reblogueó esto en Verdades que ofenden…

Deja un comentario