Un català del PSOE: “Me llamo Pedro Gómez Carrizo, y la ‘identidad de Cataluña’ no me incluye”

La negativitat d’un Catalunya nacionalista que es fa contra “Espanya”.

El president de la Plataforma Pro Federació Socialista Catalana (FSC-PSOE) ens explica a L’Espanyol en què consisteix l’imaginari nacionalista:

“El respeto a las identidades distintas de la identidad que se considera propia de Cataluña no es precisamente aquello por lo que se distingue el catalanismo. (…)

El axioma de la existencia de una determinada “identidad de Cataluña” que es necesario respetar se ha extendido ya por el resto de partidos: la línea de pensamiento del ex constitucionalista Herrero de Miñón ha dejado de ser anecdótica en la derecha española, e incluso entre los portavoces de Ciudadanos se ha despertado un oportunista anhelo por el voto nacionalista moderado que les hace comulgar, ya oficialmente, con ruedas de molino. (…)

Me llamo Pedro Gómez Carrizo: nótense esas dos zetas írritas a la lengua lemosina, y ese ya ofensivo “Pedro”, signo evidente de irredención culposa, tan molesto, como recordarán, a la nuera de l’avi Florenci. Mi idioma es el español. Confesaré además que no me gustan los castellers ni las sardanes, que apenas veo TV3 y que, ¡ay!, ni siquiera soy del Barça. Puedo reconocer cierta catalanidad en el ámbito gastronómico, pero sospecho que los puntos que pueda sumar en esa casilla no bastan ni de lejos para evitar que mi resultado en el baremo de “identidad catalana” sea a todas luces lamentable. O dicho de otro modo: en los términos en los que el catalanismo la ha fraguado, la “identidad de Cataluña” no me incluye. Soy un catalán con una identidad impropia. (…)

En realidad, una identidad colectiva es aquello que no es la identidad colectiva del vecino. Cuando se utiliza para hacer piña con los propios y separarse de los ajenos, la identidad se construye en contra de otra identidad. Y eso es justo lo que ocurre con esa “identidad de Cataluña” en boca de todos: que es una identidad que no sólo no me incluye, sino que me excluye y me niega expresamente, pues los rasgos identitarios que reúno son aquellos contra los cuales la Cataluña oficial se afirma a sí misma. (…)

El catalanismo ha logrado fijar una idea de lo catalán que muy pocos ponen en cuestión. Una idea de lo catalán que se nutre día tras día de la negación de lo español, sin detenerse ante la evidencia de que tal proceder es una grave falta de respeto a un gran número de catalanes, hasta el punto de que la principal argamasa que une la “identidad de Cataluña” es el rechazo de todo rasgo de identidad que el catalanismo considere ajeno o impropio de la nación catalana.

La estigmatización sistemática -que a menudo se convierte ya en abierto insulto- hacia lo no oficialmente catalán lo ha invadido todo: la escuela catalana, los medios de comunicación, los ámbitos institucionales y el tejido social dependiente, y tras la fractura social propiciada por el procés, ha llegado al fin a la calle.

Tan poco respetuoso es el catalanismo que su mensaje esencial, proclamado por infinidad de altavoces en Cataluña, es que más de la mitad de los catalanes son catalanes solo a medias, y unos cuantos ni eso. (…) Creo que lo prioritario es destapar la mentira que se esconde tras “la identidad de Cataluña” “.

Qué poco catalán es esto que escribes, Pedro.

Dolça i pocatalana Catalunya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

37 comentarios

  1. A buenas horas, mangas verdes.

    ¿Ahora te das cuenta de a donde llevan las políticas pro pujolistas del PSC y del PSOE?

    Pues has tardado un poquito, ¿no?

    Otros 35 años, y te jubilas.
    (si es que en la nueva república catalana hay pensiones, claro)

    Me gustaría saber a quien has votado todo este tiempo; y cuales han sido las propuestas políticas.

  2. Pienso que PSOE yPSC se tienen que aclarar ,no un poco,si no bastante. Tan pronto tenemos una de sus alcaldesas, colocando trapos esteladas en el Ayuntamiento, como apoyando a otros partidos independentistas, como hablando de federalismo, o diciendo que la unidad de España y la igualdad en sus territorios son intocables. Se tendrían que definir de una puñetera vez,están engañando a los votantes y dispersando los votos que eso favorece a las coaliciones.
    Sigo pensando que no hay otra solución para desbancarlos ,que hacer lo mismo que ellos, una coalición para eliminar el independentismo

  3. “Ser catalán” no existe. Se nace en la comunidad autónoma catalana y se es español. Lo demás son elucubraciones, lo mismo que “sentirse catalán”. El sentimiento no es un criterio político ni jurídico. Si estás empadronado en un ayuntamiento de Cataluña entonces podrías votar ese neverendum. Nada más. He vivido treinta años en BCN y ahora vivo en Madrid. ¿Antes era catalana y ahora no? Cuanta empanada mental, Dios mío

  4. A mi, que em considero català (he nascut aquí) i així em sento, cada cop em fa més vergonya dir que ho sóc. Si ser català és ser com diuen els nazionalistes, ja us ho dic ben clar: a mi no em tindreu mai. Mai a la vida!!!

  5. La uniformidad identitaria es la piedra angular de todos los Totalitarismos (léase Totalismos para los puristas)

  6. Un socialista que se expresa libremente, un socialista que critica la uniformidad identitaria del nacionalismo, un socialista que reconoce la acción de un régimen creado para excluir todo lo que suene a España, un socialista tan distinto, tan distante de tantos otros ¿socialistas? Que colaboraron y colaboran con el pensamiento único nacionalista.
    Sería muy bueno que de tanto en tanto salieran voces libres, no sólo de socialistas, también de otros sectores de la izquierda, pero no, no creo, los aparatos de estas ¿izquierdas? Seguirán abrazando el ideario identitario nacionalista, es la avanzado, lo guay, lo progre.

