Lo que Rajoy no tiene que hacer.

Si vuelven a dejar a Cataluña a merced del nacionalismo, será la última.

mas indepe

Mucho se habla últimamente de reformas, cambios y “terceras vías”, aprovechando la proclamación de Felipe VI y también a medida que avanza la cuenta atrás hacia el 9 de noviembre y los nervios se hacen más patentes. Desde aquí venimos sosteniendo algo evidente: tenemos un problema y mirar las nubes pasar no suele ser la solución. Hay múltiples vías para mejorar la convivencia de los españoles y ahí caben discrepancias legítimas. No, no somos unos inmovilistas, pero tampoco somos unos aventureros, y menos unos insensatos que para ganar un poco de tiempo condenan a los catalanes a la división y el enfrentamiento.

Los cambios que se nos quieren presentar como el único camino para solucionar el envite separatista pasan por blindar las competencias en materia lingüística y educativa, lo que significaría que estos ámbitos se dejarían en manos de los nacionalistas, sin que los ciudadanos injustamente tratados tuvieran instancia alguna a la que recurrir. Asimismo se daría un trato a la financiación autonómica diferente al actual, más favorable a Cataluña pero manteniendo algún elemento de solidaridad: de este modo las finanzas de la Generalitat serían sustancialmente mejores a las que conseguiría en caso de independencia pero podría mantener el discurso victimista, echando las culpas al gobierno de Madrid siempre que le conviniera tapar su mala gestión.

No negamos que una propuesta de este tipo pudiera desatascar la situación que vamos a vivir en los meses que viene. Pero al insistir y potenciar los factores que han producido el “atasco” lo más probable es que, más pronto de lo que imaginan algunos aprendices de brujo constitucionales, el “atasco” catalán se reproduciría con incluso mayor virulencia. El efecto de una jugada de este tipo sería la consagración de un ámbito de no actuación estatal y una ausencia de control por parte de los tribunales a la actuación legislativa y administrativa de la Generalitat. Los catalanes quedaríamos desamparados, y una vez más los catalanes que defendemos la españolidad de nuestra tierra seríamos “vendidos”.

Estaríamos en un escenario que implicaría aparcar la secesión un tiempo, pero permitiría que la Generalitat continuara, incluso con más fuerza que ahora, en su política de adoctrinar y manipular en contra de España, al tiempo que va creando “estructures d’estat” en Cataluña. Se pospondría momentáneamente la secesión, con una parada o estación intermedia, instaurando un régimen confederal o, si se quiere, bilateral Estado-Cataluña, una fórmula inestable por naturaleza. En definitiva, seguiríamos por el momento perteneciendo a un fantasmagórico Estado pero estaríamos, cada día más, desvinculados de la comunidad política de la que todos los españoles formamos parte.

Una “solución” de este tipo será difícilmente aceptada por unos separatistas cada vez más enardecidos y, en este caso, no nos disgustaremos por ello. Un “pasteleo” que signifique la retirada total de “España” de ésta nuestra tierra, que nos sacrifique dejándonos a merced de los nacionalistas y que les permita seguir en su política de sembrar odio y división entre los catalanes, sería una salida en falso, un pan (poco y duro) para hoy y hambre (atroz, inhumana) para mañana.

Reformas para hacer un país más justo y que funcione mejor, todas las que se quieran; pasteleos para salir del paso cediendo al chantaje y sacrificando a los catalanes, la verdad y la justicia, mejor nos los ahorramos.

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo, Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , ,

16 comentarios

  1. El negro panorama planteado por el artículo es una hipótesis de futuro a corto-medio plazo más que plausible. Que el Gobierno de la nación siga cediendo más y más, con tal de tratar de evitar o retrasar al máximo la consulta es algo que pudiera pasar perfectamente. Y´, lógicamente, coincido en que ello sería fatal para Cataluña, prácticamente su adiós definitivo como parte integrante de España. Ahora bien, una vez más hecho en falta que no se le atribuya ninguna responsabilidad a la Jefatura del Estado si tales hechos sucedieran. Para mí es exactamente al contrario. Dicha Jefatura (tanto la anterior como la recién llegada) sería la máxima responsable del desastre… Y si no sirven ni tan siquiera para preservar la unidad de la nación…para qué tenemos que mantener a dos reyes y dos reinas…Algunos, increiblemente, parecen no darse cuenta de ello.

  2. Creo que está muy claro y obedece a la legalidad internacional:si un territorio de un país que en este caso se llama Cataluña, el país,en este caso España,tiene derecho a defender su integridad por medio de su ejército,cuyo fin primero es defender la unidad de la patria.Yo no se para que tanta saliva,tanto viajé,tanta consulta…Cataluña es España y si hay que defenderla pues se defiende y punto final.

  3. NO HAY QUE CEDER NI UN EURO NI UN CM AL ODIO, FASCISMO Y VORACIDAD DE LOS CATALIBANES

  4. Fe de errata: en mi entrada anterior de las 15:49 hs quise decir “¿Nos resignaremos a vivir algo parecido ‘en’ Cataluña?”

