Ara diuen que el cardenal Vidal i Barraquer era independentista

Doncs serà que no.

vidal y barraquer

Els nacionalistes ens volen canviar l’història. En rebre les firmes de les entitats nacional-catòliques a favor de la independència, la presidenta del Parlament de Catalunya, Núria de Gispert, ha dit que el cardenal Vidal i Barraquer, si ara visqués, donaria suport al “dret a decidir”.

El cardenal, que feia servir el castellà a les seves cartes, i inclús va escriure el seu testament en aquesta llengua, no ens pot dir avui si signaria el manifest pel “dret a decidir”. Però si sabem que va signar el Missatge dels Prelats de la Tarraconense a les Corts Constituents de la República de 1931, on hi trobem aquests paràgrafs:

“Como Prelados de las Diócesis de Cataluña, donde algunos hemos nacido y donde todos vivimos, deseamos que le sean otorgadas todas aquellas libertades compatibles con la solidaridad española forjada por la historia, por la etnografía, por la convivencia y por el afecto mutuo, y que esto se realice con la efusión y cariño propios de corazones verdaderamente fraternales que se buscan y saben con placer encontrarse y compenetrarse.

Nuestro anhelo como catalanes y como españoles es anhelo de paz, de concordia y de armonía como corresponde al sagrado ministerio que nos ha sido confiado. Como Pastores de este pueblo al cual amamos entrañablemente, sentimos como nuestras sus alegrías y sus dolores y hacemos nuestra su voluntad cuando en nada se oponga al derecho ni a la moral“.

Doncs està ben clar. En Vidal i Barraquer volia ser català i espanyol. Volia mantenir els vincles de convivència i afecte amb la resta d’Espanya. Volia concòrdia i l’armonia. Volia que la voluntat del poble respectés el dret i la moral.

El “dret a decidir” va contra la Constitució i posa problemes morals pel bé comú, la pau i la convivència a Catalunya.

Senyora de Gispert: en Vidal i Barraquer no era indepe.

Senyors bisbes de Catalunya: gosaran algun dia recomfortar la societat catalana amb paraules integradores i apaivagadores com les que van emprar els seus admirats predecessors?.

dolca



Categories: Alma

2 comentarios

  1. Las entidades que cita como “nacional-catòliques a favor de la independència” no son tales sino cesaropapistas. El nacional catolicismo pone los entes políticos, especialmente el Estado, su Administración y sus leyes supeditadas a la Verdad interpretada por la Iglesia.
    El cesaropapismo pone las estructuras religiosas bajo el imperio del Estado y al servicio de éste

    Como es el caso de esas entidades que no van a condicinar un supuesto estado catalán a los valores católicos y sus consecuencias sociales sino que ponen al catolicismo como un elemento más sometido al Estat catalá

    • Esta gente son nacional-católicos por que son nacionalistas católicos, no católicos nacionalistas. El nacional catolicismo que dice Manuel no existe; fue un nombre que se puso al catolicismo durante el régimen anterior para desprestigiar la religión. Lo que sí existe son naciones configuradas por el catolicismo, que es el caso de España y todas sus regiones (como decía Menéndez Pelayo).
      Tanto en el cesaropapismo como en la teocracia, a pesar de las apariencias, es el poder político quien manipula a la Iglesia y la usa como instrumento. Como dices, Manuel, así ocurre en Cataluña.

Deja un comentario