Una incómoda reflexión sobre la pandemia

Per què s’assemblen tant el prusés i el coronavirus?

En un año de plaga hemos visto de todo: fanáticos de la ciencia, científicos ineptos, ineptos en los gobiernos, gobiernos encerradores, encerrados delatores, chivatos enmascarados, mascarillas al aire libre embozando a personas sanas, sanos aplaudiendo a enfermos, enfermos agonizando sin familiares, familias separadas por los políticos, políticos saltándose sus leyes, leyes que cercenan nuestros derechos y libertades… De tot i més, i lo que ens falta per veure. Como hace más de un año que nos lo tragamos sin pensar, potser que comencem a pensar-hi.

Si no ho fem nosaltres, deixem que ho faci l’assaigista francès Philippe Muray, que a més a més és profeta, perquè va morir el 2006 a la jovenívola edat de 56 anys i ja va veure lo que passaria 15 anys més tard:

“El Sistema monta debates para fingir que se critica a sí mismo. (…) con el fin de meternos bien en la cabeza la legitimidad de su pretensión de ser la ‘conciencia’ del nuevo mundo. (…) Así asegura el Sistema tu poder ‘espiritual’ y ‘moral’. Así, con operaciones policiales rápidas y públicas en su mismo interior, tranquiliza a los espectadores acerca de su propia integridad, haciéndonos cada día más indispensable el deber de vigilancia higienista totalitaria que ha tenido a bien arrogarse en nuestro favor. (…)

Bajo las cruzadas filantrópicas se esconde, lo repito una vez más, la inoculación homeopática de un terrible veneno: la pasión por la persecución. En la superficie se ven el elefantito Babar y el ratoncito Mickey, (…) los colores pastel del mundo disneyficado a muerte. Por debajo, y más que nunca, reina y brama el salvajismo, lo primitivo de las cavernas, el fuego del viejo crematorio sacrificial de todas las comunidades. Todo lo reprimible debe ser reprimido. Y con tanta más facilidad si el pretexto es científico. (…)

No queda ya más que el Bien declamado en todas las cadenas, en todas las ondas. (…) Exactamente ése el lugar donde nos encontramos: contentándonos con lo que nos dan. Deseando lo que nos permiten. Interesándonos por lo que nos desvelan. Mirando lo que nos muestran. Y, por supuesto, rechazando lo que nos prohíben. No yendo nunca a hurgar en lo que nos ocultan. (…) 

El despotismo del Consenso blando (…) su hazaña es ser prácticamente invisible y estar a la vez en todas partes. (…) Cadenas y verdugos son los groseros instrumentos que antaño empleaba la tiranía. Pero la civilización de nuestros días ha llegado incluso a perfeccionar ese despotismo (…) Una vez aceptado el principio de que nuestros actos tienen consecuencias no sólo para nosotros mismos, sino también para los demás, la vigilancia higienista y moral ya no se detiene, el poder espiritual de los ‘hombres de ciencia’ ya no conoce límites. (…)

El fanatismo de la Salud cuenta con el entusiasmo que sentimos la mayoría de nosotros (…) ante toda nueva perspectiva de servidumbre voluntaria” (Philippe Muray: El Imperio del Bien, 1991).

Però no pateixi, forco. Entréguese al Bien recalentado, a la televida cotidiana, al Consenso que -com diu en Muray- “no es más que otro nombre para la servidumbre”. Los que no lo hagan deben tener claro que “el linchamiento acompaña al Consenso como la sombra al hombre”.

¿No es maravilloso ver cómo se parecen el prusés y el coronavirus?

Dolça i despòtica Catalunya…

 



Categories: Pensando bien

Tags: , ,

8 comentarios

  1. http://www.verdadypaciencia.com/2021/04/gates-la-guerra-comienza-por-el-control-de-la-informacion.html

    Gates: La guerra comienza por el control de la información – Le blog de Contra información
    Antes de desencadenar la operación Covid, los planificadores previeron las reacciones de la población, los lanzadores de alertas y los medios de comunicación independientes. De ahí que se hayan planteado seriamente cómo gestionar la información en las…

  2. La OMS inicia la guerra sicológica contra los negacionistas para preparar la vacunación masiva contra el coronavirus.
    https://mpr21.info/la-oms-inicia-la-guerra-sicologica-contra-los-negacionistas-para-preparar-la-vacunacion-masiva-contra-el-coronavirus/
    —————————————————
    – Para lavar su imagen la OMS ha contratado a la misma empresa de publicidad que orquestó el montaje de la Guerra de Irak https://mpr21.info/para-lavar-su-imagen-la-oms-ha/

  3. ROADMAP FOR THE IMPLEMENTATION OF ACTIONS BY THE EUROPEAN COMMISSION BASED ON THE COMMISSION
    COMMUNICATION AND THE COUNCIL RECOMMENDATION ON STRENGTHENING COOPERATION AGAINST VACCINE
    PREVENTABLE DISEASES
    https://ec.europa.eu/health/sites/health/files/vaccination/docs/2019-2022_roadmap_en.pdf?fbclid=IwAR3AEPVOvj1itdvM9Q5j7uKhun7CI1H1Nif-C6B5xs8XxH4nu7ZeLLlUoSY

  4. Dios bendito que tropa!.

    Definitivamente se han cargado el prestigio de Cataluña para generaciones.

