¿Cataluña perdió la guerra del 36? Martí de Riquer y su pipa lo desmienten.

Martí de Riquer luchó en el bando nacional con el Tercio de Requetés de Nuestra Señora de Montserrat.

riquer

Nunca se avergonzó de ello. El teniente Molinet recoge una simpática anécdota en sus memorias, en la entrada del 15 de agosto.

A un gran requeté, Martín de Riquer Morera, escritor, filósofo y humanista, le ocurrió lo siguiente: en uno de sus desplazamientos por los parapetos ejerciendo su puesto de practicante y como ayudante del doctor, se jugó el tipo al querer ayudar a sus camaradas heridos y tuvo que hacer muchas veces el ‘cuerpo a tierra’ para no ser alcanzado. No tuvo ninguna herida, pero su pipa, su amiga, la que le causaba tanto placer y compañía, en uno de los ‘cuerpo a tierra’ se rompió. Al encontrarse de descanso, se decidió a escribir a un amigo, pidiéndole una nueva pipa. Le mandó una postal con el siguiente texto: ‘Perdida pipa campo de batalla. Urge sustitución’. Al día siguiente, el cabo Cartera le devolvió la postal tachada con lápiz rojo, porque la censura militar no la había dejado cursar”.

Martí de Riquer murió el pasado 17 de septiembre, a los 99 años. Era miembro del consejo privado del Rey, catedrático de Literatura, miembro de la Real Academia Española, presidente de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona, y quizás el mejor cervantista del mundo. Un catalán. Jamás creyó que Cataluña perdió la guerra, porque él era catalán y la ganó. Jamás consideró incompatible ser catalán y español.

Hombre de seny.

dolca2



Categories: Catalanes universales, Historia

Tags: , , , , , ,

3 comentarios

  1. Sale el sol por los montes de Teruel y el capitán les dice a los Requetés preparad correaje y armamento que aquellas trincheras rojas pronto nuestras van a ser.
    Esta pegadiza canción me cantaban de pequeño cuando estaba enfermo y no podía ir al colegio, la nintendo todavía no había llegado.
    DEP

  2. MARTIN DE RIQUER MORERA,
    buen catalán y español,
    cristiano de buen crisol,
    huyó de la impía hoguera
    hacia la Fe verdadera.
    El yunque de su saber
    en el aula y en campaña,,
    con Cervantes, le dió a España
    la gloria de conocer
    su más puro amanecer.

Deja un comentario