La extraña aparición de Pujol en la entrevista a Mas en La Repubblica.

El relato de la entrevistadora parece extraído el “El Padrino”

pujol en el coche

“Ho sé tot. Ho manego tot. Catalunya sóc jo i és meva”.

Ayer 27 de diciembre el diario italiano publicó la entrevista que Concita de Gregorio le hizo a Mas. En ella, el líder de CiU reconoce que “en un primer momento” la Cataluña independiente saldría de Europa.

La periodista refiere un sorprendente y “casual” encuentro previo con Pujol justo antes de ver a Mas. Juzguen ustedes. No es una inocentada:

“Es víspera de Navidad. Justo antes de entrar en su despacho [de Mas] sale por la puerta Jordi Pujol, 83 años, fundador del partido de MasConvergencia– y durante 23 años presidente de Cataluña. Un gigante de la política española del siglo XX. Pujol, en perfecto italiano, se para un momento a hablar sobre la fallida elección de Prodi. Indica con precisión el nombre de quien a su parecer ha orquestado el fracaso. Sonríe, narra anécdotas a propósito del mandatario. Conoce la historia en sus detalles sutiles. Se informa después sobre Renzi.

Sonríe todavía. “Bien, buena suerte en su país. Recuerde, cuando hable con el presidente Mas, que nosotros los catalanes no conocemos la xenofobia. En Italia sí, me parece. Aquí no. El tema de la independencia, al contrario de lo que sucede en otros lugares, incluso en Italia en el pasado con la Liga, no tiene nada que ver con el desprecio al extranjero, del más débil, ni tiene una razón sólo económica. 

Al contrario. Justicia y Caridad, en esto se ha inspirado mi política desde el inicio. Tenemos una larga tradición de acogida, de asistencia. El catalanismo es una historia de generosidad, del todo diferente al “leghismo” [referido a la Liga Norte]. Pero no haga esperar al presidente, por favor. Me encuentra aquí hoy porque he venido a felicitarle la Navidad, hablamos rara vez, pero es cierto que sus palabras serán las mías”. Última sonrisa.”

Podríamos hablar de cómo pega el programa de “Justicia y Caridad” que reivindica Pujol con el “Espanya ens roba”, “ens volen aixafar”, “Espanya contra Catalunya”, “ens volen residuals”, “la Catalunya productiva paga la Espanya subsidiada”, la “conxorxa contra Catalunya”, la calificación de los inmigrantes como “exèrcit d’ocupació” (1965), o la descripción del andaluz como “poc fet”, “ignorant” y “destruit” (1976). También nos acordamos de la caridad que los catalanes hemos ejercido con los Pujol, gracias a la cual parece que han amasado una suculenta fortuna en Suiza. Pero ahora toca fijarnos en otra cosa.

Porque ya lo ven. Es el padrino entrañable. Aparece en el momento justo (¿casualidad?), saliendo de ver al President (la Generalitat es mi casa). Demuestra a su interlocutor que lo sabe todo sobre las maquinaciones políticas de su país (os vigilo, tengo buenos contactos). Presenta la cara amable y bondadosa del negocio que van a tratar (en el fondo somos buena gente, no nos hagáis enfadar). Se quita importancia. Pero…“sus palabras serán las mías”. Ni Mario Puzo lo hubiera escrito mejor, ni Marlon Brando lo hubiera interpretado con más verismo. La famiglia.

DC Navidad



Categories: Huid del nacionalismo, Pujol & family

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario