“Valorar más lo diverso que lo común es la clave del problema” lingüístico, diu un filòleg català

Per què no fugim dels mantres de les ideologies de moda?

Pedro Gómez Carrizo es uno de los catalanes que más lúcidamente viene reflexionando desde El Español sobre los desvaríos nacionalistas. Su especialidad es la filología, i justament sobre aquest tema ens ofereix una reflexió provocadora que cal tenir molt en compte:

“Los seres humanos empiezan a entenderse cuando reducen la diversidad para encontrar un código compartido de comunicación.  (…) es la lengua, en singular, la que está hecha para que los hablantes que la comparten se entiendan entre sí. (…)

También esas lenguas minoritarias “en peligro” que ahora tanto protegemos como uno de los tesoros culturales más preciosos son ellas mismas el resultado exitoso de la eliminación de cientos de lenguas, dialectos o variedades lingüísticas. Por poner un ejemplo, si algún día se consolidase el extremeñu o castúo, sería a costa de vampirizar el futuro de dialectos como el barranquenhu, el sayagués o el habla del Rebollar, frustrando la esperanza de la gente que espera vivir de ellos. Porque podemos decir que una lengua nace cuando ha liquidado las variantes que competían con ella a su alrededor. (…)

La diversidad de las lenguas no es fruto de la comunicación, sino del aislamiento (…)

Cada cincuenta quilómetros, quilómetro arriba quilómetro abajo, en cualquier rincón del planeta, existieron diferencias dialectales lo bastante relevantes como para que, según los estándares vigentes, pudiésemos elevar esas diferencias a la categoría de patrimonio lingüístico susceptible de ser protegido, incorporado a los planes de estudios y subvencionado. En España, para todo aquel que se empeñe en esa labor de recuperación lingüística, el esfuerzo promete ser pronto recompensado. (…)

La diversidad lingüística es un tótem intocable también para muchos de quienes denuncian el maltrato que sufre la lengua común española. (…) persiste el tabú de criticar la diversidad. (…) Es esta concesión casi unánime la que posibilita que el español siga siendo maltratado, y con él sus hablantes, que son los que importan.

No es solo el Gobierno de Sánchez e Iglesias el que no tiene claro este extremo. El PP de Matas pergeñó la política lingüística que ahora está aplicando Francina Armengol en Baleares con la bendición de Biel Company, y en la Galicia de Feijóo se aplica, con mayoría absoluta, una política lingüística prácticamente idéntica a la que se aplica en Cataluña. (…) Valorar más lo diverso que lo común es la clave del problema. (…)

Así que no basta con denunciar que el español no sea excluido: lo que hay que conseguir es que una mayoría relevante de ciudadanos españoles entienda que el español es el principal bien lingüístico que debemos proteger. Esa es la lengua que debe ser preferente, la lengua mejor promocionada, la lengua más subvencionada.

Hay que romper el tabú que impide restar valor a la “riqueza lingüística”. Hasta que no tomemos conciencia de que las lenguas no tienen todas el mismo valor —y que muchas de ellas, en realidad, no tienen valor alguno—, no saldremos de este proceso de autodestrucción”.

Quin grapat d’heretgies que ha dit en Gomis Carriço, escolti, però quin sabor a veritat que tenen. El filólogo va al corazón del nacionalismo, que desde Herder -precursor del nacionalisme- diviniza la “diversidad” de lenguas como un fin en sí mismo y no como un medio para que los hombres se entiendan. Herder se inventó el  volksgeist, el “espíritu del pueblo”, la esencia de la “nación”, una palabra que dejaba de designar el lugar de nacimiento para nombrar un artefacto político según los esquemas del idealismo alemán. ¿Y qué es el volksgeist? El elemento que constituye la conciencia del pueblo. Cada nacionalista se inventa el suyo. Si es una nación cuatrilingüe, como Suiza, nadie habla de la lengua como esencia del volksgeist; si es Irlanda -que habla inglés, la lengua de su “opresor”– tampoco la lengua es el volksgeist; pero si es Cataluña hay que inventarse el pretexto del dogma de la lengua, una fantasmagoría formulada por Prat de la Riba: “si a una persona le cambias la lengua, le cambias el alma”. Esta es la esencia de la idolatría lingüística que desde hace 40 años promueve la Generalitat, que consiste exactamente en cambiar el alma de todos los habitantes de Cataluña para que abracen el nacionalismo.

Seamos claros: al nacionalisme i a les seves txatxes del PSC-PSOE tant els fa la diversitat, que de fet rebutgen a Catalunya prohibint l’espanyol. Lo que quieren es usar la lengua para crear fetsdiferencials que basteixin la seva nacionceta de bufallufa. Con la colaboración entusiasta del Gobierno nacional de España, claro. Y sí, también del PP encargado de hacer lo mismo en Valencia, Baleares, Galicia y el Majestic.

Cada cosa tiene su lugar, bien dispuestas no se excluyen. La diversidad es muy bonita, y no precede a lo común, a lo uno; en mans de les ideologies serveix per separar-nos. ¿Hora de decir que lo común tiene más valor que lo particular? I tant que sí! A ver qué partido empieza.

Dolça i comuna Catalunya…



Categories: LlenguaLibre, Pensando bien

Tags: , , ,

4 comentarios

  1. Corbera (Baix Llobregat) está a unos 6 km de Ordal (Alt Penedès) y cuando visitábamos a nuestros familiares nos chocaba que hablaban un catalán raro pues terminaba todo con “e” y por ejemplo para decir Olèrdola decían “Olèrdole”. Actualmente como hay más comunicación ya no se nota tanto…

  2. Urkulu: “debemos hacer frente en euskera a la crisis mundial”

  3. El español es el mayor tesoro de España, y en vez de gozarlo y estar orgullosos por poseerlo hay quienes lo atacan para beneficio particular y egoísta en detrimento del resto de la humanidad (es un bien compartido por una buena parte del planeta, no sólo nosotros). Pregunta, ¿acaso da Vinci creó La Gioconda para no ser expuesta y admirada, o para ocultarla y maltratarla y que nadie pudiese disfrutarla?

  4. El español es el mayor tesoro de España, y en vez de gozarlo y estar orgullosos por poseerlo hay quienes lo atacan para beneficio particular y egoísta en detrimento del resto de la humanidad (es un bien compartido por una buena parte del planeta, no sólo nosotros). Pregunta, ¿acaso da Vinci creó La Gioconda para no ser expuesta y admirada, o para ocultarla y maltratarla y que nadie pudiese disfrutarla?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: