Cataluña vuelve a ser la locomotora de España