No basta con la ley, Mariano.

Sembrar, argumentar, dar a conocer, comunicar, educar…

Imagen

Tras la presencia del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, en tierras catalanas, las reacciones a sus palabras y gestos se multiplican. Hoy queremos destacar dos aportaciones que señalan matices importantes.

En primer lugar, José Javier Esparza, que en un artículo en Intereconomía escribe:

Hay problemas que no se resuelven ni con la astucia marrullera del político ni con la fuerza armada, sino que requieren de una vista mucho más larga: sentido de la Historia y sentido del Estado. […] Lo que hay que deshacer no es el plan de Mas, sino el espíritu que lo anima, a saber, ese discurso antiespañol, secesionista y victimista que se ha convertido ya en atmósfera cotidiana en Cataluña (y no sólo en ella). Hace falta que al discurso de la separación se oponga un discurso de la integración, y sobre todo hace falta que ese discurso esté en la calle y en los medios de comunicación, que no se quede en las declaraciones de despacho.

La larga marcha separatista, en Cataluña como en otras partes, se ha fundado en la hegemonía nacionalista sobre la comunicación y la educación, en esos laboratorios donde se ha fabricado la nueva leyenda negra de “España contra sus regiones”. También esto lo sabe todo el mundo, aunque nuestros políticos –tan soberbios, tan displicentes, tan despectivos hacia todo cuanto queda fuera de su esfera… tan inútiles-, se nieguen a reconocerlo. Por consiguiente, o el Estado se dota de una dimensión nacional española y la hace explícita, para combatir esa hegemonía adversa, o seguirá inevitablemente dos pasos por detrás de quienes aspiran a deshacer España. La pregunta es: ¿Nuestra clase política tiene aún un cierto sentido de España?“.

Por su parte, el periodista catalán Francisco Pou escribe un artículo en Páginas Digital titulado Rajoy en Cataluña: 30 años de retraso. Allí afirma:

No se empieza por donde hay que empezar, a sembrar. Ahora sólo se habla de remediar. Un hombre 30 años en Cataluña no ha visto nunca “el Estado” en la calle más que en versión adaptada a la Autonomía local. […]

A estas alturas de la brecha, el avispero catalán no se arregla ya con una brillante lección de “pro-indiviso” de un brillante opositor. Ni una boutade de hobbit. Ni siquiera por buques “que se dejen ver”. Es hora, hace muchos días, de sembrar y podar.

¡Ay, si los políticos escucharan a la gente en vez de a sus asesores áulicos!

Imagen



Categories: Catalunya de tots, Huid del nacionalismo, Mejor juntos

Tags: , , , , , ,

1 comentario

  1. Es veritat, pero…. somatemps

Deja un comentario