Pase y vea cómo el 80% de las tiendas de campaña que bloquean la Gran Vía están vacías

Nacionalisme, comunisme, okupes i mentides: un passeig aquest matí per les txaboles llazis.

El pasado 18 de octubre el “Tsunami” lazi le hizo esto a la Gran Vía de Barcelona, entre Aribau y Balmes, durante la Semana de Odio nacionalista:

Gran Vía / Aribau

Gran Vía / Plaza Universidad

Gran Vía / Balmes

Sembla que els “estudiants” nacionalistes no volen estudiar gaire aquest any, y se han ido al mismo lugar para bloquear la Gran Vía y convertirla en una colonia de chabolas a su paso por la Universidad de Barcelona. Esta mañana había unas 250 tiendas de campaña ocupando la plaza Universidad, la Gran Vía y parte de la Ronda San Antonio. De la Guàrdia Urbana de n’Ada Colau ni rastre, és clar, que tenen ordres de no tocar a los nacionalistas aunque éstos toquen las narices a los barceloneses. Así se veía el bloqueo desde la calle Pelayo:

Pues bien, nos acercamos a la primera tienda, la que abre la ocupación: ni esterillas, ni cojines, ni material de cocina, ni ropa… No hay nadie, está vacía:

Nos paseamos entre las chabolas lazis: el 80-85% están cerradas a las 12:30 del mediodía y no hay nadie junto a ellas. Los pocos que pululan entre las tiendas son curiosos, jubilados o escasísimos lazis que han dormido allí. ¿Dónde están todos? Sencillamente no están porque no han estado nunca. “La generació 14-O” son varias decenas de niñatos que bajan de Sarriá o Gracia para jugar a la revolución de chichinabo:

Bé, alguns sí que hi són. Los que se han ido de casa de papi con el iPhone para jugar a hacerse tatus o raparse estilo años 70:

Su ideología de nacionalismo sóviet está muy clara:

I evidentment són gentdepau que només demana “Mort al Borbó” embrutant el terra de tots:

Esto es lo que hay en Gran Vía en un día festivo. 250 tiendas. El 80-85% vacías. Gente muy rara, fanática y de ideologías violentas. Ellos tienen derecho a bloquear la Gran Vía de Barcelona, pero si ud. aparca un rato en 2ª fila, la Colau se le lleva el coche y debe pagarle una multa estratosférica.

Benvinguts a la reichpública, donde los poderosos y sus amiguetes están por encima de la ley, i els catalans senzills els hi paguem la festa.

Dolça i txabolista Catalunya…

 

A %d blogueros les gusta esto: