¿Libro para Sant Jordi? El libro negro de la independencia

De Juan Carlos Segura Just. Una delicia.

Libro Negro

Lo presenta hoy viernes a las 19:00 en la calle Córcega 270, sede de Societat Civil Catalana. El prusés “no es producto de una cambio en la política de Convergencia Democrática de Catalunya, sino que es producto de un plan perfectamente establecido, que se remonta a los inicios de la transición”, y con la colaboración pasiva o activa del Estado, dice Segura. El autor se atreve a describir el noupaís separado: “revanchismo, la muerte civil, la represión, la segregación, el exilio, o el nacimiento de una resistencia popular”.

Una dolça propuesta para Sant Jordi.

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , ,

11 comentarios

  1. hace tiempo que leí una cita que decia “no te fies al 100% de lo que leas en un libro, no te fies al 100% de lo que te cuente un viejo sabio, vive la vida y luego ves quedándoe con lo que veas de los dos que más se ciña a lo que has vivido”
    No sé que pasó ni como se vivía en el 1714, yo no estuve, pero por lo que nos han hecho ver era una época feudadl y ya se sabe como vivían unos y otros; lo que sí sé es como era esa Cataluña de los ’80, cosmopolita, puntera en todos los sectores, económicamente fuerte y con una indústria próspera, culturalmente adelantada al tiempo y reconocida en todos los llugares, y que tras el primer lustro de gobierno del “deshonarble” se ha ido perdiendo poco a poco hasta llegar a la Cataluña deshauciada, provinciana y encerrada en sí misma a la que nos ha llevado unos cuantos ineptos que nos gobiernan.

    Yo quiero esa Cataluña, no la que nos han convertido hoy día.

    Per ya se sabe, el pueblo que elige a corruptos e ineptos, no son víctimas, son complices

  2. Para conocer lo que pasa en Cataluña recomiendo dos libros, “Pascual Estivill y el clan de los mentirosos” y “la pasta nostra”

  3. Las mentiras del nacionalismo son ‘de libro’, no hay nada más ridículo que intentar construir un país nuevo sobre mentiras. Es como edificar en un pantano con arenas movedizas.
    Muy poco futuro y menos presente.

  4. De Pujol se podrá decir lo que se quiera, y se tendrá razón.

    Pero si ha sido claro en algo, ha sido en ésto.

    Además, si sus explicaciones públicas y sus libros no hubieran bastado, la política que constantemente ha perseguido él y su partido habla por si sola:

    Desgaje de Cataluña del resto de España poco a poco; destrucción de la nación charnega, marginalización de la lengua común; cambio de nombres y apellidos; enfrentamiento constante y creación de un sentimiento de agravio constante, importación de extranjeros que no tengan ninguna vinculación con España y lo español, mantenimiento del mercado comercial español, asimilación anexionista del País Valenciano y Baleares, creación de una ideología pública: los catalanes son mejores que los españoles, que son unos agresores a Cataluña y unos africanos, el control total de la sociedad civil y religiosa, la imposición de la catalanidad (“su” catalanidad) a través de los jefes de casa y de los compañeros de colegio de nuestros hijos…

    Si alguien ha vivido en Cataluña estos últimos 30 años, puede añadir más.
    ¿Qué se creen que está detrás de la política de que no haya ningún letrero comercial en español?
    ¿Y sus declaraciones sobre las yonis ? ¿o chonis? respecto a integrarse en su nueva nación?

    Veremos en qué acaba todo ésto.

    Pero es calcado a la política nacionalista que impuso Hitler en Alemania.
    Que tenga un porcentaje de la población que colabore con gusto en este suicido colectivo, indica dónde se ha dejad el sentido común y el instinto de supervivencia de muchos catalanes.

  5. Muchas gracias por la recomendación…
    Algunos lo intuimos hace ya tiempo…pero ha sido mucho peor!
    Un daño inmenso a la Sociedad Civil Catalana!!!
    Varias generaciones ya no convivirán sinceramente entre ellos…
    Callarán… pero …se evitarán… aunque no lo parezca…
    Mucha tristeza…
    Solo el humor alivia el dolor!
    🙁

  6. Todo esto paso, debido a que desde la transición, se necesitaba a los nazinalistas para gobernar, al no haber unos partidos bisagra ni de izquierda ni de derechas, ahora como ya no se les necesita, ya veremos como todo va a cambiar, el problema es que lo saben, y por eso quieren ir deprisa

  7. Ayer comprendí el por qué el PP no hace nada contra el separatismo.
    Está clarito en las declaraciones de Javier De La Rosa que ayer leí en La Gaceta.es.

    • Enhorabuena. Nunca es tarde. Pero ponga en el buscador “Pascual Estivill” y sabrá sobre una cleptocracia corporativista, que es a la postre a esta situación, que no se resolverá, y ojala me equivoque, solo se va arreglar con cienes y cienes de ***. No tiene usted más que echar mano a la historia de España y de sus provincias en CataluÑa.

  8. Buenos días:

    Es cierto que el nacionalismo catalán tiene el mismo discurso desde la transición. Siempre parte de que en “España” es algo diferente a “Cataluña”, que allí no nos entienden que nos expolian, que en el resto de España no trabajan y por tanto la ruptura es antes o después inevitable.

    Yo creo que esta cuestión estos planteamientos son tan falsos como inamovibles desde principios del siglo XX, cuando el nacionalismo irrumpió entre la sociedad catalana. El nacionalismo, antes o después, se agotará por su propio anacronismo ideológico y sus tics totalitarios que son incompatibles con la sociedad occidental moderna, pero se ha aprovechado extraordinariamente creando mala conciencia y “victimismo” entre las fuerzas democráticas españolas durante estos últimos treinta y cinco años .

    No obstante las élites nacionalistas, comenzando por el señor Jordi Pujol, al evidenciar que la mayoría social de Cataluña se siente tan catalana como española y es mayoritariamente de lengua materna castellanoparlante, pretendieron una ruptura a largo plazo intentando mientras tanto diseñar una sociedad catalana a la medida del nacionalismo, como de hecho se ha materializado, con cierto éxito, a golpe de talonario e imposiciones legales.

    El nacionalismo catalán mantiene una visión unilateral de Cataluña, que no es para nada conciliadora con la paralela evolución política de España como país que ha evolucionado con gran mérito desde una dictadura militar hasta un sistema democrático, y desde una economía precaria hasta las más altas cotas de desarrollo. Tampoco el nacionalismo catalán ha valorado nunca la generosidad de buena parte de la sociedad española para “comprender” y “asumir” las razones que pudieran asistir a los planteamientos ideológicos de los “nacionalistas catalanes”.

    En definitiva el nacionalismo es excluyente, mezquino, empobrecedor y sólo se reconoce a sí mismo. Precisamente por ello, a la larga, no tiene nada que hacer en Cataluña, ni en ningún otro lado. Lo malo de Cataluña es que después de sufrir el nacionalismo españolista del régimen de Franco, sigue padeciendo como una lacra el nacionalismo en la versión catalana del señor Jordi Pujol y su dictadura blanca.

    Un saludo.

  9. Estaré ahí y compraré el libro, claro que sí.

  10. Este Sant Jordi, ya se que libro regalar a unos cuantos!!!!! Aunque si abren el libro un separatista, puede morir de realidad o de apendicitis aguda al enterarse de que el nacionalismo le han estado mintiendo toda su vida!!!!!

    Interesante libro!!!!!

Deja un comentario