Com s’inventa “la nació” als pobles de Catalunya.

Els ajuntaments nacionalistes fan de pares i d’inventors de tradicions.

SANT QUIRZE safaja

El passat novembre, l’ajuntament de Sant Quirze Safaja (Vallès Oriental) va editar un fulletó ben il.lustratiu de l’afany intervencionista de les administracions catalanes.

L’ajuntament (nacionalista de CiU) comunicava la posada en marxa d’un Casal de Nadal per a nens. Quin era l’objectiu principal? Segons diu el fulletó, es tractava de “propiciar un marc educatiu i unes activitats que poden aportar hàbits de conducta, valors de vida… i també jugar i passar-s’ho molt bé (…) podriem dir-ne unes vacances educatives”. Des de quan és l’ajuntament qui ha de donar valors de vida als nens de la vila? No és feina dels pares? Què fa un ajuntament educant els nostres fills? La tasca d’un ajuntament en aquest àmbit ha de ser no posar entrebancs als pares per dur a terme la seva missió. I prou. Perquè quan els polítics s’encarreguen de l’educació dels nens, probablement estan transmetent ideologia.

D’altra banda, ja veuen com es forma la “cultura popular” catalana. No hi ha tradició de gegants? Inventem-los, que al poble del costat en tenen. No hi han timbalers? Creem-los, que farem soroll. No tenim cançó del poble? Cal inventar-la. No tenim falcons? Fem-ne.

Així s’inventa la “nació”: adoctrinament de les entitats públiques des de l’infància i creació de “tradicions” sense tradició. Això sí: per poder fer-ho ofeguem a impostos als convilatans, que han de pagar l’apujament brutal de l’IBI i la neteja dels boscos adjacents a casa seva. En molts casos, aquests boscos són propietat de la família del batlle i regidors. I ara endevinin quina empresa fa l’esbardissament.

Al final serà veritat que som una “imagi-nació”…

dolca



Categories: Huid del nacionalismo, Tradiciones

Tags: , , , ,

5 comentarios

  1. Hubo una vez no hace tantos años un enanito cabezón que tras someter a su pueblo durante casi 5 lustros de una forma sibilina… no sigo con el cuento porque no vais a poder dormir.

  2. No se si sabes que els Gegants i Capgrossos comenzó en el principado de Cataluña y reino de Valencia en el siglo XIV i posteriormente se popularizó en el siglo XIX en otros lugares de España.

    Antes de comentar lee historia, no todo proviene de España.

    A parte, que es la asignatura de educación para la ciudadanía? No es una forma de adoctrinamiento? No se parece demasiado a “Educación del Espíritu Nazional?

    Por favor, mas seriedad a la hora de criticar y hacer nuevas entradas. Porque parece que el Gobierno Central todo lo hace bien, y el Gobierno Autonómico todo mal.

    • Es verdad, el gobierno de Madrid lo hace también muy mal. Pero aquí da la sensación que todo es culpa de Madrid, y este blog hace bien en contrapesar. Tambén critica a Madrid, yo lo he ledio. Aquí lo hacen fatal, encima lanzan la cortina de humo de la independencia como si todo fuera culpa de Madrit y eso es mentira, Madrit lo hace fatal, gasta, derrocha, corruptos y encima juegan al juego de Mas para sacar botos en el resto de España, eso ya se sabe y es patetico. Pero no quita que la Gene lo haga fatal lo cortes no quita lo valiente

  3. Como se entere el regidor de festejos que la tradición de los “Gigantes y cabezudos” se hace en todas las fiestas mayores del resto de España, después de inventarlos, lo mismo le mete fuego al Gigante Quirzet y a la Giganta Julita.

    • Buenas tardes, Democràcia real:

      En relación con tu comentario sobre mi anterior entrada, da la casualidad que consulté “Gigantes y cabezudos” en la Wikipedia, y allí exponen una versión distinta de la que tu planteas, tan ufano y orgulloso de ti mismo. Así que me he permitido extraer un parrafo literal.

      En la Wikipedia describen lo siguiente sobre los “gigantes”, acoto entre comillas el párrafo textual y al final añado algo de mi cosecha:

      “Los gigantes existen en 90 países, con orígenes muy diversos. Algunas de las figuras ya se hallan documentadas en el siglo XV, tanto en África como en Asia y Europa. Al llegar los primeros europeos a América diversas tribus ya poseían gigantes.

      El origen de la tradición en España, data de la Edad Media. Las tierras de la península en la zona musulmana tenían prohibido por el Corán representar seres vivos. Al avanzar la reconquista, con sus repobladores cristianos, desplazando a los pobladores musulmanes, o asentándose en poblaciones separadas, llevaron consigo sus tradiciones.

      En pleno Camino de Santiago, el Reino de Navarra, fue durante mucho tiempo el modelo. Las primeras referencias escritas en novelas datan de 1201 en Pamplona (Navarra) con tres gigantes que representaban a tres personas de Pamplona: Pero-Suciales (leñador), Mari-Suciales (aldeana) y Jucef-Lacurari (judío)”

      Luego habla que en Barcelona se documenta en facturas del Ayuntamiento, por primera vez en el siglo XV, pero querido, según lo expuesto, parece que era la misma tradición que ya se usaba en otros lugares de España.

      En fin se ve que ‘gigantes y cabezudos’ debieron propagarse de norte a sur de España y al ritmo de la Reconquista y de mano de la ‘cristiandad’. Desde luego hacer una figuración ‘gigantesca’ y exponerla, bailarla y pasearla durante las fiestas religiosas, pondría de manifiesto cierta revancha frente al Islám y sus tabúes. No quereis representaciones humanas, pues toma dos tazas…y de merienda bocadillos de salchichón. Y en cuanto a ‘cabezudos’, para cabezotas nosotros.

      En ese sentido, te ruego que, antes de escribir una entrada que pueda incurrir en el falseamiento de la historia de Cataluña, seas más prudente y lo hagas con la seriedad que exiges a los demás. No es tan difícil, procura documentarte con fuentes solventes, o imparciales.

      Mi impresión es que estás adoctrinado en la “gigantesca” espiral de fanatismo que el nacionalismo pretende inocular en la sociedad catalana. Lo cual, la verdad no me agrada. Antes nos teníamos que aguantar, pero ahora tenemos internet, podemos informarnos de forma libre y plural. Por eso, como cada cual, expongo lo que me parece válido y razonable.

      Atentamente.

Deja un comentario