    Hay una frase en particular de ese vídeo, que me llegó mucho. Un artista vasco reflexiona: “Yo salí de la dictadura franquista y entré en la dictadura nacionalista, y no me he enterado de lo que es disfrutar realmente de la libertad, más que la que gano yo a pulso todos los días…”

  5. Para mirar y reflexionar. ¿Nos resignaremos a vivir algo parecido para Cataluña?

  6. A esta entrada le pongo un 10. Mas España y más libertad es lo necesario,conveniente y justo

  7. Si analizamos lo que publican los medios con más influencia, los políticos de los distintos partidos con algún escore hacía la Izquierda, me temo que todo está perdido. Ya no se dice lo que se cree correcto sino aquello que creen que la gente piensa y le va a dar más votos.
    Un pueblo tiene los políticos que se merece.

  8. Despues de esta orgia separatista,deben crearse leyes para impedir su reactivacion,o si no,poco servira el daño de estos extremistas hacen a la sociedad catalana. Pararlos para siempre,sea como sea , o estos seguiran viviendo de la infamia y destruyendo Catalunya

  9. Estoy de acuerdo, una cesión en competencias por parte de España sería nefasto, no hay tercera vía que valga, cada vez que se cede en algo ellos cogen más impulso para volver tiempo después con más fuerza contra España, ya no se puede ceder más, hay que actuar y rápido, ya sé que lo que se tiene que hacer no gusta a nadie y provocará la ira nacionalista pero no hay otro camino, no se puede retrasar más.

    No hay que pactar nada porque con la ley no se pacta, se cumple y punto. Cuando Rajoy o el que le sustituya entienda esto, será el principio del fín del chantaje nacionalista en este país.

    Ultimatum ya!!!!, o desmateláis vuestros chiringuitos y vuestros planes secesionistas o nosotros desmantelamos al gobierno de la Generalitat.

  10. De los políticos actuales con capacidad y responsabilidad de gobierno y con poder ejecutivo real de hacer y decidir, en posesión de los instrumentos de la administración en sus manos, no deberíamos esperar nada bueno. ¿Hemos aprendido algo estos últimos treinta años?
    No se sabe lo que va a hacer Rajoy con el ʺtema catalánʺ. Nosotros y nosotras, las catalanas y catalanes que también nos sentimos y somos españoles, además de catalanes, si sé lo que en mi opinión deberíamos hacer:
    Afrontar el presente en el convencimiento que la hipótesis más desfavorable posible es probable, por lo que debemos estar preparados para cualquier situación, para el escenario más desfavorable.
    Unirnos mucho más si cabe tras un amplio proyecto social, político y económico compartido de mínimos, que desarrolle en Cataluña unos verdaderos principios de justicia social, igualdad, pluralidad y defensa de los derechos individuales y colectivos de las personas.
    Entender que sólo la fuerza conjunta de nuestras convicciones y nuestra participación activa, la de cada persona desde sus posibilidades y su propia idiosincrasia, permitirá reconducir la degradada situación socio política que estamos viviendo en Cataluña y en el resto de España.
    Profundicemos en las posibilidades existentes y arranquemos decididamente. El futuro también es nuestro.

    Una sociedad democráticamente débil es presa fácil de aquellos que quieren destruirla para imponer su dictadura. Sólo el pueblo puede salvarla. Despierta, Contacta y Movilízate (DECOMO). Te estamos esperando.

  11. Parece evidente que la solución federal no es válida sin lealtad constitucional a cambio. De hecho, ese paso intermedio a la independencia parece el objetivo pragmático de la ofensiva nacionalista: concierto económico e independencia judicial y legislativa sin casi efectos perversos, y sin solidaridad interterritorial, por supuesto. Es decir, pagarles para que no se vayan, el mecanismo secuestro pero a la inversa. Entonces, ¿qué hacer? Sinceramente, no veo soluciones al dilema, cuando hasta las mayorías no nacionalistas se abrazan al federalismo como a un clavo ardiendo.

  12. más sentido común en un post, imposible
    gracias

  13. Hay hechos objetivos. desde que se aprobó la Constitución los sucesivos gobiernos de España, socialistas o populares ya sea por necesidades de apoyos, por dejación o ingenuidad han ido cediendo competencias a los nacionalismos periféricos, y esa estrategia se ha demostrado errónea porque cuando no hay lealtad institucional todo pacto es papel mojado, tan es así que ahora los independentistas plantean un desafío en toda regla al Estado. Bien, dado que las cesiones se han demostrado ineficaces para satisfacer las ansias ilimitadas de poder de los nacionalistas desleales, es momento de plantarse y jugar fuerte, de iniciar un proceso inverso al seguido hasta ahora. Nada de cesiones, nada de pactos con Mas, político al que el Gobierno de Rajoy debe dar por amortizado, que retiren la fecha de referéndum o no hay nada de que hablar. Mantenerse firmes en esa posición porque los independentistas con Mas al frente han llegado demasiado lejos y la Ley y no sólo la Ley, está de parte del Gobierno.

  14. Lo han clavado. No hay nada que negociar . Sólo aplicar la ley , votada por los catalanes . LOS CATALANES NO ESTAMOS POR ENCIMA DE LAS LEYES.

  15. Bravo. En la diana. Así es. Ceder ahora es la crónica de una derrota futura irremisible.

Deja un comentario