Una vida dolça

Dignitat, joia, gust per la lluita i perseverància. Així som els dolços.

El constitucionalismo despechado. Així li diu n’Antonio Robles, un dels puntals de la resistència al nacionalisme, al fenòmen que ha aparegut amb els indults: la desmoralización de varios referentes de la lucha contra el nacionalismo, que -despechados y frustrados por la entrega del PSOE-PSC- proponen tirar la toalla e incluso asumen los mantras nacionalistas. Ahí está Alejandro Tercero afirmando que «votaré Sí en un referéndum de independencia»; o Félix Ovejero, proponiendo «olvidarnos de una España que no es garantía de derechos». Volemvotar y Espanyantidemocràtica en versión constitucionalista. Molt curiós.

Sorprende que Tercero, Ovejero y algún otro desconozca la naturaleza del PSOE, de profesión chacha del nacionalismo. Y eso que lo vieron con Maragall, con Zapatero, con Montilla, con los Tripartitos, con el nouestatut de 2006 que nadie pedía, con los ayuntamientos gobernados por el PSC que colgaban la cubana y se adscribían a la AMI… hem tingut centenars d’oportunitats per saber que no podem confiar en el PSOE. Ja sabem que resistir no és fàcil. No obstante Pieper y los clásicos siempre nos han recordado que la virtud de la fortaleza consiste más en resistir que en atacar. Por eso Robles -que lo ha pasado todo en la resistencia al nacionalismo- no comparte esta actitud desafecta, derrotista y resentida:

«Hay mucha víctima acobardada por el nacionalismo a punto de tirar la toalla después de la felonía de Sánchez con los indultos. Su lucidez despechada no llega al poder político, pero sí a miles de constitucionalistas catalanes invitados a la rendición. Son ya demasiados los que se han ido hartos de tanto abandono».

Els dolços compartim la visió d’en Roures. Per això ens vam alegrar en sentir ahir la reflexió tan encertada d’en Xavier Barraycoa al Congrés de Somatemps:

«El 21 de junio de 2021, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, escarneció a todos aquellos catalanes que nunca han renegado de su españolidad (…) El Liceo, altar de la nefanda burguesía catalana, se llenó ese día de idólatras del poder político central que con sus vanas promesas les prometía que Cataluña volvería a ser “Rica y plena”, sobre todo “Rica”. La flor y nata de la burguesía catalana, los mal llamados representantes de las fuerzas vivas, más bien “fuerzas agónicas”, del Principado, aplaudieron el anuncio de que los condenados por sedición iban a ser indultados. Los aplausos no fueron ni entusiastas ni tímidos. Fueron simplemente mecánicos. Aplausos de los que desean que Cataluña siga siendo una máquina de producir dinero para sus bolsillos, sin importar los agravios, violencias y humillaciones que el secesionismo ha provocado a tantísimos catalanes. (…)

Sin embargo, podemos encontrar dos tipologías de indultos. (…) una manifestación de la facultad correctiva de la dureza de la norma por parte del gobernante, cuando un cumplimiento rígido se haría insoportable para el reo. Es la iustitia extra legem. En este nuestro caso, los reos sediciosos indultados no sólo no han probado la dureza de la ley, sino que han gozado de las delicias de los centros penitenciarios puestos a su disposición y albur; ellos mismos en prisión han infringido constantemente las leyes penitenciarias, transgrediendo el principio de equidad para con otros presos. Obscenas han sido las imágenes de entrevistas carcelarias, permisos y visitas irregulares, permisión de participación en campaña electoral. (…)

los indultos concedidos por Pedro Sánchez sólo son útiles a la causa secesionista y los oscuros intereses de la mente retorcida del presidente del gobierno. Los indultos, desde esta perspectiva, son una manifestación más de la quiebra del Estado de Derecho, del mismo nivel que cuando se quiere equiparar el sufrimiento de la víctimas del terrorismo con el de los terroristas.

