La Cataluña profunda que pasa de la independencia

La bandera española ondea en todos los ayuntamientos y no se ve una sola “cubana” en el precioso Valle de Arán.

valle-de-aran-invierno

Lliures de la xacra del nacionalisme

Los araneses tienen su lengua propia, el aranés, y la utilizan para entenderse y no para encerrarse. Cambian al castellano o al catalán sin problema. Se sienten con naturalidad araneses, catalanes y españoles, sin hacer de su identidad una obsesión ni un problema. La bandera aranesa ondea junto a la española y la catalana en todos los ayuntamientos. No hay señeras en los preciosos campanarios y se puede oír misa en aranés, castellano o catalán en casi todas las iglesias.

Son emprendedores y animosos: abren los negocios cuando hay clientes, luchan contra el frío, la nieve y la lluvia,  se sobreponen a los contratiempos sin quejarse y miran con ilusión el futuro. Este verano una riada destrozó el Valle y amenazó con tumbar su economía; los araneses se levantaron, se pusieron a trabajar y salieron adelante. En verano les visitó la Reina Sofía para apoyarles y la aclamaron agradecidos.

Baqueira Beret es la mejor estación de esquí del Pirineo y a diferencia de La Molina no nos cuesta un duro a los catalanes, pues es 100% privada. En las decenas de restaurantes del Valle come de maravilla. Al Rey le gusta pasar unos días en su casa de este enclave del Pirineo. Postergada en las inversiones de la Generalitat, es la región más rica de la provincia de Lérida y no se quejan de que “Barcelona ens roba”.

Con apertura, espíritu emprendedor y trabajo han construido un paraíso en el Pirineo que atrae a españoles de todas las regiones.

¿No era así Cataluña toda antes de que el cáncer nacionalista la despeñara a su postración actual?

Mañana comienza la temporada de esquí en la Val d´Aran: no se la pierdan.

dolca



Categories: Mejor juntos

Tags: ,

2 comentarios

  1. En efecto, el Val d,Aran es una comarca preciosa y con gente sumamente amable y acogedora, con su propia lengua y su afecto por todo lo castellano y catalán. Y Arán significa “valle” en vasco. Luefo es el Valle del Valle. Recuerdo muy bien esta provincia porque pasé muchos meses anualmente en el norte de Lérida y visitaba Aán con frecuencia. Me acogían bien justamente porque soy madrileño. Y su espíritu de servicio y sis tareas eran (y son) la base de una región próspera y civilizada. Allí creo que es adonde acudía el rey Juan Carlos a esquiar y se cayó trantas veces que se hablaba del Valle de las Caídas (imitabdo el nombre del Valle de los Caídos). Quiero recordar que a Jordi Pujol no le caía muy bien eso de la lengua aranesa.

    respeto absolutp

Deja un comentario