Lo que hizo el gobierno canadiense para neutralizar el separatismo de Quebec

Una lección canadiense para los gobiernos españoles.

jean Chrétien

El 20 de mayo de 1980 se celebró un referéndum separatista en Quebec: el independentismo perdió de 20 puntos. Pero ya saben que estas cosas se repiten hasta que sale lo que quieren los nacionalistas, y el 30 de octubre de 1995 hubo otro referéndum que los separatistas daban por ganado.

Pero José Cuenca, embajador en Canadá, nos contó ayer en ABC lo que sucedió: Jean Chrétien, primer ministro canadiense y originario de Quebec, montó una enérgica campaña por el «No», consiguiendo enderezar la situación con una masiva marcha en Montreal, que él mismo encabezó; un lúcido y clarificador discurso en la televisión; y la impagable ayuda de Bill Clinton, que hizo un encendido elogio de Canadá, donde gentes de culturas diversas, dijo, «viven en paz y en unidad». El resultado del escrutinio es conocido: el «No» ganó por un margen muy estrecho (el 50,6, frente al 49,4) y los nacionalistas fueron derrotados”.

Aunque ya saben: el neveréndum no se acaba nunca, y el nacionalista Lucien Bouchard prometió otra consulta cuando se diesen las «condiciones ganadoras». Lo bueno es que el inquilino de Ottawa no se estaba fumando un puro:

Chrétien comenzó inmediatamente a trabajar para conseguir, por todos los medios legales a su alcance, que no se dieran nunca esas «condiciones ganadoras». Porque, como él mismo ha declarado en sus memorias, lo más importante para un responsable político es mantener la unidad y la integridad territorial de su país. Y tomó dos decisiones. La primera, hacer pedagogía. A tal fin, nombró a Stephane Dion, quebequés y profesor de ciencia política en la Universidad, al frente del Ministerio de Asuntos Intergubernamentales: una cartera clave en los países federales. Su misión: desmontar, con razones claras y eficaces, los mitos, los errores y las falsedades tramposas y victimistas en que se apoyaban muchos de los argumentos del soberanismo. Y ello, con un objetivo primordial: que los quebequeses supieran la verdad.

La segunda iniciativa fue crucial: pedir una opinión al Tribunal Supremo, para clarificar la situación jurídica, tanto en derecho interno como internacional. Las preguntas que el Gobierno formuló a la Corte fueron tres: si las autoridades de Quebec estaban facultadas, en el marco de la Constitución, para proceder unilateralmente a proclamar la independencia; si las instancias internacionales reconocían a Quebec el derecho a la autodeterminación; y, en el caso de conflicto entre la norma interna y la internacional, cuál debía prevalecer.

Dos años tardó en contestar el Alto Tribunal, pero lo hizo en un dictamen claro, preciso y ampliamente motivado. Éstas fueron sus respuestas: de acuerdo con el derecho internacional, en Quebec no se dan las condiciones para la autodeterminación. Sin embargo, el Gobierno canadiense no puede permanecer indiferente ante la voluntad secesionista de una provincia, siempre que su población así lo manifieste de manera clara y por una mayoría reforzada. Aun así, tampoco existiría un derecho automático a separarse, sino que se abriría un proceso de negociación, tomando en cuenta los intereses generales del país, del gobierno federal, de los restantes territorios y de las minorías. Y añadió un punto más: Canadá puede partirse, en las circunstancias y con las exigencias ya citadas; pero igualmente puede hacerlo una provincia. Para entendernos: si Canadá es divisible, también lo es Quebec.

Al día siguiente, Chrétien puso en marcha una estrategia que culminó con la llamada «Ley de la Claridad», adoptada en junio de 2000 por el parlamento federal. Con ella se lograba convertir en norma de obligado cumplimiento, para todo el país, los puntos esenciales del dictamen del Supremo. Su texto establecía que Quebec (la Constitución canadiense permite la ruptura del país; no así la española, ni la americana, ni la francesa, ni la alemana, ni…) puede decidir su futuro, pero en determinadas condiciones: ha de ser clara la pregunta sometida a los votantes (la del referéndum de 1980, confusa, ambigua y farragosa, tuvo 110 palabras) y clara la respuesta.

No sirve el 50+1 por 100 de votos a favor. Porque si para reformar una constitución se exige amplia mayoría, para romper un país el porcentaje deberá ser aún mayor. Y algo más: la secesión no puede llevarse a cabo por un acto unilateral de la Asamblea de Quebec, sino mediante una negociación en la que han de tomarse en cuenta los intereses de todos. El derecho a decidir quedaba así embridado por la ley.

Chrétien ha sido siempre respetuoso con los nacionalistas de la que es su provincia natal. Recuerdo que, en una ocasión, me dijo: «la noche del triunfo del “No”, tan estimulante para mí, sentí pena por los que lloraron al fracasar el “Sí”. Porque ellos son tan canadienses como todos los demás»”.

Sí: els nacionalistes són tan espanyols com la resta de catalans. Y no: González, Aznar, Zapatero y Rajoy no se parecen en nada a Chrétien.

Apaguem el puro, srs de Madrid?

Dolço i unit Canadà…

bastoncillo



Categories: En el Butifarrèndum, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , , , ,

45 comentarios

  1. Del Canadá me quedo con otra figura relevante, Elijah Harper, líder político indígena que se negó a rubricar los Acuerdos del Meech Lake, diseñados exclusivamente para encajar las pretensiones quebequesas dentro de la constitución canadiense. Su veto en Manitoba significó echar al traste años de trabajo encaminado a seducir a los quebequeses y reformar la contitución, olvidándose de los intereses de todos los demás. ¿Les suena? Como diría Harper: “¿Y qué si los quebequeses son distintos? Las primeras naciones también lo somos”.
    Los separatistas catalanes no pueden ganar terreno si nosotros no lo cedemos, que es exactamente lo que hemos venido haciendo con nuestros complejitos postfranquistas.

  2. Que derecho tienen los separatistas de ahora, a votar y robarles su país a los catalanes del futuro???? …porque no existe referendum de retorno.

    Los borricos de ahora: Puigdemont, Junqueras, Artur Mas, Forcadell, Pilar Rahola… pretenden decicir por las generaciones futuras de catalanes más inteligentes.

  3. Y todo eso, ¿a quién se lo contamos?, a los fanáticos totalitarios no sirve, y a los gobernantes del Estado parece que no les importe lo más mínimo.

    Aquí no tenemos visión de Estado, ni estadistas.

  4. O sea, que en España el PP lo ha hecho mejor que Canada…

    Pero claro, aquí andamos en dar caña a Rajoy a toda costa y al precio que sea. Aunque nos carguemos nuestra propia estabilidad. Todo por la ambición particular de unos cuantos medios de comunicación.

    ¡Qué absurdo en una web de resistencia frente al nacionalismo!

    Blog Pajas y obviedades – “Cosillas IV”
    http://pajobvios.blogspot.fr/2016/04/cosillas-iv.html

  5. Es lo que yo llamo “democracia unidireccional”. Se vota y si se pierde se vuelve a votar hasta que salga el resultado deseado. Una vez obtenido, no se vuelve a votar.

    • Totalmente de acuerdo, es un resultado que siempre será una tergiversación de la democracia, ya que una vez se decida algo en concreto no votarán para volver a opinar, y de hecho siempre piden más, ahí y en todas partes, aparte de que en Cataluña han perdido su falso plebiscito y dicen que han ganado, pero como la democracia no les interesa, sino sólo el resultado a su gusto, todo les da igual con tal de conseguir su utopía, que es una distopía para los demás.

  6. EL principal problema para España es el PSOE, están dispuestos a pactar lo que sea con tal de hacerse con (el dinero) del poder.
    El único partido con garantías es el PP

    • Ninguno tiene garantías, me temo. Si la llave de la poltrona la tiene Puigdemont, con Puigdemont pactarán.

      Los garantes de la democracia somos, como siempre, los ciudadanos de a pie. Habría que dar un buen varapalo a los que han pactado con los separatistas, e incluso a aquellos que han sido tibios.

  7. Es lo que hace falta, PEDAGOGÍA DE LA VERDAD, para desmentir todos los engaños, sofismas y cuentos catalanistas basados en el odio, el revanchismo, el complejo y la envidia

  8. La Generalitat está cualificada para hacer referendums que decidan sobre temas de su competencia, por ejemplo, cambiar un pueblo de comarca o decidir una reforma urbanistica.
    La ley de la Generalitat sobre referendums, determina claramente que para que sea valido el resultado sea 80-80. Es decir, participación de al menos el 80% del censo y de esos votos emitidos el 80% en un sentido u otro.
    Vamos nada que ver con lo que pretenden hacer. Es más fácil romper un pais que cambiar un pueblo de comarca.

  9. Muy interesante el artículo. Ellos no se cansan, y nosotros tampoco debemos dejar de enfrentarnos, todos, todos, todos los dias.

  10. Excelente e ilustrativo artículo, en vuestra línea. Saludos.

  11. Excelente entrada.
    en mi opinion se tendrìa que trabajar desde ahora en este sentido y pedir una Ley de Claridad. Nosotros ciudadanos tenemos que pedirla y vamos a ver que partidos estan de acuerdo y quieren trabajar en serio para este objetivo.
    El punto clave, como muchos han hecho notar, es la posible division de Catalunya y no solo de España. Con esto ya no habrìa ni argumentos ni conveniencia en seguir el rollo separatista.
    Esto es para ser realistas y no pensar que los adversarios se estan hundiendo porquè, desafortunadamente, no es asì.
    Y una cosa queria añadir. Olivier escribe “no pienso que el desprecio hacia su gobierno sea la postura la mas inteligente. a veces, no veo diferencia de fondo entre los argumentos de unos dolços, y los de los separatas…”.
    Bueno, discrepo totalmente: si hemos llegado hasta aquì la culpa es, tambien, de nuestros gobiernos (de antes y de ahora). Y en este foro las opiniones pueden ser diferentes y deben estar fuera del debate. Si alguien se mosquea porquè le tocan a su Pp, es un problema suyo que no tiene que entrar en la discusion.
    Yo preferiría la Republica (española, por supuesto) y no por esto tengo los mismos argumentos de los separatas!!

  12. Cierto. Para nuestra desgracia no se parecen en nada. Ni en sueños tomaría cualquiera de ellos la mitad de estas medidas y con la decisión con que las ha tomado Chrétien. A final acabaré creyendo, como dicen los nazionalistas (y de ahí que se quieran largar), que vivimos en el culo (con perdón) de Europa. Estos merluzos, comenzando por Juan Carlos I, el chanchullero mangante (cuidado! aquí no incluyo a Felipe VI que de momento parece bien orientado), son indignos de la nación que desgobiernan.

    IMPORTANTE: Es de notar que entre las medidas adoptadas en Canadá están las informativas y educativas (preventivas), algo que España se ve tan difícil como que el sol se levante por Portugal.

  13. De todas maneras, estemos tranquilos.
    Las cosas no son tan fáciles para los separatistas.
    Ya han derrochado demasiado combustible.
    Y los que aún se mantienen en la nube, no nos engañemos, es por la pasta que les cae.
    Cuando noten que la cosa se desinfla económicamente (como ya lo están notando) se aplacarán los furores uterinos de muchos.
    Y el pueblo español está dando un ejemplo espléndido.
    Como lo ha dado ha lo largo de la historia.
    Considerad el 2 de mayo de 1808.
    Y el sainete republicano que abarcó desde el 11 de febrero de 1873 hasta el 3 de enero de 1874.
    Y lo que ha llovido después, de todos conocido.
    No os apuréis.
    Hay España libre y unida para rato.
    Y no la van a deslucir cuatro pelanas con el pelucón de Puigdemont al frente.
    Ni la ETA ni los islamistas han podido con España.
    Mucho menos van a poder con ella cuatro nazis mal contados cuyo único sueño es un pasado histórico que jamás ha existido y un futuro soñado con una Ítaca y un imperio catalán que jamás existirá.
    Estemos alerta en nuestro entorno, sin perder la calma, y dispuestos a impedir que nadie intente desatar una revolución separatista, con todos los medios a nuestro alcance.

    El Viernes, día 22, a las 19,30 horas: todos a la Plaza de San Jaime con la Bandera de España.
    En defensa del Archivo de Salamanca.

  14. Excelente artículo, mientras tanto, otros hacen una labor callada pero eficaz en Europa, y no es el gobierno de España.

    http://www.cronicaglobal.com/es/notices/2016/04/-cuanto-seguira-cdc-entre-los-liberales-del-europarlamento-36878.php

  15. Los separatistas nunca aceptarán que su “Gran Pais” se pueda separar en trozos, al contrario, reclaman la unidad dels “Països Catalans”, una cosa que nunca ha existido, más allá de la imaginación calenturienta de algunas nazionalistas trasnochados. Incluso hablando con alguno de ellos ha llegado a insinuar que los votos de los inmigrantes o “colonos”, deberían valer menos en un referendum de tal calado.

    • Si, yo lo acepto.
      También acepto la unión de los “Països Catalans”.
      Lo que no acepto, es que un pueblo – el catalán – sea esclavo de otros pueblos.

    • Hola Jordi, majete, ¿eres nacionalista? Esto de que “el pueblo catalán sea esclavo de otros” me recuerda a los prolegómenos de la travesía por el desierto del pueblo judío. Contéstame, si tienes a bien, un par de preguntas, por favor:

      1. ¿Quién forma parte de “el pueblo catalán”?
      2. En caso de existir “un pueblo catalán”, ¿quién lo esclaviza?

      Saludos.

    • Sr Marti Mogas, de que habla Ud? Sabe que es un esclavo ? El pueblo catalan esclavo… es para morirse de risa. Ô Ud tiene un sentido de humor muy desarollado, o ha perdido el sentido del ridiculo.
      Ud deberia empezar à pensar con su cabeza y dejar de repetir formulas retoricas baratas …

    • Amb els tots els meus respectes Sr. Martí, demanar els “Països Catalans” és com demanar l’unió de tota l’Amèrica Hispànica, Filipines, el exSahara espanyol i Guinea Equatorial formant part dels Països Espanyols, sota la tutela d’Espanya.
      Perdoni a més d’anexioniste i imperialista, és una mica feixista!

    • Hola a todos. Pues si, yo quiero la independencia de Cataluña. ¿Por esto soy ……? ¿Es un pecado …..?. Creo que estoy en mi derecho, como ustedes querer lo contrario. Si la mayoría del pueblo catalán – todas aquellas personas que se sienten catalanes – quieren la independencia, no hay ley humana que lo pueda impedir. Y si la hay, esta ley es injusta. De aquí viene que un pueblo no debe ser escavo de los otros pueblos. Hemos superado la esclavitud de las personas. Hace falta superar la esclavitud de los pueblos. Los pueblos que someten y dominan ha otros pueblos, son imperialista e injustos.

    • Señor Martí, acaba usted de darle pasaporte a todo el pensamiento filosófico-moral occidental desde los griegos hasta nuestros dias ¿Sabe usted que Sócrates se tomó la cicuta por que consideraba preferible la muerte a vulnerar las leyes de su ciudad aunque fueran injustas?

      Ciertamente, cada vez que se oye la palabra “pueblo” en boca de los totalitarios, sean nacionalistas o de otras confesiones “religiosas”, es con toda certeza, para pisotear los derechos de los individuos que son los únicos titulares de ellos, a otro perro con ese hueso.

      Por último, lo del pueblo esclavizado, no merece más que el calificativo de mentira burda y repugnante que no se sostiene de ninguna manera ni por los hechos ni por la história. Deje de leer a Cucurul, Bilbeny y otros mantenidos del régimen y ya verá como nota una clara mejoría de sus síntomas en breve tiempo.

      Un saludo cordial.

    • Sr Martí lo veo un poco alterado,….Tiene razón no es un pecado pedir la secesión, como tampoco lo es creer más en lo que nos une, que es mucho!
      “Si la mayoría del pueblo quieren la independencia” Me parece que de momento está en tablas o ustedes en minoría.
      Me hace gracia que hable de esclavitud,…es como si el negrero diera lecciones a sus esclavos,….Me parece que aquí en mi tierra, Cataluña, quién tiene plena llibertad para expresarse son ustedes: amigos separatistas y aunque les duela, españoles!

    • Apreciado Jordi:

      En primer lugar, muchas gracias por contestar. Leyendo su mensaje deduzco que ha intentado contestar a mi primera cuestión: “el pueblo catalán está formado por aquellas personas que se sienten catalanas”, aunque veo que se ha dejado mi segunda cuestión. Bien, es un comienzo. Verá usted, yo me siento catalán, pero también me siento hermanado con mis vecinos de Aragón, con los de la Comunidad Valenciana y con los de Castilla la Mancha. ¿Yo formaría parte de otro pueblo, por ejemplo del pueblo catalán-hermanado-con-Aragón-y-con-la-Comunidad-Valenciana-y-con-Castilla-la-Mancha?

      En cuanto a mi segunda cuestión, la de la esclavitud, ¿usted sabe lo que está diciendo? Porque ha utilizado una metáfora un poco pasada de vueltas, ¿no? Supongo que querrá decir que le están imponiendo unas ciertas decisiones que no le gustan. Pues sí señor, es lo que tienen las mayorías en democracia, que mientras no se vulneren derechos fundamentales de las personas (luego le preguntaré por la inmersión lingüística), hay que aceptar lo que sale.

      En cuanto al tema del referéndum, creo que debería informarse un poco mejor. ¿Podemos hacer un referéndum para ver qué opinan los catalanes que, como yo, queremos seguir junto con nuestros vecinos? ¿Y un referéndum porque los de mi calle no queremos pagar tantos impuestos? ¿Hacemos referéndums porque no me gustan los actuales políticos de Cataluña? ¿Hacemos un referéndum porque el libro de estilo de TV3 dice que hay que discriminar el español o castellano (si no me cree, infórmese, por favor)? ¿Dónde está el límite de los referéndums, y quién decide a quién hay que preguntar y cómo se interpretan los resultados? Por ejemplo, si los habitantes de las ciudades de Barcelona y Tarragona y de sus respectivas áreas metropolitanas deciden que quieren seguir perteneciendo a España, ¿qué se puede hacer?

      Pero vamos a cosas mucho más sencillas, ¿qué opina usted de la inmersión lingüística?

      Muchas gracias por contestar. Reciba un saludo.

    • Si Sr Marti,como lo dice en su comentario, Ud tiene derechos. Los derechos que le ofrece la Constitucion democratica de su pais. Una constitucion que ofrece ademas a su “pueblo” un nivel de autogobierno alto y una proteccion de la cultura de su “pueblo” garantizada. .. Por eso Ud no deberia hablar de “esclavitud”…
      Por lo tanto, tener derechos supone tambien asumir responsabilidades… derecho y responsabilidad son 2 palabras que siempre van juntas. El que quiere aprovechar sus derechos sin asumir las resposabilidad, es un parasito.
      De que responsabilidades hablamos? : de respetar las leyes, de contribuir y favorecer el edificio comun, de respetar los derechos de los demas, de no usar la violencia ni fisica, ni psicologica ni moral………….

      Ud dice “hemos superado la esclavitud del humano, y ahora debemos superar la esclavitud de los pueblos”. Pero si los humanos que constituyen un “pueblo” no son esclavos, como este “pueblo” va à ser esclavo??? Sera que Ud considera que este “pueblo” es una persona moral? O que es algo mas importante que la suma de las personas que lo constituyen? Cuando una nocion simbolica como el “pueblo” (pero tambien “nacion”, “lengua”, “pais”, “Cataluna”…) se establece por encima del individuo y del interes général, en este caso si que se puede hablar de una forma de esclavitud…
      Es inutil precisar que aqui no se trata de separatismo o de indepencia, sino del nacionalismo que afecta la sociedad (y no “pueblo”… en los paises democraticos hablamos de sociedad) catalana.

  16. De ninguna manera se puede comparar España con Canadá, Canadá es una Confederación y España siempre ha sido UNA, que fue dividida en autonomías por Felipe González para colocar a los segundones y engañar a todos los españoles con esta Oligarquía de Partidos Estatales, el denominado “Café para todos”, y todo ello por supuesto sin refrendarlo ni llevarlo a las Cortes. Sigan votando…

  17. Hace falta que un catalán libre de nacionalismo se siente en la Moncloa. Me da igual de que partido sea, pero es imprescindible que esté libre de nacionalismo.

  18. Por desgracia los politicos en España son un reflejo de su pueblo… Solo hay que ver a 3 de los lideres de hoy (Rajoy, Sanchez, Iglesias) (demagogos, populistas, mediocres, mentirosos, todos mirando mas el sillón donde van a posar sus posaderas que al pueblo) el único que se libra es Rivera.

  19. Lo que sería interesante conocer, es si Quebec, como estado federal, tiene transferida la Educación, y si la tiene que tipo de control tiene por parte del Gobierno Central. También si tiene medios de comunicación públicos (Tipo TV3) y medios privados subvencionados.

  20. Al loro señores y señoras separatistas: sí España puede dividirse mediante un referéndum también Cataluña puede dividirse por el mismo procedimiento. ¿están dispuestos a aceptarlo?

  21. De las mejores entradas que habéis puesto. Suscribo al 100% la solución canadiense, bravo por ellos y este es el camino que hay que tomar.

  22. Que yo sepa, en Espana, y al contrario de Canada, todavia no se ha organizado un referendum de particion.
    Y en referencia al ultimo paragrafo, no pienso que el desprecio hacia su gobierno sea la postura la mas inteligente. A veces, no veo diferencia de fondo entre los argumentos de unos dolcos, y los de los separatas…

    • Tiene razón… Hasta yo me estoy planteando cambiar mi voto…
      Todos son fatales…pero esta claro q como todos son ya d extrema izquierda…el voto d los NO comunistas tiene q ser para el PP o VOX…y el PP tiene más votantes!!!
      Yo las políticas transversales no las entiendo…y q el PSOE se vuelva de extrema izquierda tampoco… Los “cordones sanitarios” los odio me recuerdan totalitarismo maltratador…sólo quedan tres opciones : abstenerse, voto en blanco, voto nulo, voto centro derecha o derecha derecha…
      Con C’s… Ya ni cuento el camino q sigue no se pq pero es maricomplejines- 2…para votar una copia voto al original…
      Y ningún extremo para mi son buenos!
      Los de extrema izquierda donde gobiernan sólo hacen espectáculo…realidades para trabajadores normales ni una…para emprendedores menos, creación de empleo libre con potencia miento para la creación d empresas nada d nada…
      Sólo están por la propaganda y ganar la guerra civil d 1.939…
      Y los de la extrema derecha igual o peor…
      La revolución pendiente no me va!
      Q yo he d comer cada día y los míos también… Esa SI es mi guerra!
      Todos los extremos son inútiles q como no saben vivir el día a día y luchar en la lucha cotidiana d lo vida con su trabajo monótono y aburrido… Necesitan emociones fuertes o no tienen ganar de trabajar…lo suyo son revoluciones pérdidas para conseguir unos sueños de Justicia y supuesta igualdad contraria a la propia naturaleza humana.
      He vivido con supuestos idealistas políticos demagógicos…q lo único q sabían hacer era crear expectativas falsas y trabajo lo q se dice trabajo duró…nada de nada…casualmente sólo eran profesores seudointelectuales de materias de vividores de la vida como la política…la diplomacia…el cuento chino…
      Me gusta la ciencia, la historia real…
      Los cuentistas no
      Ni me gustan ni me fió!

  23. El problema es que primero para hacer eso hay que limpiar el pais y darle imagen de solvencia, para empezar el pp no solo deberia apagar el puro si no limpiarse o desaparecer, luego hay que volver a unir a españa, muchos indepes lo son porque confunden ser indepe o republicano con ser de izquierdas, hay que terminar ya con el guerracivilismo y para eso hay que empezar a sacar gente de las cunetas. Despues de eso hay que limpiar todos los casos de corrupcion, nadie quiere pertener a un estado sucio si te ofrecen uno limpio y esplendoroso, eso es así.
    Una vez hecho esto, que es indispensable y una de las armas mas fuertes que tiene el nacionalismo para contraatacar , se empieza a hacer pedagogía. Hay que tener en cuenta que en este pais conviven muchas ideologias y la izquierda es muy fuerte y suele apoyar mucho al nacionalismo por ese complejo que tiene por culpa de la guerra civil.
    Lo que se hizo en canada estuvo muy bien, pero aqui las circunstancias son bastante diferentes y hay que complementar unos actos con otros.

Deja un comentario