Lo que dicen en Andalucía del derecho de autodeterminación.

Esto es un cachondeo.

parlamento andalucía

 La Junta de Andalucía se ha entretenido este verano promulgando una ley que dice lo siguiente:

“La presente Ley tiene por objeto establecer un marco normativo adecuado para garantizar el derecho a la autodeterminación de género de las personas que manifiesten una identidad de género distinta a la asignada al nacer” 

(Art. 1.1 de la Ley 2/2014, de 8 de julio, integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía, BOE 9 de agosto).

Así que según el parlamento andaluz (PP+PSOE+IU), los andaluces podrán ejercer su “derecho de autodeterminación” y decidir que su sexo es otro. Con la nueva ley, basta manifestarlo; no es necesario pasar por engorrosas pruebas psicofísicas, cuyo objetivo sólo era ayudar al afectado.

Señores políticos: ¿Hacía falta una ley para decir que al 0,05% de personas que sienten incómodas con su sexo hay que ayudarlas en todos los aspectos para que lleven una vida normal y feliz? ¿No basta con el principio de igualdad ante la ley que rige para todos, o se precisan leyes especiales para cada colectivo? ¿Era necesario todo este aparato ideológico para explicar el Trastorno de la Identidad Sexual (TIS) recogido por el DSM-V?  ¿Es facultad de los políticos afirmar que el TIS no es un trastorno, sino un acto libre de cada sujeto? ¿Es tarea de un parlamento introducir la ideología de género en las leyes y sostener que el sexo no es un dato biológico natural, sino una construcción social libremente modificable según la opinión del sujeto? ¿Es serio que el parlamento andaluz traslade un concepto de Derecho Internacional (derecho de autodeterminación) al ámbito sexual?

Señores políticos: en España ¿se puede ayudar a la gente sin seguir la ideología de turno?

bastoncillo



Categories: Pensando bien

Tags: , , , , ,

9 comentarios

  1. Mi título de Special Colour viene a cuento de “Sevilla tiene un color especial…”

    Y tanto que especial, me cagon’to’lo que se menea… Bueno, ¡Aquí murió el “Ser!
    Que alegría de parlamento por Dios, les faltan los sombreros cordobeses y ya tenemos la Feria de Abril.

    Ya falta un registro y un Ministerio del Amor, en plan “Gran Shurmano” de 1984.

    Siento escribir tantas idioteces, pero es que es mi tierra, y me avergüenzo de ella por esta panda de juraos mal folla*s.

  2. De paso la calidad gramatical legislativa es de cine. Las personas no tenemos género, tenemos sexo. Todos y todas y todos/todas, pertenecemos al genero humano; y dentro de él tenemos sexo masculino, femenino e incluso hermafroditas en raras excepciones. Luego puede ocurrir que una persona de sexo masculino le atraigan las de su mismo sexo, y lo llamamos homosexual. Hay personas que sufren o tienen una identidad sexual (que no identidad de género, hablamos de personas, pertenecientes a su taxón biológico correspondiente) distinta al cuerpo que biológicamente la Naturaleza le ha dado. En cuerpo de hombre se sienten mujer o al revés. Desde luego para ellos es un problema grave, afecta a su psiquismo, e incluso los margina cuando no se encuentran con gente que los trata fatal. El problema es que uno nace autodeterminado. El varón que se siente mujer lo es desde que empieza a tener conocimiento de su individualidad con el paso de los años (con siete meses, va a ser que no hay problema) o viceversa. La ley debería expresar la decisión de ayudar a las personas a disponer de un aspecto lo más próximo a la que sienten como suya. Y no entro en que el Trastorno de Identidad Sexual sea una enfermedad. Así está recogido en el DSM. Pero es que un político primero piensa en el puente y luego mira sí hay río. O se construye un aeropuerto y ya veremos si aterriza alguna vez algún avión, o se hace un AVE, (Zaragoza-Huesca) para cuatro pasajeros al día, hoy felizmente cerrada la vía. Pero es que hablas con un político y aparte de parecer que te perdona la vida, con su docta opinión (cuando sabes que es el más zote de su familia), muchas veces te quedas con la impresión de que sí sabe de lo que está hablando. Me recuerdo un político que se empeñó en querer enseñarme que déficit es lo mismo que deuda. Cuando le dije que se podía tener un año con déficit pero carecer de deudas por superávit anteriores, o tener superávit un año pero acumular deuda por déficits anteriores, mi nulamente letrado contertulio, aceptó que tendría que mirar lo que le habían enseñado en la Escuela de Verano del partido que sea. Para mis adentros pensé que si de paso le enseñaban a leer, algo ganaríamos todos.

  3. Si no hacen nada…para q las empresas se instalen en su comunidad…si castigan a los emprendedores…si no se hace nada por la investigación…pues claro se tiene q legislar…para aparentar q se hace algo…todo teatro puro teatro asi funciona España de norte a sur …
    Es para apretar a correr y no pararse…
    Si fuera joven yo de aquí me iba…

  4. Lo que había que hacer es que cuando alguien es de un sexo en el cual no se reconoce dotarle de derechos y medios médicos suficientes para que la realidad se acerque a sus sentimientos, vamos que la seguridad social pague una operación de cambio de sexo, lo demás es legislar para quedar como un guay pero que está gentexse joda y quee sumida en su incongruencia fisicosexual

  5. ¿No tienen estos señores cosas mas importantes para hacer por la ciudadanía?. Con la que está cayendo en Andalucía con los EREs van y legislan lo legislado. Se merecen, cuando menos, un día de suspensión de empleo y sueldo para reflexionar.

  6. Este andaluz manifiesta que no tenemos leyes ni legisladores; tenemos pleonasmos e imitadores. Que alguien hace una ley, la mía más gorda (la ley). Es lo que pasó con los nuevos Estatutos de Autonomía. A nadie le interesó (sólo el 35% del censo votó en Cataluña), pero sí aquel hace una nueva ley, yo también. Y de mayor calado y por supuesto interviniendo cada vez en el puro ámbito privado. Si alguien se siente homo, heretero o bisexual, no es un asunto de las autoridades públicas. Los homosexuales que me honran con su amistad, profesionales liberales, detestan la constante intromisión de órganos públicos caros e inútiles de “igualdad de oportunidades”, “contra la discriminación”, etc. en sus vidas privadas, para la que piden el mismo derecho a la intimidad que cualquier ciudadano. Uno me dijo que él no era un mono de circo para que la Consejera le expusiera a la vista de la gente; él y su pareja eran simplemente homosexuales que querían su propia vida y no eran ni mejores ni peores que los demás. Por último la diarrea legislativa que padecemos es ya para examinar médicamente a nuestros electos. ¿Cómo es posible que cada autonomía tenga su propia norma de ascensores? Y como esas, muchas. Lo primero que hace cualquiera es tomar la ley del vecino, darle un par de vueltas, modificar, ampliar o excluir algún artículo, y más normas para el Aranzadi, y más locuras para los administrados.

  7. Yo soy más moderno y solidario y autodeterminante (y más andaluz, catalán, palentino…) que tú, no, yo más que tú, no…

  8. Y los votamos (y a muchos de estos tontos dos veces seguidas). Menudos electores somos. Vaya criterio el “pueblo soberano”.

  9. Es que tenemos ESQUIZOIDES en los parlamentos en lugar de los manicomios que es donde deberían curarse y no contagiando al mundo

Deja un comentario