  7. Leyendo al Sr. Pedro Gómez, quien expresa las ideas con gran claridad, me he acordado de quien fuera senador y escritor del proletariado. Su libro más influyente fue “Donde la ciudad cambia de nombre”, sin olvidar aquel otro con el título “Los otros catalanes”. Hablo, sin duda, de Francisco (se le conocía por Paco) Candel. ¡Cómo se echa de menos a esas personas de izquierda con un mensaje pleno de enjundia! La verdad, haberlos, haylos, pero pocos. El Sr. Gómez es ya una “rara avis”.

  8. Contra más ensucia el Separatismo a Catalunya, más Barcelonés me siento.

    En realidad, lo único que conocen los extranjeros es Barcelona; Catalunya no saben ni que es… como he podido comprobar cuando he viajado… y Barcelona está en España.

  9. ¿Cómo que a ver? Naturalmente que somos mayoría. La distorsión viene del hecho que unos pocos pirados siempre se hacen notar más que muchos cuerdos.
    Lo incomprensible es que gente aparentemente cuerda siga votando a “pedetecat” después de haber puesto de presidente a un bachiller orate o a erc repleta de violentos o incluso a la banda de Inmaculada repleta de bolivarianos.
    Después del desastre ya veremos que nadie era nazionalista. Igualito que en la Alemania del 47.

  10. Realmente ¡¡ genial !!

  11. Pedro, qué grande eres…! Tienes toda la razón y todo el derecho del mundo para que se te respete en tu forma de ser y de pensar, ajena a las doctrinas nacionalistas y me uno a tí en tu soflama….¡para que nos respeten como somos…¡españoles y catalanes que vivimos en Cataluña y no tenemos acentos nacionalistas! Un fuerte abrazo

  12. Afortunadamente la identidad de Cataluña es mucho más amplia y compleja que el fantasmagórico engendro simplista que intentan imponer los separatistas a golpe de estelada. Y esa identidad incluye, además de a ellos, a señores como éste y a todos los comentaristas de este blog. Mal que les pese, la identidad real de la Cataluña de verdad está firmemente anclada en España porque contribuye a conformarla y bebe de ella. Si les produce prurito ya saben lo que pueden hacer.

    Por lo que respecta al PSOE a ver si espabilan de una vez. Mucha gente está esperando que se definan, que desembarquen en Cataluña hablando claro. Estamos hasta las narices de políticos que defienden en primer lugar la poltrona, en segundo lugar el partido y en tercero nada de nada, olvidando los intereses del país, de España, que somos el conjunto de los ciudadanos que les pagamos sus sueldos.

  13. … Romeva !!! Apunta, otro ‘falangista’ y ‘mal Catalan’ que sale del armario. Este estaba escondido en el PSOE.

  14. Hay bastante odio en cierta gente hacia quienes tenemos apellidos con Z, pero jamás me lo cambiaré.

  15. Realmente brillante Pedro Gómez. Sin complejos, si señor. Se puede ser catalán, sin ser del barça, sin votar a al PEDCAT y sin ponerse la barretina. Ojalá todos tuviéramos el valor de ser tan claros como Pedro.

  16. Mejor que quejarse será aportar soluciones, ¿no? Porque ninguno de los aspirantes a liderar la escombrera sociata, parece que tiene intención de defender la unidad de España combatiendo a los separatistas.

    • Creo que la solución es sencilla: votar, esta vez sí, por partidos que respondan a las ideologías que nos satisfagan en favor de un proyecto sano, inclusivo, moderno, honesto y operativo. Ya sería hora de enviar “a pastar fang” a toda esta escoria de trasnochados.

      • O sea, votar a un partido que ni existe ni existirá, o seguir votando a los mismos, yo me lo haría mirar.

      • El problema es que en Cataluña nadie se atreve a reconocer que el único partido que responde a estas premisas es el PP. Uf, cualquiera lo dice, cualquiera lo reconoce. La sarta de insultos que te caen si lo defiendes

  17. Catalunya nos oprime y nos roba a los Barceloneses.
    Independencia para Tabarnia. Soy barcelonés y no catalán.

  18. …AUNQUE MI ACENTO Y MI NOMBRE ME “DELATAN”, ÚLTIMAMENTE ME PRESENTO COMO ESPAÑOL, CATALANO-HABLANTE PERO ESPAÑOL, Y ES PUEDO DECIR QUE ESO MOLESTA A MUCHOS Y MUCHAS, Y POR ESTA RAZÓN PIENSO HACERLO SIEMPRE, POR LO MENOS HASTA QUE CAIGA EL REGIMEN SEPARATISTA Q1UE NOS DIVIDE ,,

  19. Yo soy barcelonés y NO Catalán. Me parece cutre.

  20. Perfectamente expresado.

    Baste añadir como muestra evidente de lo que dice el artículo que el término “Catalanista”, por ejemplo, es en el pensamiento único, algo bueno, deseable, noble. En cambio calificar a alguien de “Españolista” resulta poco menos que sinónimo de facha y fascista.

  21. Muy bueno lo de la nuera del avi Florenci, Doña Notenimnicinc

  22. ¡A los infiernos va a ser condenado!
    ¡Que irrespetuoso!

  23. Yo también soy un catalán atípico como tú entonces. A ver si al final somos mayoría y los de la barrerina calada sobre las cejas una minoría (con demasiados privilegios).

Deja un comentario