La segunda modalidad del indulto se fundamenta en la mera Misericordia. (…) Pero hemos de apuntar que la Misericordia se puede ejercer si previamente se ha hecho justicia. (…) En nuestro particular manicomio catalán, los indultos han provocado lo contrario: el desprecio de los indultados hacia la autoridad política, la amenaza de los reos al que ha ejercido “misericordia” sobre ellos, el ensoberbecimiento de los condenados, la manifestación pública de falta de arrepentimiento y, evidentemente, agradecimiento. El indulto que debe glorificar a la autoridad ha acabado siendo un instrumento de deificación de los reos. (…)

Un indulto reducido a una estrategia de poder conculca los fundamentos jurídicos de una sociedad y sus lealtades. En el caso español, para colmo, evidencia las contradicciones de nuestra arquitectónica constitucional. (…) Extraña paradoja en la que un monarca está obligado a sancionar un decreto impuesto que indulta a republicanos no arrepentidos de haber querido derrocar la propia monarquía. (…)

No se concibe un caso en el que el reo indultado pueda jactarse de haber derrotado a la autoridad constituida y haber humillado a sus víctimas; y que estas no tengan oportunidad de réplica y defensa. Los indultos no cerrarán heridas, como se nos ha querido vender, más bien la ahondará quebrará definitivamente los últimos restos de convivencia que quedaban entre las dos Cataluñas. La que ha apoyado el quebrando de la legalidad ha quedado ensalzada, legitimada y endiosada ¡Ha resucitado! La otra, la que siempre quiso defender la legalidad ha quedado humillada. Peor aún, esta Cataluña está condenada al olvido (como un día lo fueron las víctimas de ETA). (…) hemos sido la moneda de cambio para contentar a un secesionismo ensoberbecido y consentido como niño malcriado. Para nosotros no habrá indultos, sólo condenación perpetua a desaparecer de la vida pública pues nuestra presencia estorba a los mercaderes del templo que juegan con las naciones y el destino de las personas.

La lógica histórica dice que este debe ser nuestro triste final: una lánguida agonía hasta la extinción. Pero la historia no se rige por leyes deterministas e irreversibles. (…) La generosidad de los humildes, la audacia de los sencillos, la humildad de los valientes, la constancia de los pequeños, la carencia de intereses espurios (…) Todos los aquí presentes hemos sido testigos de cómo se levantó una parte de Cataluña para revelarse contra la tiranía del nacionalismo. También, por desgracia, hemos sido testigos de la traición de los que decían representar la sociedad civil y sólo servían a los intereses de una partitocracia repugnante. Hemos visto cómo desde los gobiernos centrales se intentaba reducir a polvo el asociacionismo libre y popular que evidenciaba la traición de nuestros gobiernos.

Pero queremos decir bien alto, y dejar bien claro, que los que hemos sido humillados por esas infames políticas de rendición ante el independentismo, volveremos a levantarnos. Sabemos que costará, sabemos que se nos volverán a poner impedimentos y se nos intentará traicionar sino seducir. Pero hemos aprendido. Los indultos han establecido una línea de no retorno. No volveremos a ser engañados. Sabemos que estamos solos, sabemos que siempre nos abandonaréis e intercambiaréis por vuestros acomodaticios sillones del Congreso. Nos da igual. En estos años ha emergido una Cataluña independentista, y otra Cataluña independiente, la nuestra. Independiente de castas políticas, de promesas incumplidas, de humillaciones anunciadas. Somos la Cataluña hispana, la que sueña con demostrar a toda España que frente a la más cruda de las adversidades podemos levantarnos nuevamente y gritar: ¡Queremos ser libres! ¡No queremos vuestras imposiciones nacionalistas! ¡No necesitamos que desde Madrid nos perdonen la vida cada cuatro años! (…)».

Estamos solos. Los partidos nacionales que han desarrollado el Sistema de la Transición se han tragado el marco mental nacionalista y siguen coranizando el «tú apóyame en Madrid y haz lo que quieras en Barcelona» con el nacionalismo, incluso después del golpe de Estado lazi. Lo sabemos desde hace años y no es una sorpresa. La arquitectura del Sistema de la Transición tiene cosas muy buenas, pero también menos buenas y hasta muy malas, y tarde o temprano habrá que reformarlo para mejorarlo.

Això vol dir que ens rendim? Certament no. Vol dir que tenim  més informació i comprenem la veritat de les coses amb major profunditat. Ahora nos toca desarrollar las herramientas culturales y políticas que nos permitan vivir libres. La victoria no depende de nosotros, pero sí perseverar en el bien y la verdad para vivir una vida digna y alegre. Una vida dolça. A por ello.

Dolça i animada Catalunya…

 



Categories: Dando el golpe, Pensando bien

Tags: , , ,

11 comentarios

  1. ¡Qué bonito, Javieritu!
    Saber que estamos en el lado de la ley, de la lógica y de la verdad, da mucho consuelo y alegría.
    Aunque seamos pocos, somos honrados.
    Y podemos ir con la cabeza muy alta.
    Me han gustado mucho tus palabras tan animosas.
    Sobre todo en estos momentos tan… diría que desesperantes.

  2. Junts, para traiciones… ¿quién da más que el PSOE?.

    pero:

    lunes, 12 de julio de 2021 • 18:40
    Your comment is awaiting moderation.

    Rufus deja que pasen los dos enlaces.

  3. Junts, para traiciones… ¿quién da más que el PSOE?.
    Sería prolijo describir todas las del PSOE, pero para muestra un botón.

    Esto dijo Carmen Calvo:
    No vamos a apoyar a Bildu. Para nosotros eso son líneas rojas y los socialistas, con nuestros defectos y virtudes, somos muy de fiar. todo el mundo sabe a qué se puede atener con nosotros, cuales son nuestros principios y las líneas que no pasamos.
    (negritas mías)
    https://twitter.com/ODepende/status/1414561710862635011/photo/2

    Y esto dijo Pedro Sánchez el año pasado:
    https://twitter.com/belentrufa2/status/1414542985593765890/photo/1
    Hoy pacta con los bárbaros y no se ha atrevido a decir absolutamente nada del aniversario porque se le caería la cara de vergüenza.

    ¿Los socialistas muy de fiar?, ¿principios los socialistas?, ¿dignidad?, ¿democracia?, ¿vergüenza?, ¿?. Ni un ápice. Traidores y mentirosos desde hace 140 años.
    Esperemos que España haya aprendido que el PSOE no tiene principios ni honorabilidad y «a qué atenerse» con ellos.

    —————

    853 manos blancas rodean hoy los jardines de Miguel Ángel Blanco en Madrid en homenaje a las 853 víctimas de ESA Ltd. (Euskaldun Assassin Society Ltd).
    https://twitter.com/hashtag/MiguelAngelBlanco?src=hashtag_click&f=live

  4. Pues lo mismo pasa con eso que quisieron unos pocos anormales… la mal llamada república catalana de los 8sg…

    QUE LOS PERROS NO VUELAN…COÑU!!

    Jerome-I de Costa Brava

  5. Y el más traidor es el PSOE, que de la unidad y libertad de entonces ha pasado a pactar con los asesinos y a montarse ministerios de memoria histórica para garantizarse la poltrona. Se olvida de que una gran parte de los españoles -la mayoría- vivimos el asesinato de Miguel Ángel y el atentado del 11-M. No lo olvidaremos nunca.

  6. Arrobita: Todos corrieron, por miedo ante el estallido social que se estaba produciendo, a sostener una pancarta que decía unidad y libertad; y desde el segundo siguiente de soltarla, muchos de los que la sostenían corrieron a traicionar el lema con el que se hicieron la foto que decía representar a los españoles. Pero que sepan que, lo mismo que sucedió entonces ante la indignidad de entonces, puede volver a suceder ahora ante la indignidad de ahora. Y ya no les valdrá el truco de sostener una pancarta con una buena frase, porque esta broma ya nos la han gastado. Traidores.

  7. Desde que soy Dolço, o más bien desde que sé que soy Dolço, mi vida es mejor.

    La verdad nos hace libres. Somos los justos que se enfrentan al mal a pecho descubierto y avanzando siempre.

    Força dolços!

  8. Junts, me alegro un montón de que haya ganado la Azzurra.
    Un abrazo.

  9. ¡Forza Italia!
    Abrazos, Arrobita

  10. Hoy es 11 de julio, aniversario del secuestro de Miguel Ángel Blanco, si hubiera vivido hoy él sería dolço y no se arredraría ante estos sátrapas golpistas.

    Por eso:
    Para Marlaska, para Sánchez, para Zapatero, para todo el PSOE (incluyendo a Iñaki Gabilondo, Pepa Bueno, Ángeles Barceló), para los de IU de Julio Anguita, para los de UGT de Cándido Méndez, para los del PNV de Ardanza, para los de CiU de Pujol, para todos los que han olvidado donde estaban a mediados de julio de 1997 y hoy están en el bando contrario.
    Para los que blanquean a los impresentables.
    Para los que han olvidado lo que toda España exigió el 14-07-1997.

    ¡¡No hay que olvidar!!
    ¡¡Hay que recordar!!

    (Pongo un vídeo corto pero hay que ver el documental de rtve «Cuando España dijo Yo Soy Miguel Ángel Blanco», http://www.rtve.es/noticias/20170709/cuando-espana-dijo-yosoymiguelangelblanco/1577260.shtml, y pasar por Twitter para decirles a los jóvenes lo que fue aquello: twitter.com/hashtag/YoSoyMiguelAngelBlanco?src=hashtag_click&f=live).

    Camino a la libertad – 1997 ¡A por ellos!

  11. Ellos intentando marcar el territorios ocupando espacios públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: