El relato separatista… ¡es pura filfa!

Lo dice Juan Marsé, y se queda tan pancho. Bien dicho.

marse

Juan Marsé gustará más o menos, pero lo que es indudable es que no necesita de las subvenciones de la Generalitat para salir adelante en la vida. Y se nota. No necesita tampoco formar, prietas las filas, cada vez que el trilero golpista del carrer Tuset toca a rebato. Como tampoco tiene que seguir los dictados de quienes dan de comer a muchos otros escritores orgánicos del separatismo.

Juan Marsé dice, pues, lo que piensa y punto. Y claro, no es del agrado del líder todopoderoso, luz para todos los catalanes (a los que no nos parece que aporte mucho de luz será porque no somos buenos catalanes o, incluso, catalanes a secas). Es lo que ha ocurrido con sus últimas declaraciones, en las que habla clar i català sobre la situación que estamos viviendo, que Marsé no duda en calificar como el delirio identitario de Cataluña:

Están creando imágenes de un pasado histórico que en un porcentaje bastante elevado es pura filfa, es inventado. Están creando un pasado de fantasía en un país de fantasía. A la gente le emociona y le gusta mucho como una película de Disney.

¿Cuál es el porvenir de esa película? Desde el punto de vista político no sabría decirte; no sé lo que puede pasar, pero no me gusta nada. A veces es para troncharse de la risa con lo que hace y dice la clase política, si no fuera porque es muy triste y a veces da miedo. Es increíble. Una panda de incompetentes, cuando no corruptos.”

Dolça i trista Catalunya…

bastoncillo

 



Categories: Catalanes universales, Historia, Huid del nacionalismo, Mejor juntos

Tags: , , , , ,

16 comentarios

  1. Conocí a Juan Marsé hace muchísimos años, era amigo de mis padres. Siempre me cayó bien aquel “charnego” serio y tacitúrno pero con un sentído del humor muy divertido, tenía algo de chico malo o del duro de la película y a la vez de alguien que está siempre en su mundo, ausente, que siempre me gustó.
    Juan fue siempre fiel a si mismo, en lugar de hacer el “crossover” y casarse con una catalanufita rubita de la “gauche divine” con pasta (imagino que las tenía por docenas) se casó con una peluquera extremeña muy guapa de sonrisa burlona y piel aceitunada y se fue a vivir con ella al Paseo Maragall.
    Marsé formó parte de un grupo de gente, intelectuales, artistas, publicistas etc. borrado de la historia por los nacionalistas, de una Barcelona fantástica e inolvidable que el nacionalismo destruyó e imagino que debe estar muy cabreado por toda la mierda que le rodea.

    Juan Marsé se está haciendo viejo y hay que cuidarlo, en estos momentos es más necesário e importante que nunca, aunque siempre ha sido y será un gran escritor, en este momento como intelectual Marsé es uno de las pocas referencias lúcidas con las que cuenta una Cataluña que se hunde

  2. ¿Para cuándo la aplicación del Art. 155 ? ¿Para cuando ya sea demasiado tarde, como siempre???

    http://www.elmundo.es/opinion/2015/11/02/5636684fe2704e107f8b45f8.html

  3. Excelente definición del señor Víctor Cucurull y todos sus adláteres.

  4. Señores/as, mi aplauso a J.Marsé. Una persona con carácter, que en su obra literaria documentó noveladamente algunos aspectos de los españoles que llegaron a BCN durante los años 60s, provenientes de otras partes de España.

  5. A Marsé, lo que hay que hacer es COMPRAR sus libros y leerlos.

    No deja de ser interesante lo que dice una persona que ha vivido tanto y, como dice el bloguero, vive de “sus manos” (de su inteligencia), no de la subvención.

  6. En cada generación hay contadas personas que, además de tener talento, son capaces de ver con claridad el mundo en el que viven y de retratarlo con solvencia, compartiendo su visión con todos nosotros. Que la compartan no significa necesariamente que sean entendidos, bien porque se adelanten a su tiempo, bien porque su entorno carece de capacidad o de perspectiva para comprender el mensaje. Nosotros tenemos la inmensa suerte de compartir espacio y tiempo con una de esas mentes, la de Juan Marsé, que losha retratado magistralmente en su obra. Que alguien así coincida con nosotros en su visión de lo que ocurre en Cataluña no sólo es una gran suerte sino un signo inequívoco de lo que se debe hacer.

    Por otro lado quiero mostrar mi agradecimiento a Marsé. El disidente siempre es atacado por la jauría; los que viven del régimen o son cómplices de la infamia o no tienen opción, pero muchos que sí viven de su trabajo callan por no buscarse enemigos, aun sabiendo la verdad; posicionarse en contra de la jauría requiere redaños. Gracias señor Marsé, por su capacidad de visión y por su valentía,

  7. Los independentistas se dividen en dos tipos: los que, piadosamente, llamaremos “cortitos”, que son los que yo y tú conocemos y tratamos, y los que manejan los hilos, que son unos sinvergüenzas de tomo y lomo que saben que todo es mentira pero se han dado cuenta de que engañando a los primeros pueden vivir como reyes.

  8. Dicen que en la Generalitat han extendido una enorme alfombra roja y todos los del sí arrodillados, rinden pleitesía a Mas y a coro le gritan; Nosotros te obedeceremos siempre. Tú serás nuestro emperador excelencia y llenaremos de estatuas con tu busto, retocándolo un poquito, porque tienes un perfil ridículo, toda Cataluña más aún que estrelladas hay.
    Más sonriente y haciendo más muecas que de ordinario suele hacer, les ha contestado entre grotesco y complacido; os acepto como súbditos y os dejaré residir en la cueva de Ali Baba. Todos llorosos han aplaudido y Junqueras más sensible que una breva madura ha comenzado a bailar.
    Todos han sellado el pacto escupiendo en un cenicero donde ponía Madrid y se han repartido algún dinero, mientras la Forcadell rezaba a la Virgen de Montserrat agradecida por los dones dados y la Gisbert compungida, como buena plañidera, con un moquero con la bandera catalana, se secaba una lágrima, no sabemos si de cocodrilo.
    Dicen también que le ha llamado Rajoy sometiéndose incondicionalmente al imperio catalán. Mas ha ido más lejos y le ha pedido a Rajoy, el Pazo de Meiras, porqué él, como buen dictador que es, aunque no esté en Cataluña, no le importará pasar unos días con los gallegos en España. Rajoy sin regateos y sin rechistar se lo ha concedido a su excelencia el emperador Mas. ¿Qué detalle señor el de Rajoy!
    A cambio le ha pedido Rajoy que el de la estaca ponga letra al himno español.

  9. Quina és la xifra que nosaltres paguem en subvencions a entitats, mitjans, embaixades, carrecs polítics i altres a l’any? És que si ho comptessim, la famosa xifra dels diners que surten de Catalunya i no tornen es quedaria petita.

    Qui roba a qui?

  10. Lo que dice es la verdad.
    Lo raro en Cataluña es que alguien que se personaje conocido diga la verdad.
    Por eso tiene mérito .
    Así de triste es la vida civil en Cataluña.
    Ni Franco se atrevió a tanto…
    Penoso!
    🙁

  11. Reblogueó esto en Ramrock's Blogy comentado:
    ¡¡TRES HURRAS POR JUAN MARSÉ!!

Deja un comentario