    Dice el adagio que: “cría fama y échate a dormir”.

    Que pena de Cataluña, bella durmiente de un cuento de pesadilla, aún transita entre el sueño y la vigilia, amodorrada e instalada en una fama que jamás mereció.
    Tira y estira de un prestigio usurpado, ganado mientras otros le cardaban la lana, para que durmiera despreocupada el sueño de los injustos, en cuna mullida que esclavo meció.
    Ahora arruinada y desprestigiada, obstinada se niega a admitir que el velo cayó y que ya a nadie engaña su farsa de ópera bufa, la cara de Cristo se vio.

    Pobre niña rica, consentida y mimada, reina destronada languidece aferrada a una belleza que ya se marchitó.
    No ve que resulta patética su impostada grandeza,
    El ocaso de los dioses al fin le llegó.

    Y es que dicen que dijo un gran hombre, que no puedes engañar a todos todo el tiempo y su tiempo de demostrar su inmerecida fama ya pasó.

    Con mirada torva y resentida, miraba envidiosa a su madre España, mientras falsa sonreía y en su mala entraña tejía, maraña de odio y patraña que al fin se descubrió.

    Ahora, estéril y yerma, su útero corrompido no alumbra más que engendros deformados que en mala hora parió.

    Maravilla cree que es su hijo Illa, merecedor de mando en plaza cual gobernador de la ínsula Baratabia, imaginada por su también hijo sustraído Miquel Servent. Y así levita poseída de importancia, sin lustre ni prestancia, ha creado tolerancia a la droga de la arrogancia.

    Levita arrebatada a un palmo sobre cualquier sensatez y quiere estar en plato y en tajadas todo a una vez. No en vano también es madre de otra mística arrebatada: la tal Teresa tan renombrada, sueño húmedo de un Cucurull en pleno arrebato de estupidez. Jesús, María y José! la redención nos ha llegado de la mano del Salvador encorsetado, enterrador de cuerpos y recuerdos negados, sin cruz ni responso que para cruz ya está él.
    Aquí nada ha pasado y pelillos a la mar…de lágrimas que como un reguero de dolor a su paso ha dejado.

    Antes o después tendrás que apearte del pedestal pues tu soberbia resulta letal. O bajas o alguien te tendrá que bajar y enseñarte a respetar. Por vanidad te has juntado con malas compañías, con rufianes, gañanes y poco recomendables galanes que te ofrecieron el oro y solo te dieron el moro, mientras mancillaban tu ya dudoso honor sumiéndote en el horror.

    No se puede ser tan obstinada negando la evidencia. Querida Cataluña ya no eres nada y con tu pecado de soberbia acarreas la ruina y el descrédito como penitencia.

    Y como tu madre acomplejada se odia más aún, miel sobre hojuelas y a la 💩 las 2.

    Un saludo dolços!.

  5. Apóyolo, suscríbolo y fírmolo. Y los dos comentarios, también.
    Lo del moreno del Valencia, clama al cielo. Todavía recuerdo los insultos que en regional nos dedicábamos hace unos cuantos años jugando al fútbol. Qué pena que no tuviéramos el delito de “te chinchas” que tenemos ahora. Hubiéramos subido a categoría nacional eliminando al resto de aquella manera. Me imagino aquel alemanón, roxu como el pimiento, que jugaba como dios, expulsado porque me llamó “español hijo de … alguien”. Qué digo subir a categoría nacional. La Copa de Europa, qué c*o.

  6. ¿Ingeniería social en España? No me lo creo. Imposible. Ni España se rompe. Ni España está arruinada. Ni España está invadida por tercermundistas delincuentes. Ni el Gobierno de España apoya al narcomunismo. Ni el chinovirus campa impunemente en una España sin vacunas. Ni la degradación política,judicial y periodística en España nos aboca a una dictadura roja. No, no, no y no.

    Salvo por Ayuso, por Vox y por Trump: en España todo es paz y felicidad.

    La “servidumbre voluntaria”, como neurosis inducida por un poderoso poder mediático constante e intransigente, es mentira.

    Y ahora, me voy a adorar a mi admirada Rociíto, nueva musa feminista de la progrez. Y a arrodillarme un rato ante el delicado moreno del Valencia, porque Blacks Lives Matter.

  7. Este párrafo: «En un año de plaga hemos visto de todo: fanáticos de la ciencia, científicos ineptos, ineptos en los gobiernos, gobiernos encerradores, encerrados delatores, chivatos enmascarados, mascarillas al aire libre embozando a personas sanas, sanos aplaudiendo a enfermos, enfermos agonizando sin familiares, familias separadas por los políticos, políticos saltándose sus leyes, leyes que cercenan nuestros derechos y libertades», me encanta, ha sido así.
    Aquí: «De tot i més», en un principio he leído ‘de todo Inés’, luego me he dado cuenta de que no, ha sido a causa del cambio brusco de una lengua a otra cosa que inventó Pompeyo Fabra con el odio como herramienta.
    Puestos a cambiar cosas, aquí están los Gabilondo https://twitter.com/VicenteTorres/status/1379048751113891844

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: