Por qué a Ortega no le gustaba el federalismo, y a nosotros tampoco.

El federalismo rompe la soberanía nacional.

ortega y gasset

El filósofo Ortega y Gasset pronunció un interesante discurso en las Cortes Constituyentes hace hoy exactamente 83 años. En él explicaba lo que era el federalismo… y lo desaconsejaba rotundamente:

Federalismo y autonomismo “son: primero, dos ideas distintas; segundo, apenas tienen que ver entre sí; tercero, como tendencias y en su raíz, son más bien antagónicas. (…) El autonomismo es un principio político que supone ya un Estado sobre cuya soberanía indivisa no se discute porque no es cuestión. Dado ese Estado, el autonomismo propone que el ejercicio de ciertas funciones del Poder público -cuantas más mejor- se entreguen, por entero, a órganos secundarios de aquél, sobre todo con base territorial. Por tanto, el autonomismo no habla una palabra sobre el problema de soberanía. (…) El federalismo, en cambio, no supone el Estado, sino que, al revés, aspira a crear un nuevo Estado, con otros Estados preexistentes, y lo específico de su idea se reduce exclusivamente al problema de la soberanía. Propone que Estados independientes y soberanos cedan una porción de su soberanía a un Estado nuevo integral, quedándose ellos con otro trozo de la antigua soberanía, que permanece limitando el nuevo Estado recién nacido. (…)

Hablan de problemas diferentes. El federalismo se preocupa del problema de soberanía; el autonomismo se preocupa de quién ejerza, de cómo haya manera de ejercer en forma descentralizada las funciones del Poder público que aquella soberanía creó. (…) Son antagónicos. (…)

Ahí [en el autonomismo] está la solución, y no segmentando la soberanía, haciendo posible que mañana cualquier región, molestada por una simple ley fiscal, enseñe al Estado, levantisca, sus bíceps de soberanía particular”

Algunos de buena fe, o por una mal entendida tradición ideológica, creen que el federalismo es la solución al nacionalismo. No es así. Es el paso de su hoja de ruta que les permite atribuirse la soberanía. De ahí a laindependència el camino es recto y hace bajada.

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo, Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , , ,

15 comentarios

  1. Creo que Ortega y Gasset son dos pensadores muy poco conocidos. Ortega era gallego, natural de Ortigueira de La Coruña y Gasset, catalán de una comarca de Lérida. Eran diferentes como el Autonomismo y el Federalismo. Ambos coincidían en que todos los nacionalismos eran retrógrados y muy caros aparte de destructivos y pueblerinos o badocos.

  2. Ortega iluminó las ideas de España, a la que conocía profundamente. Apoyó la República en sus inicios, y no tenía nada de sospechoso de derechista en su modelo económico y social. De verdad, recomendaría al PSC y al PSOE su lectura, para que en su extravío, se centren, y no caigan de nuevo en una huida hacia delante, como fue el último Estatut, pues el Federalismo, nadie lo pide en España (mirar las encuestas), ni un país como el nuestro, que desde hace siglos tiene una soberanía única basada en todo pueblo, necesita dar marcha atrás en la historia para refundarse sobre la base de 17 soberanías.

    Señores del PSC y del PSOE, les deseamos que alguien les rescate, pues llevan perdidos varios años, que mejor que sea Ortega quien les ayude a encontrar el camino.

  3. Recomiendo ver en youtube la conferencia de Gustavo Bueno Sanchez EL MITO DEL FEDERALISMO,no tiene desperdicio.

  4. busco decomo y no encuentro, iluminame, quiero saber. gracias.

  5. El actual Estado de las autonomías ya es, de facto, un estado federal. La autonomia de Cataluña tiene más competencias que la mayoría de los lander alemanes. El autentico autonomismo, del que habla Ortega, es muy parecido a la propuesta regionalista de Cambó: las autonomías deberían estar para administrar, no para legislar. Autonomía no es soberanía. De todos modos, en la practica, en la mayoría de los estados federales realmente existentes (Alemania, Estados Unidos) nadie discute la existencia de una única nación ni de una única soberania.

  6. La oferta Federal del PSOE no se le ocurre ni al que asó la manteca, ni en las formas, ni en el fondo.

    Las formas; esto es, presentar una propuesta urbi el orbi sin haber comprobado previamente si puede ser un camino aceptable para quien la tiene que aceptar, -los independentistas-, nos dice claramente que estamos ante una propuesta en clave interna para intentar capear los problemas domésticos con el PSC, e ir tirando. Y de paso intentar presentar al PP como el partido del inmovilismo y la cerrazón. Tras haber sacado al Genio de la lámpara, como hizo el Sr Zapatero, sus herederos no tienen otra feliz idea para que vuelva dentro de la lámpara que ofrecerles ser un Estado, tener competencias blindadas en educación y cultura, y representación internacional para Cataluña al mismo nivel que los representantes del Estado. ¡ Son unos negociadores formidables!. Vale, estupendo, piensa el Genio de Mas, contoneandose alrededor de la lámpara, vamos por el buen camino, ya que están tan dispuestos estos chicos del PSOE, que sigan poniendo encima de la mesa, que ya diremos basta.

    El fondo. No solo lo dijo Ortega sino la mayoría de las Cortes que en 1931 “cepillaron” el Estatuto de Nuria, Al igual que con el Estatuto Maragall-Zapatero, el borrador elaborado en Nuria partía del Estado catalán y su derecho de autodeterminación, establecía la lengua catalana como la única oficial, y se atribuía capacidad legislativa en exclusiva sobre la enseñanza.

    Tras su paso por las Cortes, lo del Estado catalán quedó en región, las dos lenguas serían oficiales siendo obligatorio el estudio del castellano, y su utilización también como vehicular en todos los centros de instrucción. Para dejarlo bien claro, el Estado ejercería la suprema inspección de la enseñanza en todo el territorio de la República.

    En el Estatuto de la transición, se concedió en educación y lenguas, lo que la República no dió, y como ha quedado demostrado no ha valido para nada, más bien todo lo contrario, ha servido para adoctrinar a varias generaciones de escolares en una falsa historia de España contra Cataluña.

    Solo queda lo del Estado catalán, y lo ofrece el PSOE creyendo que con eso se soluciona el problema.

    Se equivocan. Aceptarían con disgusto, simulando un desgarro fingido y aparentando que quedas en deuda con ellos, pero no se solucionaría nada. Seguirían dando la matraca ahora con munición de mucho más calibre. Porque como dejó escrito Amadeu Hurtado en sus memorias; “…los partidos que gobiernan Cataluña prefieren la contrariedad al éxito, como alimento seguro de una protesta más”

    Salud

  7. Pero este es el problema de la gente que no ha leído nada ni se ha molestado en interesarse. La historia está ahí, en libros, en vídeos, pero muchos no quieren verla. Tenemos documentales y documentación de sobra para no repetir lo mismo una y otra vez, sin embargo, siempre se acaba repitiendo todo. Grandes escritores, historiadores, filósofos, etcétera, dejaron sus ideas, sus vivencias, sus experiencias, teorías… pero la gran mayoría no aprende, porque no lee ni ve nada. De esto ya se encargan los gobiernos y qué bien les funciona.

    Yo me he molestado muchas veces en buscar información, en comprobar que era cierta. Horas, días o semanas para llegar a la verdad de las cosas, ponerle todo en bandeja a algunos conocidos y decirles, “mira, lee esto que merece la pena” y sin embargo ni se molestan. Les pasas artículos de escritores en los que critican las cosas de hoy en día y tampoco. Eso sí, para estar viendo el programa telebasura de turno, para eso sí tienen tiempo.

    Después se quejan, claro, de todo lo que escuchan. Hasta tienen la osadía de ponerse a criticar y dar opiniones, cómo no, desde el desconocimiento. Peor aún, lo dicen como si llevasen la razón o tuviera que ser así.

    Con el nacionalismo ocurre lo mismo pero agravado. Son el tipo de gente que comento, no se molestan en enterarse de las cosas, porque lleva tiempo. Sin embargo, están dispuestos a creerse lo primero que les digan, con el consiguiente peligro. Al final, se dejan engañar de un modo u otro.

    • ¡Qué bien lo has expuesto Babosita Mimosina! Pero esto que comentas tiene muy difícil solución.

      Muchísimas personas funcionan en sus ideas, pensamientos y valores mediante conceptos preconcebidos. El espíritu crítico forma parte del proceso de aprendizaje y de construcción del pensamiento del ser humano. Pero, muchísimas personas adultas carecen de esa capacidad crítica, debido en parte a la incomodidad intelectual que el espíritu crítico conlleva, siendo rechazado automáticamente por un pensamiento que tienen interiorizado con unos mecanismos conservadores en defensa de las realidades subjetivas que atesoran. Así, cuando su pensamiento detecta cualquier umbral de incertidumbre que le pueda suponer una cierta incomodidad o que le obligue a reflexionar y recomponer sus ideas preconcebidas, ya sean vitales, ideológicas, espirituales, sociales, políticas,…., su primera reacción inmediata es el rechazo absoluto. Es mucho más cómodo para su mente dar por buena una cultura social premeditadamente anestesiada y dirigida a la autocomplaciencia.

      Ser una persona crítica no es ciertamente cómodo. Como compensación, el espíritu crítico te hace una persona más independiente y más libre. Pero, también cierto es que las ovejas y los borregos no tienen ningún interés en ser libres e independientes. Mientras les den de comer ya les vale.

      Una sociedad democráticamente débil es presa fácil de aquellos que quieren destruirla para imponer su dictadura. Sólo el pueblo puede salvarla. Despierta, Contacta y Movilízate (DECOMO). Te estamos esperando.

    • Es que la calidad de una democracia depende de sus ciudadanos. Hace mucho tiempo tuve un profesor que nos hizo la siguiente reflexión: “no se puede tener una empresa extraordinaria con personas mediocres. Si se quiere tener una empresa extraordinaria, hay que tener personas extraordinarias”. En mi opinión lo mismo pasa con un país. Si la sociedad es mediocre, no esperes que sus líderes sean extraordinarios (si hay alguno, será la excepción, pero no la regla), ni sus instituciones, ….ni la propia democracia. Las personas son las que marcan la diferencia……

  8. Que sabias palabras las pronunciadas por Ortega y Gaset y que luz emite en el caso catalán. Que vuelva la sabiduría y el seny a algunos catalanes!
    Viva España y Viva Cataluña!

Deja un comentario